Detienen a Ovidio Guzmán, confirma Sedena; lo trasladan al penal del Altiplano

En el marco de la Estrategia Nacional de Seguridad Pública y la política Cero Impunidad del Gobierno federal, este jueves 5 de enero, fuerzas federales detuvieron a Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín “N”, alias “El Chapo Guzmán”, en Culiacán, Sinaloa.

El operativo fue ejecutado de manera estratégica, mediante el uso de inteligencia operativa para evitar afectaciones a la población y actuar con la máxima eficacia, confirmaron en la conferencia de prensa conjunta ofrecida por de la secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Rosa Icela Rodríguez; el secretario de la Defensa Nacional (SEDENA), Luis Cresencio Sandoval; y el secretario de Marina (SEMAR), Rafael Ojeda Durán.

La coordinadora del Gabinete Nacional de Seguridad resaltó que desde el Gobierno de México se trabaja diariamente para pacificar al país; lo hace con planeación y organización.

La funcionaria federal les dijo a los habitantes de Sinaloa que las instituciones actúan de manera permanente en su favor, siempre con respeto irrestricto a los derechos humanos y respeto a la ley.

“Refrendamos nuestra convicción de trabajar, porque haya Cero Impunidad, que tengamos muy claro que el camino para hacer frente a la inseguridad es Cero Corrupción. Esa es la manera de alcanzar la paz”, enfatizó.

El titular de la SEDENA, Luis Cresencio Sandoval señaló que en las acciones estratégicas participaron elementos del Ejército Mexicano y Guardia Nacional (GN), en coordinación con el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), la Fiscalía General de la República (FGR), así como la Secretaría de Seguridad Pública de Sinaloa.

Indicó que durante seis meses se realizaron trabajos de reconocimiento y vigilancia en el área de influencia de “Los Menores”, grupo criminal afín al Cártel del Pacífico, y el cual lideraba Ovidio “N”.

Detalló que personal de la GN, con apoyo a distancia del Ejército Mexicano, detectó a varias personas a bordo de camionetas tipo pickup, algunas con blindaje artesanal, característico de las organizaciones criminales, por lo que se coordinaron con la Novena Zona Militar, en Culiacán.

Se estableció un cerco perimetral sobre los vehículos sospechosos, se persuadió a las personas a descender de los autos; sin embargo éstos agredieron al personal, quienes actuaron de conformidad con lo establecido en la Ley Nacional del Uso de la Fuerza.

Después de controlar la agresión directa en contra de las fuerzas de seguridad, se identificó a Ovidio “N”.

Posterior a la aprehensión, células delincuenciales realizaron 19 bloqueos y agresiones en Culiacán, entre las que destaca el Aeropuerto Internacional y la Base Aérea Militar Número 10.

El secretario señaló que Ovidio fue trasladado a la Ciudad de México, a las instalaciones de la Fiscalía Especializada en Materia de Delincuencia Organizada (FEMDO) para ser puesto a disposición del agente del Ministerio Público federal y determinar su situación jurídica.

“Estas actividades se llevaron a cabo con estricto apego al Estado de Derecho y con pleno respeto a los derechos humanos”, dijo.

Alrededor de las 17:00 horas, elementos de la Fiscalía General de la República trasladaron a Ovidio al penal del Altiplano. Como estrategia, las autoridades enviaron un convoy por tierra y, unos minutos más tarde, un helicóptero, sin informar en cuál de ellos, trasladaron al presunto delincuente. Sólo trascendió que llegó al penal de alta seguridad alrededor de las 18:00 horas.

Mientras tanto, en redes sociales, se difundieron las primeras fotografías del «Chapito Guzmán»,

Por su parte, autoridades de Sinaloa informaron que se registraron 19 bloqueos e incendios provocados por presuntos delincuentes, tras la detención de Guzmán, los cuales fueron retirados alrededor de las 18:00 horas; hubo, al menos, 27 personas heridas y tres elementos de seguridad muertos.