En materia de reforma electoral, descarta Monreal aprobar ley ordinaria sin observar los principios constitucionales

Tras afirmar que muy probablemente la reforma electoral propuesta por el Ejecutivo federal no será aprobada por la Cámara de Diputados, Ricardo Monreal adelantó que tampoco el plan “B” es viable, pues dijo: “no es tan fácil que vayamos a una legislación ordinaria, no observando los principios constitucionales”.

En entrevista, el coordinador de los senadores de Morena, expuso que espera que la sensatez prevalezca, ya que, dijo, no se puede legislar en una ley reglamentaria sin haber modificado la Constitución. En ese asunto no habría ministro de la Corte que votara a favor de la constitucionalidad y una norma que infringe la disposición constitucional, añadió.

Explicó que el artículo 41 constitucional está sobre regulado, es el artículo de contenido con mayores candados en la historia del país. Recordó que las cuatro reformas últimas en materia político-electoral, han ido sobre el 41 constitucional. La desconfianza ciudadana en los procesos electorales y el reclamo de los partidos políticos de oposición, fundamentalmente en los procesos, generó que se sobreregulara toda la organización electoral.

Monreal Ávila señaló que el Poder Legislativo debe actuar con prudencia, con sensatez. No puede precipitarse ni dejarse presionar de sectores ni de nadie.

“El Legislativo debe de actuar con ponderación, en razón de interés nacional. Debe ser un auténtico control de los otros poderes, un equilibrio real entre los poderes. Su papel fundamental es ser un contrapeso de los órganos del Estado, de los otros dos poderes y de los órganos autónomos, subrayó.

Agregó que no puede el Legislativo abandonar su papel de mediador de  un ente neutro, de un ente sereno y sensato que pueda generar condiciones de gobernabilidad.

 El legislador explicó que dentro de la teoría de la división de poderes, es otro poder. El Legislativo es otro Poder y el Judicial otro Poder, y debe de haber un equilibrio entre los mismos, sin inmiscuirse unos a otros, indicó.

“Les digo con toda honestidad que enseño derecho, soy maestro de derecho y me vería muy mal que, si enseño derecho, soy maestro del posgrado, hiciera lo contrario a lo que enseño. De manera personal, yo no lo haré”, atajó.

 Por otra parte, al referirse al trabajo del Instituto Nacional Electoral (INE), consideró que dicho órgano ha cumplido medianamente con su trabajo.

Aclaró que hace falta mejorar el desempeño individual de algunos consejeros, así como el desempeño en algunos órganos electorales en los estados, de algunos funcionarios con responsabilidades claves, como en el financiamiento; pero el órgano electoral ha tenido un desempeño mediano, yo diría aceptable, precisó.

Y, el que regule y el que organice la elección del 24 no pone en riesgo nada, puntualizó.