Refuerza la UNAM su investigación epidemiológica

Debido a la emergencia relacionada con la COVID-19 y otros eventos epidemiológicos, que recientemente han provocado alerta en México y el mundo en torno a las medidas que se deben adoptar para enfrentarlos, además de desarrollar soluciones, la UNAM creó el Programa Universitario de Investigación sobre Riesgos Epidemiológicos y Emergentes (PUIREE).

Sus objetivos son vigilar eventos epidemiológicos significativos para su alerta y análisis tempranos en nuestro país, y coordinar las actividades universitarias para una respuesta temprana en circunstancias de riesgo epidémico.

Se busca fortalecer las instancias universitarias encargadas de realizar investigación en salud, dotándolas de un marco jurídico idóneo que contribuya al logro de sus fines, así como al desarrollo de soluciones que permitan proteger a la población del país en lo general, y a la comunidad universitaria en lo particular, ante sucesos extraordinarios en materia de salud, como pandemias, desastres naturales y otros eventos catastróficos que impacten la salud y afecten a la nación.

Entre las acciones previstas se incluyen: establecer mecanismos de vigilancia centinela de eventos sanitarios emergentes en el país, y su análisis y seguimiento en las entidades de la Universidad.

De igual manera, desarrollar redes de investigación y comunicación en enfermedades y riesgos emergentes; colaborar en el desarrollo de cursos y programas académicos para la formación de recursos humanos necesarios para estudiar y enfrentar crisis epidemiológicas y de investigación en el área de microbiología, y el desarrollo de herramientas para el diagnóstico, tratamiento y prevención.

Asimismo, establecer vínculos con los distintos niveles de gobierno y organismos internacionales para fortalecer la vigilancia epidemiológica y el sistema de salud.

Aprovechar el conocimiento

A casi tres años de las acciones de distanciamiento social y las restricciones que se impusieron a las actividades presenciales educativas, de investigación y de difusión de la cultura, se debe destacar el declive en los contagios por el virus SARS-CoV-2, con una amplia cobertura de vacunación en la población mexicana, lo que ha permitido la reapertura de las actividades presenciales en la UNAM, además del descenso significativo de la actividad epidémica.

Lo anterior, ha provocado que las y los integrantes de la Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia de Coronavirus, que aportaron su tiempo y conocimientos para la vigilancia de la pandemia en la comunidad universitaria, con excelentes resultados, evolucione en otra instancia para aprovechar el conocimiento y las capacidades desarrolladas.

El PUIREE sustituyó al Programa Universitario de Investigación en Salud.