Aumentan hospitalizaciones y defunciones por Covid-19, informa Hugo López-Gatell

La pandemia de Covid-19 lleva 12 semanas consecutivas al alza; sin embargo, la vacunación ha contribuido a que la enfermedad sea menos grave, apuntó el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez.

En la conferencia de prensa matutina que encabezó el presidente Andrés Manuel López Obrador y ante el secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela, el subsecretario López-Gatell destacó que debido a la protección que brindan las vacunas, el aumento de las hospitalizaciones y defunciones es leve.

La ocupación hospitalaria de camas generales es de ocho por ciento y en terapia intensiva de tres por ciento; las defunciones “son prácticamente mínimas” en comparación con las olas previas, detalló.

Informó que la vacuna Patria está en fase III, que corresponde al ensayo clínico. Ha sido más despacio debido a que en esta ola hay pocos casos de la enfermedad. A esta situación se suma el éxito de haber vacunado a 87 por ciento de la población mexicana.

En ese contexto, detalló, se decidió que Patria, cuya presentación es inyectable y nasal, sea una vacuna de reforzamiento, y se prevé que en las siguientes semanas se complete la muestra del estudio para pasar a la fase analítica de los resultados y con ello la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) definirá si se autoriza su registro para uso de emergencia.

El subsecretario López-Gatell Ramírez explicó que Patria es un proyecto impulsado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), como muestra de la capacidad de desarrollar productos de protección a la salud recuperando la soberanía, y es uno de los biológicos más estables desarrollados en el mundo con todas las fases de elaboración.

Sobre el nuevo Reglamento de la Ley General para el Control del Tabaco, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, dijo que aun cuando quienes distribuyen y venden cigarros no están de acuerdo con las disposiciones, se deben tomar medidas para proteger la vida de las personas. Asimismo, resaltó que las organizaciones internacionales hacen llamados porque tienen contratos millonarios, pero primero está la salud de las personas por encima de cualquier contrato.

El director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo Aburto, señaló que al cierre de 2022 el Plan de Salud IMSS-Bienestar llegó a 21.8 millones de personas en los nueve estados incorporados, con lo que alcanzó 33.3 por ciento de la meta de 65.6 millones; para 2023 el objetivo es cubrir Baja California, Ciudad de México, Chiapas, Hidalgo, Michoacán, Morelos, Oaxaca, San Luis Potosí, Tabasco, Tamaulipas, Quintana Roo y Zacatecas.

Destacó que están en conversaciones con los mandatarios estatales de Puebla y Aguascalientes; respecto a Coahuila y Estado de México, que están en proceso electoral, esperarán el cambio de administración para plantear la federalización. Las entidades que optaron por no incorporarse son: Durango, Yucatán, Chihuahua, Jalisco, Nuevo León, Guanajuato y Querétaro, a quienes se transferirán sus participaciones por ley.

El director general del IMSS reportó que el próximo 27 de enero llegan 124 especialistas de Cuba. Con ello concluye la primera etapa del programa que suma 610 profesionales: 123 de medicina interna, 81 de pediatría, 64 de cirugía general, 48 de medicina familiar, 30 de oftalmología, 23 de nefrología, 22 de medicina intensiva y 219 de otras especialidades.

Sobre la convocatoria que inició el 3 de enero y concluye hoy a las 12:00 de la noche, el titular del IMSS señaló que se han recibido 18 mil 483 solicitudes para medicina general y personal de enfermería, quienes laborarán en Nayarit, Tlaxcala, Baja California Sur, Sonora y Campeche, en los turnos que las unidades de primer nivel y algunos hospitales no cubrían.

Por otra parte, indicó que respecto al proceso que se lanzó en diciembre con el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) para la compra de equipo médico en 10 estados, se ejercieron dos mil 92 millones de pesos para adquirir 34 mil 883 piezas de equipo, como camas clínicas hospitalarias, carros rojos y monitores de signos vitales, que fueron destinados a Baja California Sur, Campeche, Guerrero, Michoacán, Morelos, Oaxaca, San Luis Potosí, Sinaloa, Veracruz y Zacatecas.