Expone titular de Semarnat que si hay manifestación de impacto ambiental en Tren Maya

 La secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), María Luisa Albores González, aseguró ante senadoras y senadores de la República que todos los tramos del Tren Maya cuentan con las manifestaciones de impacto ambiental autorizadas.

La funcionaria comparece en la Comisión de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático, que preside el senador Raúl Bolaños-Cacho Cué, con motivo del IV Informe de Gobierno del Ejecutivo federal. 

Raúl Bolaños-Cacho expresó que este encuentro se trata de un diálogo respetuoso y diligente, el cual se lleva a cabo con fundamento en los artículos 69 y 93 de la Constitución Política.

Por ello, agregó, este acto se realiza bajo los principios constitucionales que establece la relación corresponsable entre los Poderes Ejecutivo y Legislativo. Posteriormente el senador le tomó protesta de decir verdad a la funcionaria.

En su primera intervención, Albores González destacó que el Tren Maya constituye la obra de infraestructura más importante del país, pues permitirá la conexión de cinco estados de la República Mexicana en el sureste: Chiapas, Campeche, Tabasco, Quintana Roo y Yucatán.

Indicó que, para su construcción y como parte del procedimiento de evaluación, la SEMARNAT estableció diversas condicionantes, entre las que se encuentra la implementación de una serie de programas de gestión hídrica integral; de calidad de aire; monitoreo y seguimiento de conservación y restauración de suelos; manejo de flora y reforestación; así como rescate y reubicación de especies de flora y manejo de fauna.

Subrayó que se trata de la obra con más pasos de fauna a nivel nacional, pues en su ruta se construirán 466 pasos que evitarán la fragmentación de los ecosistemas y tendrá más de mil obras de drenaje transversal, “por lo que habrá continuidad de los corredores biológicos y de los flujos hidrológicos superficiales”.

La Secretaría, apuntó, realizó reuniones públicas de información en el territorio, para presentar el proyecto y las manifestaciones de impacto ambiental ante las comunidades, científicos y público en general, en las que participaron más de mil 200 personas, donde pudieron expresar sus dudas, inquietudes y propuestas.

Refirió que como parte de las acciones ambientales que el Gobierno de México promueve a lo largo del Tren Maya, destacan las 18 áreas naturales protegidas, en 7.7 millones de hectáreas y 54 Áreas Destinadas Voluntariamente a la Conservación, en 172.2 mil hectáreas.

El planteamiento, aseveró, es formar la segunda región más grande de conservación, después del Amazonas.

María Luisa Albores dijo que se encuentran vigentes 738 proyectos de apoyos forestales, con una cobertura de 371 mil hectáreas y una inversión social de 677.2 millones de pesos asignados.

Afirmó que Sembrando Vida es el programa de reforestación más grande del mundo, y cuenta con más de 450 mil hectáreas reforestadas, en los cinco estados por los que pasará el Tren Maya.

Informó que 180 mil campesinas y campesinos, con su trabajo siembran 450 millones de árboles.

Dijo que dicho programa tiene beneficios sociales, como el aumento del empleo, la recuperación de la cultura comunitaria, saberes ancestrales a través de las comunidades de aprendizaje campesino.

Además, informó, se estima que Sembrando Vida representará un ingreso anual para las sembradoras y sembradores del sureste de dos mil 900 millones de pesos y un ahorro en fertilizantes y plaguicidas que podría ascender a 566.43 millones de pesos.