#PropagandaPersonalizada

La estrategia de Morena y aspirantes

En el actual contexto de descalificación y ataques al Instituto Nacional Electoral y a los consejeros, las corcholatas de Morena se empeñan en violar, de manera sistemática, el Artículo 134 Constitucional, que prohíbe la propaganda que incluya nombres, imágenes, voces o símbolos que impliquen promoción personalizada, con fines electorales.

Es parte fundamental de su estrategia. Sí para promocionarse, que los conozcan a nivel nacional, que mucha falta les hace, pero, sobre todo, para provocar al INE y a los consejeros. Ante la imposición de las medidas cautelares de la Comisión de Quejas y Denuncias, como retirar dicha propaganda de bardas y en redes sociales, las corcholatas, el partido y, en particular, el presidente Andrés Manuel López Obrador, las utilizan para prolongar su campaña en contra del instituto. De paso, crean en la conciencia colectiva, en la percepción ciudadana, la necesidad de una reforma político-electoral. No cualquier reforma, sino la reforma electoral del mandatario.

Claudia Sheinbaum, a quien recién le impusieron una medida cautelar por la propaganda de #EsClaudia, aduce que es un ataque a la libertad de expresión. No señora, puede decir lo que quiera, lo que no se vale es que promocione su imagen y su nombre, con un claro propósito electoral. ¿O va a negar acaso que es la corcholata favorita del presidente López Obrador?

Entre las medidas cautelares que el INE impuso a la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, la obligó a difundir un texto, en el que, fundamentalmente, dijera que se deslindaba de la campaña #EsClaudia y que le pidiera a sus seguidores que se abstengan de hacerlo y, si ya lo hicieron, que retiraran dicha propaganda de sus redes sociales y en bardas, espectaculares y mantas.

Cumplió con las medidas cautelares, pero refunfuñó: “Con ello, una vez más el INE demuestra su sesgo, talante antidemocrático, conservador, al ordenarme que en medios de comunicación social y con recursos públicos pida a la ciudadanía que no ejerza sus libertades. Es verdaderamente increíble que el INE, quien supuestamente es garante de la democracia y la libre expresión, imponga esta medida que a todas luces tiene un carácter de parcialidad y autoritarismo”.

Ni en las mejores épocas del PRI, se había visto un despliegue de funcionarios públicos y un enorme gasto en propaganda a favor de un candidato y, mucho menos, a más de año y medio del proceso electoral, con el que se renovará la Presidencia de la República.

Marcelo Ebrard no se quiere quedar atrás. El sábado pasado, en el Word Trade Center, el canciller se reunió con miles de militantes y simpatizantes de Morena, de los 300 distritos electorales federales. Su idea es que ellos lo representen en los distritos, a fin de ganar la contienda interna, las encuestas, de Morena para continuar, según dijo, con la transformación que inició López Obrador.

Adujo que éste es un evento interno, para un proceso de selección exclusivo de Morena. Sin embargo, ya estrenó su hashtag #ConMarceloSi, y dijo que está haciendo una polla para pagar la multa que le imponga el INE, por organizar este evento.

Así es que, a partir de este fin de semana, el carnal Marcelo y sus simpatizantes van a empezar a bombardear con su hashtag y la frase “¿Qué sigue para México? Continuidad con Cambio”.

Precisamente por actitudes con las de Sheinbaum y Ebrard, se hizo la reforma constitucional en materia electoral de 2007. La idea era establecer un nuevo modelo de comunicación política, que asegurara mayor equidad en la contienda electoral.

Muchos de los cambios a la Constitución y leyes secundarias fueron resultado de lo que se observó en las elecciones del 2006; en particular, a lo referente a la propaganda gubernamental, a fin de evitar la influencia de los servidores públicos en las elecciones. De ello, todavía, se queja Andrés Manuel todas las mañanas, en Palacio Nacional.

Las nuevas reglas, de ese entonces, prohibieron la difusión de propaganda gubernamental federal, estatal y local, así como de los entes públicos, durante las campañas electorales y hasta que concluya la jornada electoral respectiva. Por ello, se adicionó el Artículo 134 constitucional.

Monreal sin sanciones del INE

En esa época, Ricardo Monreal Ávila era gobernador de Zacatecas, por lo que no estuvo, como legislador, en la discusión y, en su caso, aprobación de las reformas en materia político-electoral. No obstante, es el que más cuidado tiene en no violar la constitución y las leyes en materia electoral.

Tan es así que, a pesar de que realizó recorridos por diversas entidades del país y, hasta el momento, no se ha conocido denuncia alguna ante el INE ni ha recibido ninguna medida cautelar por actividades adelantadas de campaña ni por el uso de su imagen o su nombre con fines electorales.

El legislador está muy activo. Ha tenido infinidad de reuniones, en las que ha presentado su Proyecto de Nación y, desde hace semanas, trae la idea de encabezar la reconciliación nacional. Casi a diario, postea mensajes, en particular, en video, donde externa su punto de vista sobre temas de interés nacional, del quehacer legislativo. Da a conocer algunos pasajes de su vida, para que la gente lo conozca, pero se hace notar más en lo que él puede hacer por la gente.

En reiteradas ocasiones, ha manifestado su interés por contender por la Presidencia de la República, por sustituir a López obrador, dice que tiene la capacidad y la experiencia. “Voy a estar en las boletas presidenciales, es la aspiración natural y estamos en la reflexión”.

Adán Augusto López, secretario de Gobernación, si ha violado el artículo 134 de la Constitución. El año pasado, en eventos organizados por el partido, se vieron mantas y propaganda móvil con el hashtag #AdanVa y, en algunas bardas, espectaculares y mantas, apareció otro que dice “#QueSigaLópez”.

Pero bueno, eso es parte del show, de la estrategia de Morena y sus corcholatas, en este contexto de sucesión adelantada. Como también lo es la descalificación, la diatriba y los insultos de simpatizantes y bots, patrocinados por algunos de los aspirantes presidenciales en contra de sus adversarios. Y es apenas el inicio de una confrontación a gran escala, en la lucha por la silla Presidencial.

Por eso no quieren al arbitro electoral, por eso sus críticas, por eso la descalificación de los consejeros, porque sin un ente autónomo, que los sancione e imponga medidas cautelares, ellos podrán hacer lo que quieran, difundir propaganda, utilizar recursos públicos para sus actividades preelectorales y, sobre todo, sin la rendición de cuentas. Como dice su líder ¿Quién pompó?