Vive INE una fiesta democrática con integrantes del Parlamento de las Niñas y los Niños de México

El Instituto Nacional Electoral (INE) vivió hoy una fiesta democrática infantil, al ser anfitrión del Encuentro Nacional del 12° Parlamento de las Niñas y los Niños de México, cuyos 300 integrantes fueron electos este año representativamente en cada uno de los 300 distritos electorales del país.

En la explanada de las oficinas centrales del INE, las niñas y niños parlamentarios —quienes representan a aproximadamente 25 millones de niñas y niños del país— tuvieron la oportunidad de expresar sus ideas y opiniones en torno de diversos temas, como la política y el medio ambiente. 

En medio de la algarabía, gritos entusiasmados por participar y los brazos levantados, parlamentarias y parlamentarios exteriorizaron sus propuestas de un México mejor, con base en sus derechos fundamentales y en favor de la igualdad de género y paridad.

Con reglas claras de participación, como levantar la mano, respetar el tiempo en el uso de la voz y no repetir ideas ya planteadas, las y los parlamentarios infantiles hablaron también de la violencia hacia las niñas y los niños y expresaron su preocupación por el medio ambiente. Además de respetar el voto libre y transparente.

Durante el evento, la Consejera del INE Rita Bell López, pasó el micrófono para que opinaran acerca de la política, y les refirió que también tienen derecho a postularse para ser candidatas o candidatos. Los invitó a seguir participando desde donde quieran “y su corazón les diga que deben participar, e inviten a las demás personas también a involucrarse, porque, en efecto, todas y todos podemos hacer un país mucho mejor, más participativo”.

Incluso, les planteó que, a su generación “probablemente le toque hacer voto electrónico; también. ¿Les gustaría votar desde su casa, con un dedo nada más?, les preguntó, a lo que, al unísono, todas y todos respondieron: “¡Sí!”.

El encuentro contó con la presencia de las diputadas Ana Lilia Herrera y Corina Villegas Guarneros, Presidenta y Secretaria de la Comisión de Derechos de la Niñez y Adolescencia, respectivamente, quienes interactuaron también con las parlamentarias y parlamentarios y les plantearon que sus voces y opiniones serán de gran utilidad para legislar.

Del mismo modo, escucharon un videomensaje de la legisladora Josefina Vázquez Mota, presidenta de la Comisión de Derechos de la Niñez y de la Adolescencia del Senado de la República.

La fiesta democrática infantil en el INE fue amenizada por los cuentacuentos Marcela Romero y Nacho Casas, quienes desde el principio fomentaron la abierta y libre participación de las parlamentarias y parlamentarios.

Al final de la dinámica de interactuación, María José Ferrusca Rangel, de Querétaro, y Edgar Fernando Rodríguez Arredondo, de Sinaloa, presidenta y vicepresidente del parlamento, manifestaron sus deseos de que las ideas, opiniones y propuestas de todas ellas y ellos sean escuchadas, a fin de que se garanticen mejores condiciones de vida para la niñez, como el respeto a la cadena alimenticia y el cuidado de la megadiversidad de México.

Como parte de las actividades de las parlamentarias y parlamentarios se incluyó una visita al Salón de Sesiones del Consejo General del INE y la toma de la fotografía oficial, con fondo del edificio principal del Instituto.

En la actividad infantil participaron Miguel Ángel Patiño, Encargado del Despacho de la Secretaría Ejecutiva y Roberto Heycher Cardiel Soto, Director Ejecutivo de Capacitación Electoral y Educación Cívica, del INE, así como María Constanza Tort San Román, Encargada del Despacho de la Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA).

Cabe recordar que el Parlamento de las Niñas y los Niños de México tiene como objetivo que las infancias ejerzan su derecho a la participación, fortaleciendo de esta manera la cultura democrática y creando condiciones para incidir en su entorno mediante sus propuestas y recomendaciones, las cuales surgen desde la manera en que perciben, pero, sobre todo, en cómo viven su entorno.