Ministra no se baja de la contienda por la presidencia de SCJN; denuncia supuesto plagiado de su proyecto de tesis

La ministra Yasmín Esquivel Mossa negó, terminante y categóricamente, los señalamientos con respecto a un supuesto plagio de su tesis de licenciatura; informó que coadyuvará con la Universidad Nacional Autónoma de México en las investigaciones para esclarecer el caso y dijo que denunció, ante la fiscalía correspondiente, el supuesto plagio de su proyecto de tesis. Anunció que no se bajara por la contienda de la presidencia de la SCJN.

A través de un documento, que tituló: “Posicionamiento de la Ministra Yasmín Esquivel Mossa sobre el supuesto plagio de su proyecto de tesis”, informó que su tesis “Inoperancia de los Sindicatos en los Trabajadores de Confianza del Artículo 123 Apartado A”, es un proyecto original y auténtico que empezó a redactar y revisar, desde 1985. “Un año antes de la tesis “similar”, que habría elaborado el estudiante Edgar Ulises Báez Gutierrez”.

Esquivel Mossa subrayó que su tesis es original y que su examen profesional fue aprobado por unanimidad de los sinodales y que le otorgaron un reconocimiento especial. Dijo que ninguno de los participantes en el proceso de su tesis, ni ella, fueron contactados para corroborar y cotejar la información difundida por medios de comunicación ni en redes sociales, lo cual constituye una falta de ética y profesionalismo periodístico.

Recordó que la UNAM ha abierto un proceso de revisión, “lo cual me parece una acción adecuada para que se defina y analice con base en la legislación universitaria. Confirmo mi disposición para colaborar con las autoridades universitarias en el proceso y así deslindar responsabilidades. Soy la primera interesada en que se esclarezca esta situación en su totalidad”.

La ministra sostuvo que el objetivo de estas difamaciones es intervenir en un proceso que le compete únicamente a las ministras y ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación “Esta campaña perversa, pretende incidir en la opinión pública e influir en el ánimo de quienes deben tomar la decisión en esta elección, lo cual es ilusorio, porque se trata de profesionales de la justicia, que no pueden ser manipulados con acciones de este tipo, ya que están conscientes de los constantes ataques e intervenciones externas, que pretenden alterar las decisiones internas con base en intereses políticos y económicos. Los integrantes del Pleno somos conscientes de la responsabilidad que tenemos”.

Dijo que le extraña que esta campaña se dé ahora y no cuanto ejerció como magistrada Agraria, ni cuando fue presidenta del Tribunal de lo Contencioso Administrativo de la CDMX.  “Ahora que he levantado la mano para aspirar a la Presidencia de la SCJN, con un programa de trabajo serio, sólido y viable para el Poder Judicial de la Federación, se pretende sembrar duda sobre mi prestigio e integridad personal y profesional”.

Agradeció las muestras de solidaridad de los ministros y magistrados y destacó que el próximo 2 de enero buscará con sus propuestas, que por primera vez en la historia del país, la SCJN sea presidida por una mujer.