El brujo de Fresnillo, predicciones 2023

A Claudia ni caso; a AMLO, de inmediato

En esta coyuntura de denuncias de plagios, Ricardo Monreal no quiso tomar riesgos y se adelantó a Antonio Vázquez Alba, el Brujo Mayor. Este fin de semana, el senador presentó sus Predicciones 2023. México, dijo, se enfrentará a un panorama inédito y vaticinó desencuentros y polarización por la sucesión del presidente Andrés Manuel López Obrador.

El Brujo de Fresnillo asegura que estará en la boleta electoral de la elección presidencial del 2024. Pero, esa no es una predicción; es un deseo. Un deseo que lo ha llevado a una confrontación con el mandatario, quien no garantiza un piso parejo y que le quitó, desde hace año y medio, la calidad de corcholata. Un deseo que le ha abierto las puertas de los partidos de oposición, pero que también algunos se las han vuelto a cerrar, porque no olvida su anhelo de aparecer al lado del emblema de Morena.

Nos obstante, vaticina que este año que inicia será un año de retos, pero también de realizaciones; “difícil en su conclusión y con una campaña política anticipada, que generará, seguramente, desencuentros, también polarización por suceder al presidente López Obrador”. Fue más allá, predijo que la del 2024, será la lección más grande de la historia reciente de México.

Como todo buen clarividente, Ricardo Monreal dio a conocer el ritual para un mejor futuro: “que el odio y el encono no nos separen, que a pesar de que pensemos diferente, pensemos en México; que México se sitúa por encima de los intereses de grupo, de personas o de partidos. México nos une, hay que estar juntos. La diversidad nos ayuda a ser más grandes… Mantengamos la unidad en la diversidad, eso nos hará más fuerte”.

Antonio Vázquez Alba no le atina a todo. Por ejemplo, dijo que, en el Mundial de Futbol de Qatar 2022, México jugaría un quinto partido; ni siquiera llegó al cuarto, al que nos tenía acostumbrados. De ahí que, si las predicciones del legislador zacatecano son acertadas, en caso de no conseguir la candidatura de Morena a la Presidencia de la República, puede quitarle la chamba al tarotista.

A Claudia ni caso; a AMLO, de inmediato

Por órdenes de la Comisión de Quejas y Denuncias del Instituto Nacional Electoral (INE), la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, en un plazo no mayor a 24 horas, tenía que deslindarse de las pintas de bardas, publicidad en redes sociales y espectaculares, y solicitar a sus simpatizantes que se abstengan de realizar conductas que busquen influir en el Proceso Electoral 2023-2024, tales como la colocación de propaganda fija o campañas en redes sociales, tendentes a posicionar su nombre o apellido.

Nadie le hizo caso; no la pelaron. Al contrario, reforzaron la campaña, con la difusión de la silueta de su rostro y ampliaron el número de espectaculares.

Para deslindarla de cualquier responsabilidad, un grupo de diputados federales de Morena se echó la culpa. Se defendieron ante las críticas y adujeron que la campaña no violaba la normatividad electoral y, cada vez que podían, se escudaban en la libertad de expresión. Sin embargo, carecían de argumentos sólidos, al grado que la diputada Patricia Armendáriz, en un arranque de ira, critica a un periodista y corta, abruptamente, la llamada.

La propia jefa de Gobierno dijo no ver que haya algún problema legal en la colocación de unos mil 200 espectaculares, con la silueta de su rostro y la leyenda “#EsClaudia”, que aparecieron en diversos estados de la República.

“Lo que digo es que se revise. Yo no veo que haya un problema legal, pero que se revise; esa es la función de todos, pero no hay nada que ocultar y tampoco creo que nada de qué preocuparse”, dijo en conferencia de medios, celebrada la mañana del último jueves del 2022.

A una pregunta sobre la campaña #EsClaudia, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que lo ideal sería que todos tuvieran la misma oportunidad, insistió que no tiene corchotala favorita y advirtió que el que aspira y juega sucio o actúa de manera ventajosa o se quiere pasar de listo, no le ayuda se le revierte, tiene un efecto boomerang.

¿Llamaría a que termine la contratación de esos espectaculares?, le preguntaron. A lo que respondió: “No me meto en eso, es otra cosa. Por eso yo digo: ¿hay polarización? No, hay politización, no nos confundamos; es un pueblo muy consciente. Entonces, al que se quiere pasar de listo no le va bien, porque la gente está ahí viendo”. Señaló que hay que tener cuidado con los excesos y hay que aprender a autolimitarse y a respetar al pueblo.

Unas horas más tarde de la palabra presidencial, la diputada Aleida Alavez Ruiz anunció que los diputados de Morena, que promovieron la difusión de la campaña #EsClaudia, retirarán los espectaculares que colocaron en varias ciudades del país.

En un mensaje, a través de sus redes sociales, la legisladora federal, no obstante, dijo estar convencida y que tiene el sustento técnico de que esos anuncios están en el marco “de nuestros derechos ciudadanos y no violan ninguna ley”.

Alavez Ruiz subrayó que, en aras de proteger el proceso de transformación y no dar ningún pretexto a “nuestros adversarios y al INE, hemos decidido bajar los espectaculares. ¡Morena está más unida que nunca! ¡Que siga la transformación!”

¡Vaya que el presidente se impone!

No obstante, en el fondo sabían que la campaña ya se les estaba revirtiendo. Porque, en redes sociales y, en medios de comunicación, utilizaban la silueta de Sheinbaum y colocaron, de fondo, la caída de la Línea 12 del Metro y un moño negro, entre otros muy pasados de lanza.

AMLO optimista

Contrario al pesimismo de Monreal, el presidente López Obrador se mostró muy optimista para este 2023.

Frente al Templo de las Inscripciones, en Palenque, Chiapas, el mandatario se dijo optimista y quiso transmitir ese optimismo al pueblo de México: “Nos va a ir muy bien”, en el 2023.

Dijo que basa su optimismo, en lo que somos los mexicanos, en esta grandeza cultural y porque somos herederos de grandes culturas, civilizaciones espléndidas. “Nos va a ir muy bien, todo acompañado con una historia fecunda, con ejemplos y lesiones excepcionales”. Y citó, como esos ejemplos, a Miguel Hidalgo y Costilla, Benito Juárez, Francisco I. Madero, Emiliano Zapata, Francisco Villa y Lázaro Cárdenas del Río.

“Todos hemos recibido ese legado, esa herencia, y vamos a seguir adelante ante inundaciones, temblores, malos gobiernos, pandemias, porque México es fuerte por sus culturas, sus tradiciones y por sus costumbres y es fuerte porque tiene un pueblo bueno, honesto y trabajador. Va ser un buen año el 2023”, destacó el mandatario en un video que difundió en sus redes sociales,

Señaló que esas culturas nos dejaron virtudes extraordinarias, entre ellas, que el pueblo de México sea bueno, honesto. “La mayor riqueza de México es la honestidad de su pueblo”, concluyó.