Acción Nacional condena la fallida estrategia de seguridad ante los hechos violentos en Sinaloa

En un comunicado conjunto, el Comité Ejecutivo Nacional y el Comité Directivo Estatal de Sinaloa lamentaron el miedo y los daños que tuvieron que enfrentar los habitantes del estado, ante el operativo del Ejército mexicano y la Marina, para capturar al hijo de Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, cuando fue gracias a su liberación en octubre de 2019, que se desató más la violencia en el país.

Hacemos un llamado urgente a preservar la seguridad física de la población. En tal sentido, encomiamos la comunicación de las autoridades con la población civil. 

“Este es el resultado de la política de abrazos a los criminales, porque desde que el presidente Andrés Manuel López Obrador ordenó liberar a Ovidio Guzmán, abrió el camino para que todos los narcontraficantes ataquen a la población civil. Esa fue la lección y los grupos del narcotráfico lo entendieron, por eso entran a las cárceles a liberar a sus líderes y entran a ciudades a matar libremente a gente inocente que va por las calles”, afirmó Marko Cortés Mendoza.

El líder nacional del PAN sostuvo que es evidente que el gobierno federal tiene un pacto y complicidad con el crimen organizado, incluso recordó que en julio del año pasado hizo un llamado a incluir a los narcos en un pacto por la paz, porque son seres humanos y las autoridades también debían cuidar de su integridad y bienestar en enfrentamientos.  

“Y todo es consecuencia de la creencia presidencial de que los narcos son gente buena, víctima de las circunstancias, que hay que cuidar sus vidas, que también son pueblo y que lo único que merecen es el regaño de sus abuelas”, lamentó el panista, quien indicó que la fallida estrategia de seguridad solo seguirá provocando el incremento de la violencia y que el crimen se siga expandiendo.

El jefe nacional del panismo dijo que llama a la sospecha que en este caso el gobierno actúe solo para quedar bien con el presidente de Estados Unidos, en el marco de su visita a México.

El gobierno de Estados Unidos había firmado una orden ejecutiva para capturar a los cuatro hijos de Joaquín Guzmán y herederos del Cártel de Sinaloa, “y qué casualidad que a días de pisar territorio mexicano se realice la captura”.

Hacemos un llamado a que con toda diligencia se cumpla con lo dispuesto por la Constitución y las Leyes de nuestro país para acatar las órdenes judiciales y las solicitudes de asistencia jurídica para su eventual extradición. 

Nuestro país vive una oleada de violencia que ya ha superado los 140 mil Homicidios dolosos en el presente sexenio. Reiteramos nuestra exigencia al presidente para desarrollar de manera conjunta las acciones necesarias para remontar la crisis de violencia e inseguridad y fortalecer el Estado de derecho.