Dona la UAM 8 mil 800 libros y publicaciones al Colegio de Bachilleres

 La Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) donó al Colegio de Bachilleres (Colbach) ocho mil 800 libros y publicaciones que estarán a disposición de más de 90 mil alumnos y alumnas que cursan sus estudios de educación media superior en dicha institución.

En la ceremonia protocolaria celebrada en la Rectoría General de la UAM, el doctor José Antonio De los Reyes Heredia, rector general de la Casa abierta al tiempo, sostuvo que la visita del Colegio de Bachilleres es particularmente significativa para la Universidad “por la trascendencia de muchos de sus egresados, que se convierten en parte de nuestra comunidad”.

El libro como núcleo del conocimiento en su versión en papel “muy querida por muchos”, pero también actualizada en su formato digital, “nos ha obligado a repensarnos, y el corazón de nuestras instalaciones, que suelen ser las bibliotecas –en la medida que va avanzando el saber– adquieren una dimensión por demás relevante”.

El Colegio de Bachilleres, nacido apenas tres meses antes que la UAM, es reconocido como una de las escuelas de educación media superior más importante del país y es natural que la relación formal entre las dos instituciones cumpla 31 años con colaboraciones de apoyo mutuo, que han buscado potenciar las capacidades de ambas partes.

La donación de más de ocho mil 800 ejemplares, de 321 títulos de libros y publicaciones –realizada por la División de Ciencias Sociales y Humanidades, de la Unidad Azcapotzalco, y la Dirección de Publicaciones y Promoción Editorial de la Coordinación General de Difusión– busca fortalecer esta alianza, en beneficio de un estudiantado de más de 90 mil, en los 20 planteles que el Colbach tiene distribuidos en la zona metropolitana del Valle de México.

Por ello, este acto debe entenderse como una iniciativa solidaria, de reencuentro y resiliencia entre instituciones hermanas, señaló el doctor De los Reyes Heredia.

Los últimos tres años, recordó, han sido difíciles para las personas y para las asociaciones, “lo que nos ha obligado a repensarnos como colectividad, para replantear los entornos con equidad, inclusión, respeto a la diversidad y perspectiva humana”. Dicha experiencia también “nos ha otorgado importantes lecciones, como valorar la cooperación entre las casas de estudio”, consideró.

El maestro Víctor Sánchez González, director general del Colbach, expresó que la donación de un libro, acto que quita el valor comercial y lo deja solo con su costo intrínseco de portador de cultura, es, por ese hecho, un acto de grandeza educativa y de rebeldía.

“Nos llevamos material para los más de 90 mil alumnos y alumnas del Colegio, jóvenes que pretendemos participen de manera activa en un mundo en constante cambio; que día con día, al tomar sus clases –en las aulas, los laboratorios y los talleres de materias humanísticas, científicas y artísticas– abordan la comprensión lectora y sus habilidades de lectoescritura en condiciones cada vez menos favorables para la consulta en soportes analógicos, pues compiten con los digitales, que son omnipresentes.

Sánchez González dijo estar seguro de que estos materiales serán de apoyo en los planteles “para quienes conducen el proceso de enseñanza-aprendizaje hacia la ruta que nuestras instancias educativas propician, que es mantener la vida, agregando valores y herramientas para ser mejores ciudadanos y personas, y continuar la trayectoria personal del futuro que esperan”.

Esta no es la primera vez que el Colegio agradece las portaciones que la Casa abierta al tiempo le hace, pues hace apenas seis meses, en la Unidad Iztapalapa se llevó a cabo “un muy valioso seminario de actualización para nuestros profesores de Filosofía”.

Además, comentó que uno de cada cinco docentes del Colbach (22.2 por ciento) es egresado de la UAM, por lo que “sobran razones para hacer votos por que este acercamiento genere nuevos proyectos y resultados que beneficien a ambas instituciones, que fueron concebidas para dar futuro promisorio a la sociedad mexicana”.

En la ceremonia estuvieron, entre otros, el maestro Rodrigo Serrano Vásquez y el doctor Joaquín Flores Méndez, abogado general y coordinador general para el Fortalecimiento Académico y Vinculación de la Universidad; la doctora Freja Ininna Cervantes Becerril, directora de Publicaciones y Promoción Editorial, y el doctor Jesús Manuel Ramos García, director de la División de Ciencias Sociales y Humanidades de la Unidad Azcapotzalco, así como representantes de los rectores de las unidades académicas de la UAM.

Por el Colegio de Bachilleres asistieron la maestra Silvia Alejandra Guzmán Saldaña, secretaria general del Colegio; el maestro Roberto Carlos Carvajal, titular de la Unidad de Administración y Finanzas, y el licenciado David Zamora Díaz, jefe del Departamento de Bibliotecas y Salas de cómputo, entre otros.