Busca INE sinergia para mejorar condiciones de personas con discapacidad

El Instituto Nacional Electoral (INE) realizó la Mesa de Diálogo: La representación sustantiva de las personas con discapacidad con el fin de escuchar y recoger las distintas inquietudes de este sector y entregarlas a las y los integrantes de la Cámara de Diputados.

El objetivo es crear sinergias entre sociedad civil y representantes populares que están en el Congreso en la toma de decisiones, detalló la Consejera Adriana Favela Herrera.

“Se trata de ir recogiendo las distintas inquietudes para plasmarlas en un documento que será entregado a las y los diputados, que sus voces sean escuchadas y se vayan presentando iniciativas que puedan ir mejorando las condiciones de las personas con discapacidad”, afirmó.

Ante la diputada Norma Angelica Aceves García; Ernesto Rosas Barrientos de CONFE a favor de las personas con Discapacidad Intelectual; Roxana Pacheco Martínez de la Fundación para la Inclusión y Desarrollo de Personas con Discapacidad; Erick Álvaro Arellano Hernández de la Coalición de Personas Sordas A.C.; Cecilia Guillén Lugo de En Primera Persona A.C.; Aaron Ernesto Flores Velasco del Centro Iberoamericano de Formación en Derecho Internacional y Derechos Humanos A.C.; la Consejera Favela explicó que el INE aprobó una acción afirmativa en relación con las personas con discapacidad que posibilitó su acceso a cargos de elección popular.

Al respecto, Ma. Del Carmen Carreón Castro, Directora de Substanciación de Responsabilidades Administrativas del Órgano Interno de Control (OIC) del INE; quien, junto con Laura Bermejo de Libre Acceso A.C., moderaron la mesa, especificó que el acuerdo confirmado por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, permitió que ocho personas con discapacidad -cinco hombres y tres mujeres- fueran electas a puestos de representación popular en los comicios del 2021.

“Esta mesa estaba planeada para que legisladoras y legisladores estuvieran aquí y de nueva cuenta nos dejaron a las organizaciones de la sociedad civil solas”, reclamó Laura Bermejo.

Reconoció que las puertas del INE siempre han estado abiertas para las personas con discapacidad, “esperamos que con la reforma electoral no se cierren y que no se utilice el tema de las personas con discapacidad como un beneficio, porque el trabajo que hemos hecho las organizaciones de la sociedad civil ha sido mucho y de largo aliento”.

Acciones afirmativas deben prevalecer

En la mesa, la diputada Norma Angélica Aceves del Partido Revolucionario Institucional (PRI) sostuvo que las acciones afirmativas deben preservarse porque su finalidad no es que el Poder Legislativo federal, de forma permanente tenga una parcialidad representativa de las personas con discapacidad, sino que el país mejore en el acceso a derechos humanos de este sector social.

“Autoridades electorales y partidos políticos deben buscar la forma de que la representación de las personas con discapacidad en el Congreso de la Unión sea continua y permanente, nunca más una legislatura sin personas con discapacidad; nunca más una legislatura sin las mujeres con discapacidad; las personas con discapacidad ya llegamos y no nos vamos a ir”, señaló.

Excluir a las personas con discapacidad es más costoso que incluirlas

En su intervención, Cecilia Guillén Lugo de En Primera Persona A.C., aseguró que al hablar de costos, “excluirnos es más costoso que implementar mecanismos de accesibilidad, eso es importante, nos sale caro como país”.

Subrayó la importancia de “aterrizar los derechos humanos y las formas de evaluar su cumplimiento sin sesgos, no tenemos esa información y es una obligación, al menos desde 2008, generar estos indicadores y las maneras de cuantificarlos”, añadió.

A nombre de CONFE, Ernesto Rosas, explicó la importancia de fortalecer la normatividad no sólo en la regulación de las elecciones, sino en la conformación de cuadros de personas con discapacidad en los partidos políticos, no sólo a través de cuotas.

“Que se hable de que los partidos políticos tengan áreas de capacitación en las que incluyan la formación de personas con discapacidad, tenemos que formar esta sensibilidad hacia la participación y este es un tema que nos corresponde a las organizaciones de personas con discapacidad”, agregó.

No accesibilidad a las personas sordas

Erik Arellano Hernández, de la Coalición de Personas Sordas, expuso su experiencia como diputado suplente, en la que sorteó muchos obstáculos ante la falta de presupuesto para pagar a los intérpretes en lengua de señas.

Además, la publicidad y las campañas de los partidos políticos generalmente no están en lengua de señas y cuando existen intérpretes, no tienen el perfil ni la capacitación adecuada, en suma, concretizó, “lo más importante es la no accesibilidad”.

20 millones 800 mil personas con discapacidad en México

En México hay 20 millones 800 mil personas con discapacidad, de las cuales 18 millones 300 mil personas son mayores de 18 años con derecho al voto, por lo que deberían ser tomadas en cuenta por los partidos políticos, consideró Aaron Flores Velasco del Centro Iberoamericano de Formación en Derecho Internacional y Derechos Humanos.

Destacó la importancia de lograr una política integral que garantice de manera efectiva el derecho a la participación política de las personas con discapacidad y “no dejarla solo en las acciones afirmativas que es un gran logro que hemos ganado las personas con discapacidad, pero necesitamos de muchísimo más”.

Un sector heterogéneo y con el que se lucra políticamente

“Hablar de discapacidad es hablar de pobreza, de restricciones en la participación, de barreras y discriminación; es hablar de desigualdades, de vulneración de derechos humanos, de problemas de socialización. Las personas con discapacidad constituimos el grupo más desprotegido, el más olvidado, el más vulnerable entre los vulnerables y el que menos oportunidades tiene en todos los ámbitos de la vida”, estableció Roxana Pacheco de la Fundación para la Inclusión y Desarrollo de las Personas con Discapacidad.

Detalló que este sector es tan heterogéneo que para representar a este colectivo, las y los candidatos deben estar preparados y representarlos realmente, ya que “se lucra políticamente con las personas con discapacidad, simplemente con fines electorales”.