PRI votará en contra de la reforma electoral; defenderá autonomía de instituciones electorales

El Grupo Parlamentario del PRI votará en contra de la reforma electoral que modifica la Constitución y continuará defendiendo la autonomía de las instituciones electorales, informó el diputado Alejandro Moreno Cárdenas.

“Dejar claro nuestro rotundo rechazo y que votaremos en contra porque conocemos la propuesta, tenemos claro que lo más importante es defender al Instituto Nacional Electoral (INE), al Tribunal, jamás restarle facultades ni debilitar su autonomía; esa es la posición de nuestro instituto político”, afirmó en conferencia de prensa, acompañado de los integrantes de la bancada, así como de su coordinador parlamentario, el diputado Rubén Moreira Valdez.

El diputado subrayó que “el día que sea, la semana que sea, a la hora que sea” el PRI votará en contra del dictamen de reforma electoral, porque daña a la democracia mexicana.

Acusó que el grupo mayoritario ha impulsado discursos de polarización que no permiten construir, avanzar y dar resultados a favor de la sociedad.

“Se ha dejado claro un resentimiento contra el Instituto Nacional Electoral, contra el Tribunal Electoral y contra los organismos electorales locales, por parte del oficialismo. Mucho lamentamos que la discusión de la reforma electoral se haya reducido”, acotó.

Indicó que “no son tiempos para enviar una iniciativa electoral”, pero sí se tienen que robustecer y mejorar muchos aspectos para inhibir la intromisión de la delincuencia organizada en las próximas elecciones, así como para detener la violencia de género, y estimular una mayor participación de la ciudadanía en los procesos electorales.

Por otro lado, dijo, hay una urgente necesidad de inaugurar una nueva etapa política en el país “que deje atrás el presidencialismo” y dé espacio a la construcción de acuerdos y consensos para los gobiernos de coalición.

“En ese sentido les queremos decir que desde el PRI impulsaremos la ley reglamentaria para los gobiernos de coalición, y será un esfuerzo encaminado a restituir siempre la fortaleza del sistema de partido bajo nuevas pautas, un compromiso moderno, pero sobre todo donde esté la participación de todos”, apuntó.

Con esta iniciativa se construiría un andamiaje sólido que transforme las coaliciones electorales, así como las legislativas, y proyectaría al gabinete una figura de responsabilidad jurídica y la capacidad de coaligarnos, aclaró.

Por su parte, Moreira Valdez sostuvo que la postura de su bancada no es de capricho, “ni es de llevarle la contra a alguien o a algo. Las posturas del PRI siempre son reflexionadas”.

Explicó que son cuatro los motivos por los cuales no apoyan esta iniciativa: uno, porque no es pertinente en este momento. Dos, es una iniciativa que no contempla nada “y preocupa que este país calle, de alguna manera, en el tema de la intervención del narco en las elecciones”.

“Tres, es profundamente centralista. Desde hace décadas estamos minando a los estados y estamos absorbiendo desde el centro, facultades, y esto tal vez sea cómodo, pero a la larga va a debilitar a la nación. Y cuatro, no resuelve los temas de género, no resuelve los temas de acciones afirmativas, calla totalmente en eso”, expuso.

“El partido oficialista continúa aferrándose a realizar modificaciones que, reiteramos, no son pertinentes, ni oportunas ni necesarias, con lo que logra desviar la atención de asuntos que deben ser prioritarios para resolver y merecen todo el enfoque y acciones por parte del Ejecutivo federal, como lo es la seguridad, la salud y la educación”, concluyó.