Comentando… La Ciudad/Luis Repper Jaramillo*

Perversión por el poder

Lanza “La Piedra” y esconde la mano

Larva, en término peyorativo significa, persona aprovechada, inservible, oportunista, inútil que vive acosta de los demás

En la Transformación de 4ª y Morena esta característica es su ADN. Son burócratas que se alimentan (todos) de los recursos que otras larvas SHCP, SAT, le quitan al pueblo bueno y sabio, para “mantener” holgazanes, vividores, huevones, buenos para nada, corruptos, nepotas e impunes.

A lo largo de 4 años 11 meses, no han dado resultados positivos que permitan calidad de vida a más de 130 millones de mexicanos –incluidos sus chairos- Tienen en inanición, moribundo a México; estancado, inseguro, insalubre, desempleado, pobre, paupérrimo, mientras el gusano mayor (Andrés Manuel) y sus miserables larvas viven en su mundo ideal, pensando en la sucesión presidencial de 2024, valiéndoles madres, sus obligaciones constitucionales que protestaron al asumir el cargo, ¡en mala hora!

Cuando paulatinamente fenece el fallido sexenio de López Obrador, sus inmundos colaboradores vienen politiqueando actividades electoreras, buscando un nuevo hueso, mientras sus resultados al frente de la cartera burocrática son vergonzosos, desastrosos, frustrantes para la población. Ahí están los ejemplos más miserables: Claudia Sheinbaum, destroza la CDMX.  Marcelo Ebrard, ignorando y sepultando la política exterior, esa que alguna vez obtuvo un Premio Nobel de la Paz (compartido) en el ex canciller, Alfonso García Robles (1982)

Adán Augusto López Hernández, el pseudo Secretario de Gobernación, convertido (por orden de Andrés Manuel) en operador político, vocero, bulleador, instigador de la T4a, Morena y López Obrador. Su descuido (como responsable de la política interna del país) provoca el encono, enfrentamiento, caos entre los partidos de oposición (PAN, PRI, PRD, MC) y los paleros en el poder (Morena, PT, PVEM). Además, con malévola intención, se declaró “corcholata” para contender por “la grande” en 2024

Ahora, su misión (por orden de Andrés Manuel) es destrozar al INE y al TEPJF, ensuciando su trayectoria de garante de la democracia electoral (gracias a la cual el inepto macuspano llegó a Palacio Nacional). Adán Augusto viene recorriendo el país (con gastos pagados con dinero digno de nuestros impuestos) imponiendo el criterio lopezobradorista a gobernadores, congresos estatales y partidos políticos locales, regionales, etc. de apoyar la reforma a la Ley Electoral AMLO, que busca desaparecer INE y su Tribunal, para imponer un árbitro ad hoc, incondicional, antidemocrático, al que llamaría Instituto Nacional Electoral y de Consultas (INEC) con tendencia “rompe democracia”.

Y la cuarta inmunda “corcholata”, Ricardo Monreal Ávila, insignificante líder del Grupo Parlamentario de Morena en el Senado y Presidente de la Junta de Coordinación Política (JUCOPO) en la Cámara Alta, dedicado a azuzar a sus huestes a aprobar cuanta torpeza envía

el inquilino de Palacio Nacional, sin importar si esas ocurrencias dañan al pueblo bueno y sabio o humillan la imagen internacional de México.

Monreal Ávila es “la muñeca fea” de Morena, T4a y Andrés Manuel. Se coló a las fichas del tabasqueño, pues lo había hecho a un lado, apoyando a la “corcholata preferida” del Peje, Claudia, y al pilón, Marcelo.

Ha sido tan insignificante la labor de Ricardo Monreal en los dos frentes de Reforma 135, que no ha sido capaz de impedir (por carencia de operación política), que un día sí y otro también, la oposición desde tribuna, ridiculice, pitorree, exhiba la imagen (si tiene alguna) de Andrés Manuel López Obrador, sin que el zacatecano aplique alguna estrategia para minimizar las burlas y denostaciones contra su jefe. Ricardo, “lo que natura non da, Salamanca no presta” (Miguel de Unamuno)

He descrito las deficiencias y desatributos de las larvas preferidas de López Obrador para la carrera presidencial del 24, muy, muy adelantada. Un fracaso, a lo que Andrés calificó como democracia partidista. Con ello lanzó la advertencia de que, cómo sea o fuera Morena y Transformación de 4ª buscarán la prolongación del sexenio (ya sea con él o una pinche “corcholata”). Por ello a casi 4 años de distancia (2020) el tabasqueño permitió el “destape” de Sheinbaum, Ebrard, Monreal y Adán. Sin embargo, para ganar hay que dar resultados, mostrar capacidad, probidad, honradez, personalidad, dignidad, resultados, que en la T4a no es el caso.

