Arraiga la UNAM cultura de la sustentabilidad

Integrar la sostenibilidad como eje transversal en los planes y programas de estudio implica una posición ética y política con el planeta, con los demás y con las próximas generaciones, afirmó el secretario General de la UNAM, Leonardo Lomelí Vanegas.

“Este es un compromiso intergeneracional: tratar de preservar la biodiversidad y de mitigar los efectos negativos del cambio climático que ya estamos enfrentando”, sostuvo durante la presentación de la guía Cómo incorporar la sustentabilidad en los planes y programas de estudio de la UNAM. Pautas para Bachillerato, Licenciatura y Posgrado, presidida por el rector Enrique Graue Wiechers.

En la ceremonia, efectuada en formato virtual, Lomelí Vanegas subrayó la importancia de contar con este documento y asesorar a las entidades académicas en las reformas necesarias para integrar la perspectiva de sustentabilidad.

“Se trata de construir una cultura que deberá arraigar muy hondo en las próximas generaciones y que nosotros estamos obligados a promover, dar ejemplo de la importancia que reviste, para garantizar el futuro de nuestra propia especie en el planeta”, expresó el funcionario.

Luego de felicitar el trabajo de la Coordinación de Universidad Abierta, Innovación Educativa y Educación a Distancia (CUAIEED) y de la Coordinación Universitaria para la Sustentabilidad (CoUs) para elaborar la guía, el secretario destacó la labor conjunta entre la Secretaría de Desarrollo Institucional y la secretaría a su cargo por cumplir con este proyecto, uno de los más relevantes del Plan de Desarrollo Institucional  2019-2023 del rector Enrique Graue  Wiechers, el cual se encuentra alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

En su oportunidad, la secretaria de Desarrollo Institucional, Patricia Dolores Dávila Aranda, coincidió en que la construcción de condiciones de sostenibilidad es uno de los retos más importantes de la humanidad ante el cambio climático, la acelerada pérdida de la biodiversidad, el deterioro generalizado de los ecosistemas y de recursos naturales.

Resulta urgente, abundó, multiplicar acciones que conlleven a garantizar una vida digna a las generaciones presentes y futuras, y formar profesionistas y ciudadanos capaces de responder a estas crisis. En ese sentido, recalcó que las universidades, a lo largo de la historia, han sido el motor de cambio y actualmente juegan un papel central en la construcción de sociedades sustentables.

La guía presentada, añadió, se alinea con la Agenda 2030 del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, en particular con su objetivo número 4, el cual busca una educación de calidad y asegurar que todas las alumnas y alumnos adquieran los conocimientos teóricos y prácticos necesarios para promover el desarrollo y estilos de vida sostenibles, entre otras metas.

“Se busca promover desde la educación la visión informada, crítica y activa de las nuevas generaciones de estudiantes, sin importar su disciplina, para que colectivamente construyamos respuestas a las actuales crisis ambientales. Es decir, con esta guía se anhela seguir caminando paulatinamente hacia una Universidad sustentable que pueda tener una comunidad universitaria igualitaria, con valores, segura, saludable y sustentable“, aseveró.

En tanto, el titular de la CUAIEED, Melchor Sánchez Mendiola, recalcó que se pretende que el documento impacte en los currículums formales de esta casa de estudios y de allí se transite hacia el “currículum vivido, el que reciben realmente los estudiantes de parte de los docentes”.

La guía, agregó, es un elemento importante para continuar la transformación en la UNAM. Es breve –consta de 90 páginas-, pero sustancioso. “El reto es continuar el trabajo, poner manos a la obra, socializarlo, incorporarlo en nuestra docencia”.

A su vez, la coordinadora Universitaria para la Sustentabilidad, Leticia Merino Pérez, expuso que se requiere urgentemente de profesionistas, de todas las disciplinas, que aporten desde su ámbito a la construcción inter y transdisciplinaria para avanzar hacia sociedades viables; es decir, más sustentables y más justas.

 Para ello, es importante que las y los profesionistas cuenten con herramientas conceptuales y prácticas que les permitan aportar al desarrollo de estrategias, proyectos y políticas públicas comprometidas con el avance a la sustentabilidad.

Ana María del Pilar Martínez Hernández, directora de Innovación Educativa, Desarrollo Curricular y Formación Docente, refirió la importancia del trabajo cotidiano en las aulas y los diversos espacios universitarios para crear conciencia sobre la sustentabilidad.

Indicó que la guía incluye una conceptualización clara de qué es la sostenibilidad, el tipo de la conciencia que se quiere desarrollar en los estudiantes, y se destaca la relevancia de que quienes participen en la elaboración de los programas y planes de estudio incluyan a la sustentabilidad. Es decir, no a través de materias sueltas, ni temáticas en los programas, sino atravesando los programas de estudio para alcanzar ese espíritu ético que ayude a que la transformación se lleve a cabo.