Uso indebido de Clonazepam puede causar diversos daños a la salud, incluso la muerte

El consumo de Clonazepam sin prescripción médica puede generar somnolencia profunda y estado de coma que inhibe o interrumpe el proceso respiratorio y, en consecuencia, la muerte, en tanto que en dosis moderadas puede generar adicción, alertó el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez.

En El Pulso de la Salud durante la conferencia de prensa matutina que encabezó el presidente Andrés Manuel López Obrador, y ante el secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud informó que el riesgo de daños a la salud por el consumo del medicamento Clonazepam incrementa cuando se combina con otras sustancias psicoactivas como el alcohol o fármacos que producen sueño.

López-Gatell Ramírez añadió que este medicamento se usa, sobre todo, para el tratamiento de convulsiones o ataques de pánico. Hasta el momento el sistema de información básico en salud registra 45 casos, de los cuales cinco o seis ocurrieron en escuelas, el resto fue en domicilios, fuera del horario escolar, en personas de 10 a 19 años.

Recomendó a madres y padres y personas cuidadoras que, ante un caso de uso indebido de clonazepam, se debe llevar de inmediato a la niña, niño o joven al servicio de urgencias.

Precisó que el reto “El que se duerme al último, gana” consiste en estar despierto el mayor tiempo posible después del consumo de clonazepam. Está documentado que se ha practicado durante años; sin embargo, en la actualidad el uso de las redes sociodigitales permiten difundir esta confronta entre jóvenes y los daños que ocasiona.

“Que esté disponible en las manos de la juventud habla de un uso abusivo, ya sea que se lo recetaron a alguien en la familia y está en la casa, y de ahí lo toman o incluso que hay una violación a la Ley General de Salud por parte de quien lo pone a disposición, a la venta en farmacias o en otro sitio.”

Pandemia de COVID-19

A su vez, el secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela, informó que la pandemia COVID-19 registra varias semanas de descenso y al cierre de la sexta jornada de 2023 mantiene la disminución.

Al respecto, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud detalló que en la semana epidemiológica número seis de 2023, del 5 al 11 de febrero se registró promedio diario de mil 768 contagios y dos defunciones por el virus SARS-CoV-2.

Indicó que la sexta ola fue sustancialmente menor que la quinta y las que precedieron, debido al efecto protector de las vacunas y porque las variantes y subvariantes de ómicron son menos virulentas, menos agresivas, menos letales y causan menos enfermedad grave.

La ocupación hospitalaria llegó apenas a ocho por ciento. La tendencia es a la reducción del uso de camas generales que se ubica en cinco por ciento, y de camas con equipo de terapia intensiva que está en dos por ciento.

En cuanto a la cobertura de vacunación, 84 por ciento de la población de cinco años en adelante está vacunada; 91 por ciento de personas de 18 años en adelante; 64 por ciento de adolescentes de 12 a 17 años, y 61 por ciento de niños y niñas de cinco a 11 años.

Plan de Salud IMSS-Bienestar

El director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo Aburto, informó que 610 médicos especialistas cubanos están distribuidos en 12 estados y laboran en 83 hospitales operados por el Plan de Salud IMSS-Bienestar; pertenecen a especialidades de alta demanda, en algunos lugares de difícil cobertura por primera vez hay atención permanente.

Durante la conferencia de prensa que encabezó el presidente Andrés Manuel López Obrador, en Palacio Nacional, Zoé Robledo detalló que 93 de ellos atienden en Nayarit, 88 en Tlaxcala, 88 en Colima, 47 en Baja California Sur, 58 en Sonora, 58 en Campeche, 29 en Guerrero, 19 en Veracruz, 28 en Michoacán, 15 en Morelos, 72 en Oaxaca y 15 en Zacatecas,

Explicó que se cuenta con 122 internistas, 81 pediatras, 68 cirujanos, 48 médicos familiares, 31 oftalmólogos, 23 nefrólogos, 21 intensivistas, 20 imagenólogos, 17 cardiólogos, 17 otorrinolaringólogos, 15 geriatras, 13 gastroenterólogos, 11 neurólogos, 11 oncólogos, 11 ortopedistas, 11 psiquiatras, 10 alergólogos, 9 anestesiólogos, 9 de medicina interna y gineco obstetras, entre otras.

Por otra parte, el director general del Seguro Social informó que el 23 de enero inició el levantamiento diagnóstico de campo en Tamaulipas, donde se han visitado 334 de las 354 unidades de primer nivel, así como hospitales, incluidos los de alta especialidad.

Dijo que, en Chiapas, el 6 de febrero comenzó el levantamiento en 255 de mil 707 unidades de primer nivel de atención que hay en la entidad, y 29 de 73 hospitales.

Asimismo, reportó que el 13 de febrero inició el levantamiento en dos estados más que se van a incorporar a IMSS-Bienestar: Baja California y Tabasco, además de que terminaron los diagnósticos en Hidalgo y Quintana Roo.