Administradores, los profesionistas más aceptados en las organizaciones

Entre las carreras con mayor número de empleados, la administración y gestión de empresas tiene el primer lugar con un millón 131 mil 218 personas, según cifras del primer trimestre de 2022 de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, dadas a conocer por el Observatorio Laboral.

Y es que esa licenciatura forma profesionistas que propician el logro de objetivos de las instituciones públicas y sociales, a través de la optimización de los recursos: humanos, materiales, financieros, tecnológicos y de información, mediante la planeación, organización, dirección y control en las distintas áreas funcionales de recursos humanos, finanzas, mercadotecnia, producción e informática.

Una de sus bondades de esta profesión es que puede ser flexible, se adapta en numerosas áreas de las organizaciones como logística o producción, refiere la académica de la Facultad de Estudios Superiores Cuautitlán (FESC) de la UNAM, Alejandra Torres Aguilar.

Con motivo del Día del Administrador, que se celebra el 8 de diciembre, la universitaria comenta la importancia de esa disciplina en la sociedad. “A veces se lleva a cabo de forma empírica; pero cuando esos conocimientos se trasladan al ámbito científico, se abre un mundo de información que puede aplicarse en todos lados”.

Nosotros nos encargamos de analizar lo que pasa al interior y exterior de las organizaciones; la participación de un administrador es preponderante, y su rol es esencial, subraya.

Por ello, en la Universidad se forman profesionistas de alto nivel en el campo de la administración, con una visión humanística, emprendedora, con vocación de servicio para administrar y optimizar los recursos de las organizaciones, orientándolas éticamente hacia la creatividad, competitividad y productividad en el ámbito nacional e internacional, se señala en la página electrónica de la FESC.

Características

El 8 de diciembre de 1980 el entonces presidente de México, José López Portillo, estableció esta fecha para celebrar el Día del Administrador, en ocasión del X Congreso del Consejo Directivo Nacional de la Federación Nacional de Colegios de Licenciados en Administración.

Los aspirantes a ingresar a la licenciatura en administración de la FESC, por ejemplo, deben poseer competencias y habilidades cognitivas para la búsqueda, análisis y síntesis de información en el área de las ciencias administrativas y sociales. Asimismo, mostrar disposición para integrarse en equipos de trabajo; contar con un espíritu emprendedor, innovador, con características de líder y tener visión con capacidad de liderazgo; relacionarse armónicamente con otras personas, y la habilidad de comunicarse en forma oral y escrita.

Torres Aguilar añade: debe “ser creativo, proactivo, ético, multidisciplinar y tener las llamadas habilidades blandas, entre muchas otras”. Estas se refieren a la facilidad de interrelacionarse con las personas, a entablar una comunicación efectiva y asertiva, o desarrollar la inteligencia social y emocional, requisitos para trabajar en conjunto y en equipos que reúnen a diferentes disciplinas.

En opinión de la académica es una de las carreras más solicitadas por la flexibilidad y adaptación que tiene para con otras disciplinas; la administración es universal. “En el ámbito laboral vemos que profesionales de otras áreas, como medicina o ingeniería, buscan hacer una especialización en administración para dirigir empresas o tener una gestión administrativa y ejercer el mando de las organizaciones”.

Tradicionalmente los administradores han tenido un mercado de trabajo diversificado: en la iniciativa privada, con pequeños productores, en grandes transnacionales, en organismos del Estado (a nivel federal y estatal), en despachos, organizaciones diversas y en el ejercicio libre de su profesión, además del emprendimiento. En todos ellos, ponen en marcha ideas creativas e innovadoras, agrega.

Aunque la administradora reconoce que hay competencia en el mercado laboral, no es negativo porque motiva a los expertos en esa área a complementarse cada vez más con otros especialistas, a fin de desarrollar proyectos que aporten beneficios a la sociedad.

Asimismo, a las nuevas generaciones se les enseña que los antiguos esquemas de trabajo son rebasados por otros, y que deben adaptarse a ellos, como el home office o trabajo a distancia, que vivimos sobre todo a partir de la pandemia, menciona Alejandra Torres.

Resalta también la educación continua. La actualización y capacitación son inherentes a cualquier profesionista y, en ese sentido, “como administradores debemos considerar la actualización de legislaciones y normativas, por ejemplo”.

La FESC ofrece cursos y diplomados en áreas como auditoría, finanzas y capital humano para que fortalezcan sus habilidades y competencias, y eso represente una ventaja competitiva.

También se ofertan posgrados: las maestrías en administración (organizaciones) y finanzas, en las cuales los alumnos extienden sus conocimientos y crean un perfil más especializado para generar un liderazgo eficaz, entre otras características.