INPer desarrolla estudio sobre causas de sobrepeso y obesidad en mujeres embarazadas

La nutrición inadecuada y las enfermedades metabólicas en mujeres embarazadas aumentan el riesgo de complicaciones como preeclampsia, diabetes mellitus gestacional, menor crecimiento fetal, acumulación de grasa y alteración en el neurodesarrollo de las y los niños durante los primeros años de vida, refieren resultados del protocolo Obeso.

El protocolo Obeso (Origen bioquímico y epigenético del sobrepeso y obesidad), inició hace siete años por especialistas del Instituto Nacional de Perinatología “Dr. Isidro Espinosa de los Reyes” (INPer), tiempo durante el cual han dado seguimiento a 500 embarazadas y a sus hijas e hijos.

En entrevista, la directora de Investigación del INPer, Guadalupe Estrada Gutiérrez, líder del proyecto, aseguró que es el primer programa en México a través del cual se brinda monitoreo médico, nutricio y psicológico para estudiar los factores ambientales, nutricionales y clínicos que influyen en el desarrollo de enfermedades metabólicas, complicaciones perinatales, sobrepeso y obesidad en las madres y en sus hijas e hijos, desde el inicio del embarazo hasta los cinco años de edad.

Destacó que en el protocolo participa un equipo multidisciplinario conformado por 25 personas expertas, entre investigadores, especialistas y estudiantes, y financiado por el INPer y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Las mujeres fueron incluidas desde su primer trimestre de embarazo. Se les tomó muestras de sangre y medidas del músculo, hueso y tejido adiposo. Asimismo, se revisó su estado nutricional y realizó ultrasonido, perfil metabólico, glucosa, lípidos, y marcadores de daño celular. De las 500 embarazadas, 62 por ciento presentó sobrepeso u obesidad.

Indicó que durante la primera fase de este proyecto se generó evidencia científica sobre los factores de riesgo de desarrollar complicaciones perinatales. Se encontró que el tabaquismo, mala nutrición, exposición a químicos ambientales y contaminación aumentan en la persona recién nacida el riesgo de padecer enfermedades metabólicas y cardiovasculares en la niñez, adolescencia y vida adulta. No obstante, la actividad física y buena nutrición ayudan a que esos padecimientos se presenten tardíamente o nunca se desarrollen.

También se encontró que el estado nutricio materno y daño celular provocado por el sobrepeso y la obesidad predicen el tamaño de la persona recién nacida.

La directora de Investigación del INPer detalló que las mujeres que inician el embarazo con peso normal y ganan más kilos de lo recomendado, pueden desarrollar enfermedades cardio-metabólicas en edades tempranas. En este segmento se encontraron niveles más bajos de la hormona que regula la glucosa y ácidos grasos llamada adiponectina.

Detalló que el estudio también mostró que las hijas e hijos de mujeres con sobrepeso u obesidad durante el embarazo nacen con mayor porcentaje de grasa corporal, conforme a los resultados de ultrasonido fetal y las mediciones que se realizaron en las personas recién nacidas. Esto podría sugerir que son más propensos a tener sobrepeso y obesidad, aun cuando se consideran normales en tamaño y en peso al nacer.

De igual forma, hubo alta prevalencia de deficiencia de vitamina D en las embarazadas, debido probablemente a que las dosis prescritas no son suficientes. Esta deficiencia también está relacionada con complicaciones al final del embarazo.

La investigadora concluyó que este proyecto sin precedente en nuestro país, recolectó además información relevante sobre nutrición temprana, lactancia materna, alimentación complementaria y neurodesarrollo.

En este contexto, informó que se espera que los resultados permitan generar una guía de práctica clínica y posteriormente una propuesta de Norma Oficial Mexicana de atención a mujeres embarazadas con obesidad y sobrepeso, que brinde seguimiento a niños y niñas desde el nacimiento y durante sus primeros años de vida.

La investigadora destacó que este estudio será presentado durante la 36 Reunión Anual del instituto, titulada “Vínculos internacionales y fortalecimiento del INPer”, el evento académico más importante del año, a celebrarse del 18 al 21 de abril.