Impulsan reformas para proteger a consumidores que compran boletos para espectáculos

El diputado Luis Arturo González Cruz (PVEM) presentó una iniciativa de reformas para proteger los derechos de los consumidores en la compra de boletos para espectáculos públicos que se comercializan a través de internet o cualquier otra plataforma digital.

 Los cambios a la Ley Federal de Protección al Consumidor señalan que los proveedores que ofrezcan o comercialicen boletos para espectáculos públicos a través de internet o cualquier otra plataforma digital, se abstendrán de instrumentar precios dinámicos que de acuerdo con la oferta y demanda incrementen el costo final de los boletos a los consumidores.

 Asimismo, de establecer preventas exclusivas y limitaciones en el acceso en igualdad de condiciones a la compra de boletos. Prevé una multa de 895.63 pesos a 3 millones 502 mil 944.91 pesos.

 Plantea que se deberán implementar protocolos de prevención y denuncia que eviten el acaparamiento y la reventa de boletos y que la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) sancionará el acaparamiento de boletos y la reventa con sobreprecio en el costo autorizado del boletaje para espectáculos públicos que se ofrezcan o comercialicen a través de internet o cualquier otra plataforma digital.

 La propuesta, que reforma el artículo 128 y adiciona una fracción XIII Bis al artículo 24 y un artículo 76 Bis 2 a la Ley Federal de Protección al Consumidor, fue turnada a la Comisión de Economía, Comercio y Competitividad.

 En su exposición de motivos, expresa que, ante el avance del comercio electrónico y el uso de medios telemáticos, la comercialización de boletos a través de internet y plataformas digitales se ha incrementado exponencialmente y se acompaña de problemáticas por la reventa en plataformas electrónicas que imponen sobreprecios.

 Su acaparamiento y reventa no ha sido atendido por los proveedores de los eventos ni se han implementado protocolos para evitar estos fenómenos, por lo que la iniciativa busca establecer la corresponsabilidad de los proveedores en la erradicación de esta actividad y facultar a la Profeco para sancionarla, y así proteger los derechos del consumidor, la equidad, certeza y seguridad jurídica en las relaciones entre proveedores y consumidores.

 Asimismo, se observan acciones discriminatorias, como las preventas exclusivas, condicionadas a la utilización de determinadas tarjetas de crédito, lo que impide el acceso en igualdad de condiciones a la compra de boletos para un espectáculo al público en general.

 Afirma que es necesario facilitar que los espectáculos y eventos de recreación, deportivos y culturales, sean aprovechados cada vez por más personas, en condiciones justas y de igualdad, como una medida que apuesta por no dejar a nadie atrás y a nadie afuera de actividades que generalmente se encuentran restringidas para el sector económicamente más privilegiado de la sociedad.