“Hasta la medicina siempre”

Una imagen poco escrutada de Ernesto Guevara de la Serna con Hilda Gadea, su primera esposa, bajo la sombra de la Biblioteca Central de Ciudad Universitaria, delata la atracción del entonces médico por México y la UNAM.

“Aunque la universidad no era un ámbito del Che”, atajó Paco Ignacio Taibo II, autor de la biografía más conocida y traducida a 10 idiomas del médico y activista argentino, aseguró en entrevista que cuando estuvo en México, sus lecturas y sus relaciones fueron con algunos intelectuales, pero no había particularmente un nexo con la UNAM.

“Visitó el campus. La Universidad era un lugar donde todos podían ir, incluso hay una foto de él y de Hilda ahí en la UNAM”, dijo el titular del Fondo de Cultura Económica y exacadémico de la Facultad de Filosofía y Letras (FFyL) de esta Universidad.

A propósito de que en el ya muy cercano 2023 se conmemorarán el 95 aniversario de su natalicio (14 de junio de 1928) y las siete décadas como titulado en Medicina por la Universidad de Buenos Aires (12 de junio de 1953), Adalberto Enrique Santana Hernández, coordinador del Consejo Académico del Área de las Humanidades y de las Artes de la UNAM, relató que “El Che” trabajó como galeno en el Centro Médico Nacional.

“Su especialidad, eran las alergias, era alergólogo. Es un médico que se va a asentar aquí, contaba con experiencia profesional, en un primer momento llegó con colegas con los que procedía de Guatemala”, apuntó.

Viene a la Ciudad de México y aquí, entre otros oficios, se hace fotógrafo de niños para sobrevivir; tomaba las fotos en la Alameda Central, y en Chapultepec, en Avenida Juárez o en el Monumento a los Niños Héroes en ese momento, recordó Santana Hernández; yo era niño, ahí tengo una foto, y quiero imaginarme que fue “El Che” quien me la tomó.

El exdirector del Centro de Investigaciones sobre América Latina y el Caribe de la UNAM, e integrante de la Cátedra “Carlos Rafael Rodríguez”, de la Universidad Cienfuegos en Cuba, agregó que Ernesto Guevara laboró en un leprosario como voluntario, en la selva ecuatoriana. Era un médico con vocación.

¿Che universitario?

En su libro “Ernesto Guevara, también conocido como el Che” (1996), Paco Ignacio Taibo II cita una misiva de “El Che” a su padre: “cuando empecé a estudiar medicina la mayoría de los conceptos que tengo como revolucionario estaban ausentes en el almacén de mis ideas. Quería triunfar, como quiere triunfar todo el mundo; soñaba con ser un investigador famoso, soñaba con trabajar infatigablemente para conseguir algo que pudiera estar, en definitiva, puesto a disposición de la humanidad, pero en aquel momento era un triunfo personal”.

El 12 de junio de 1953, se lee en dicha publicación de más de 900 páginas: se titula como Médico en la Universidad de Buenos Aires.  Las copias de sus registros de las asignaturas aprobadas en 1948, 1949, 1950, 1951, 1952 y 1953, además de la solicitud de recibo del Certificado de Médico de la Facultad de Ciencias Médicas de Buenos Aires, fechados el 22 de mayo y 23 de junio de 1953, el título de médico otorgado el 11 de abril con el legajo 1058, registro 1116, folio 153, y su diploma del 12 de junio de 1953.

En las últimas semanas de 1954, escribió Taibo II, la curiosidad de “El Che” lleva al médico a la Universidad para ser alumno sin registro (oyente se les llama en México), de las clases del mítico Jesús Silva Herzog (1893-1985), maestro emérito de la Escuela Nacional de Economía.

“Para lograr la residencia en el hospital ha entregado un trabajo titulado Investigaciones cutáneas con antígenos alimentarios semidigeridos. Este se publicará en la Revista Iberoamericana de Alergología en mayo de 1955. Durante el día trabaja en sus investigaciones, mientras que por las noches ejercía de profesor asistente en las prácticas de Fisiología Humana en la antigua Facultad de Medicina”.

Según la obra de Taibo II, Guevara ganó una cátedra de Fisiología en la Universidad Nacional. Pero el 5 de diciembre de 1955, “El Ché” le escribió a su madre: “yo no me veo profesor ni en la escuela primaria”. Comienzan los preparativos para la expedición a Cuba.