Asegura Ignacio Mier que Morena insistirá en la reforma constitucional en materia electoral

El Grupo Parlamentario de Morena celebró la aprobación de las reformas a leyes secundarias en materia política-electoral, con las cuales se mantiene el espíritu de la propuesta original del Ejecutivo federal, además que ésta no altera en lo absoluto los procedimientos legales, señaló el diputado Ignacio Mier Velazco, coordinador de la bancada.

En un comunicado, el legislador aseveró que sólo en los regímenes autoritarios hay intocables. “Nuestro país es orgullosamente demócrata, con la llegada de la Cuarta Transformación demostramos e hicimos valer la voluntad del pueblo para decidir, por lo que en esta nación no tienen cabida aquellos que se resisten a ser señalados, tocados”.

Lamentó que algunos consejeros del INE, como Lorenzo Córdova y Ciro Murayama, se aferren a los privilegios de la burocracia dorada, sueldos estratosféricos a comparación de un profesor de escuela pública.

“Ahora que en la Cámara de Diputados tocamos esos excesos, rápidamente reaccionaron, porque el mayor acierto de la reforma electoral fue precisamente atacar el bolsillo de esos empleados de la nación.

“Coincido ampliamente con lo señalado por el Presidente de México: en una democracia nadie puede ser intocable. El autoritarismo sí plantea que no se puede tocar al intocable, pero en la democracia es la voluntad del pueblo.

En el marco de la aprobación de las minutas que reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales (LGIPE), los integrantes de la bancada de Morena saludaron la pertinencia del Grupo Parlamentario del PVEM para reservar el artículo 12, con el fin de erradicar cualquier duda o atisbo de beneficio particular.

Mier Velazco indicó que ahora está en manos del Senado de la República aprobar la última modificación a la minuta con la que se elimina la cuestionada transferencia de votos.

El coordinador parlamentario lamentó que los partidos de oposición, en su visión conservadora, se hayan opuesto a aprobar una reforma constitucional integral que proponía reducir el presupuesto de los partidos a la mitad o alcanzar ahorros por 15 mil millones de pesos por la reducción del aparato electoral, así como la eliminación de los 200 diputados plurinominales.

“Por eso vamos a seguir insistiendo en una reforma que materialice el deseo de millones de mexicanas y mexicanos: una democracia más barata y órganos electorales que no estén en manos de los partidos ni de las cúpulas del poder económico que hoy ostenta Claudio X. González”, concluyó.