Otorgan, en la UNAM, las Cátedras y Medallas Marcos Moshinsky

Es necesario “visibilizar la importancia de las contribuciones de la ciencia para la superación de los grandes problemas que nos aquejan, no solo en México, sino en la humanidad entera. Por eso es tan importante estimular y reconocer trayectorias y sumar esfuerzos para seguir apoyando a la ciencia en México”, aseguró el secretario General de la UNAM, Leonardo Lomelí Vanegas.

Durante la entrega de las Cátedras y Medallas Marcos Moshinsky, el economista dijo: México tiene más de seis años en que el gasto público en ciencia y tecnología disminuye de manera drástica y esto obliga a las universidades e instituciones afines a la ciencia, a revisar qué hacer para estimular el desarrollo de la investigación en nuestro país.

Al hacer uso de la palabra, el coordinador de la Investigación Científica de la UNAM, William Lee Alardín, sostuvo que es importante el fomento a la diversidad en todos sus sentidos, en particular a la equidad de género para el beneficio de la sociedad.

“No hay cosa más importante que la creación de oportunidades para la educación de las mujeres, las niñas y el bienestar de la sociedad. En ese sentido, nosotros, debemos dar ejemplo, porque lo que hacemos es un reflejo de lo que buscamos atraer hacia la Universidad, hacia la física, la química, la biología”, aseveró durante la ceremonia efectuada en el Auditorio Alejandra Jáidar, del Instituto de Física (IF) de la Universidad Nacional.

En su mensaje, la directora del IF, Cecilia Noguez Garrido, subrayó que la entrega de las Cátedras Marcos Moshinsky –en esta ocasión la número 11– representa la oportunidad de integrar a la gente joven que terminan siendo promotores de la ciencia en nuestro país.

A partir de su creación, se ha apoyado a 66 expertos; adicionalmente se han otorgado 30 Medallas que reconocen el trabajo en Física Teórica de quienes han alcanzado importantes resultados en su trabajo, añadió.

Cabe mencionar que la Cátedra es financiada por la Universidad Nacional, a través del IF, y la Fundación Marcos Moshinsky.

Para el presidente de la citada Fundación, Peter Otto Hess, es necesario, como sociedad, interesar a las niñas en la ciencia, enseñarles a niños y niñas el pensamiento crítico para que decidan qué estudiar y ojalá, al final, haya más físicos.

La ciencia es de todos

Por sus sólidas trayectorias y aportaciones en matemáticas, física y ciencias químico biológicas, cuatro jóvenes investigadores –dos de ellos de la UNAM– se hicieron acreedores a la Cátedra Marcos Moshinsky 2022. En tanto, por su trabajo en la Física Teórica tres investigadores recibieron la Medalla Marcos Moshinsky 2020, 2021 y 2022.

Los receptores son: Omaira González Martín, del Instituto de Radioastronomía y Astrofísica, y Eduardo Peinado Rodríguez, del IF, ambas entidades académicas de la UNAM; asimismo, Sergio Obregón Alfaro, de la Universidad Autónoma de Nuevo León; y Jorge Oliva Uc, del Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnología A.C.

La Medalla Marcos Moshinsky fue para: Dany Page, del Instituto de Astronomía de la Universidad Nacional; Héctor Manuel Moya, del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE); así como Tonatiuh Matos Chassin, del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav), del IPN.

Omaira González Martín afirmó, en nombre de los ganadores de la Cátedra, que lo más importante que hacen los investigadores por la sociedad es ayudar a que sea crítica, reflexiva, porque así sabremos escoger sin ser engañados.

“Me gustaría que nos mantengamos vigilantes ante la evidencia y receptivos al cambio para construir una sociedad más igualitaria. Recibir esta Cátedra me permite estar aquí, visibilizando el papel de las mujeres en la ciencia, así agradezco a la Fundación Marcos Moshinsky y al Instituto de Física, a un buen número de mujeres que ya han contribuido a mostrar que la ciencia es de todos”, expresó la investigadora.

En nombre de quienes recibieron la Medalla, Tonatiuh Matos Chassin, del Cinvestav, expresó que la física es la disciplina que tenemos en la ciencia para entender la dinámica del Universo; en los últimos ha tenido grandes éxitos: la computación cuántica, detección de ondas gravitacionales y fotografías hoyos negros.

“Estos logros marcan un cambio cualitativo en los seres humanos de cómo vemos el Universo, cómo entendemos la naturaleza. Sin embargo, queda mucho por hacer. Tenemos una teoría del micromundo que está plagada de paradojas, la mecánica cuántica, y además es incompatible con nuestra teoría del macromundo, la relatividad general, no entendemos por qué el Universo se expande aceleradamente, mientras la gravedad es atractiva y debería frenar la expansión”, ejemplificó.