En este fallido sexenio lo que importa es sumisión, larvismo, indignidad, como le dijo en septiembre de 2020 al gabinete su mesías “quiero lealtad a ciegas”. En noviembre de 2019, el desneurado se aventó otra insensatez: “mis funcionarios deben tener 90 % de honestidad y 10% de experiencia”. Pues ni una ni otra, esta es la administración de la corrupción, ineptitud e impunidad. ¿Y de resultados, ni cómo defenderlo?

Y pareciera que en 2020, 2021 y 2022, el señor López corregiría el camino, pero no. Ya vimos y padecimos el tema de la pandemia COVID 19: reacción tardía ante la advertencia de la OMS, pésimamente atendida. Tardó más de 6 meses en adquirir, para suministrar, las vacunas contra el virus. Las muertes por la enfermedad rebasan 326 mil 300 al 15 de julio de este año. Los contagios de 2020 a 2022 (INEGI) suman 6 millones 374 mil… y contando.

De la noche a la mañana surgió una nueva larva inmunda -buena para nada- que remitió a la Cámara de Diputados–sin ser su competencia- una Recomendación “para que lleven a cabo las acciones legislativas necesarias para efectuar modificaciones que garanticen el derecho pleno a la democracia formal”. Entonces, Rosario Piedra Ibarra, ¿lo ocurrido en 2018 en la elección presidencial fue informal, no valedera o una simulación? No entiendo. Tu mesías ganó democrática, legal y legítimamente el proceso, ¿ahora tú lo desconoces?, pues el INE arbitró imparcialmente y legitimó la elección.

Me refiero a la pseudo Presidenta de la CNDH, Rosario Piedra Ibarra, quien violando la Constitución emite un documento oficial exigiendo a los diputados federales modificar la Ley Electoral, que ya su pastor (borrega ella) ha dispuesto y que el legislativo de San Lázaro analiza, discute, etc.

El sentido de la “Recomendación” tiene el concepto 100% lopezobradorista: calificativos peyorativos, denostaciones, agravios, insultos, bajezas, por lo que el documento íntegro salió de Palacio Nacional con destinatario a Periférico Sur, esquina Luis Cabrera (oficina de la señora Piedra Ibarra), en el cual sólo estampó su firma y remitió a San Lázaro. Esto porque “La Piedra”, carece de capacidad, talento, inteligencia, calidad moral, ética y probidad para redactar un documento de esta calaña.

Esto lleva implícito la animadversión, odio, ira que desde siempre ha inferido Andrés Manuel López Obrador contra el INE, desde que en 2006 el panista Felipe Calderón le ganó la elección presidencial y en una de sus manifestaciones –como presidente legítimo, jajajaja- desde el Zócalo de la CDMX “mandó al diablo a sus instituciones” se refería expresamente al Instituto.

El señor López ha echado todo el poder del Estado: dependencias, instituciones, dinero, infraestructura, cámaras legislativas, poder judicial, Monólogo de su Soberbia, funcionarios, etc. para desaparecer al INE y cómo ve que no resulta, desempolvó (porque es una funcionaria inactiva, pasiva, sedentaria, intrascendente, inculta, tonta) a Rosario Piedra como instrumento distractor, utilitario, desechable para hacer ruido mediático utilizando la noble institución como objeto politiquero, sucio, deleznable, inmoral y mantener la atención, contraatacar a Lorenzo Córdova y Ciro Murayama, quienes se han mantenido incólumes ante la andanada oficial contra el árbitro electoral.  

Conscientemente, Andrés Manuel utiliza a la CNDH como escudo y manipuladora pues pretende desmontar la democracia y con ello violar los derechos políticos de los mexicanos (ojo: esto es real). ¿Y digan si no? Rosario Piedra Ibarra (no la CNDH) calló cuando el Poder Legislativo (Diputados y Senadores) aprobó la militarización del país, escondido comola seguridad pública en manos del ejército, hasta 2028, pero alza la voz en contra de la democracia (Ley Electoral AMLO)

“Piedra”, (materia mineral, inerte, dura) No piensa, no razona, inmóvil, manipulable, intrascendente, Rosario, creyó que yéndose por la libre satisfaría a su mesías, pero… el Consejo Consultivo de la CNDH, desmintió que hubieran aprobado una Recomendación para apoyar la transformación del INE y menos que lo hubieran calificado como «instrumento de sabotaje de la voluntad del pueblo

7 de los 10 integrantes del Consejo Consultivo de la CNDH, exhibieron y exigieron a Rosario Piedra, desmentir el texto que López Obrador instruyó a su larva enviar como Recomendación al Legislativo. El contenido fue rechazado por los Consejeros, aclarando: el Consejo Consultivo en ningún momento discutió o avaló lo que la Presidenta de la CNDH interpreta ahora en su pronunciamiento, que “recomienda” la transformación del INE o que el IFE/INE sea un órgano autónomo únicamente de nombre, instrumento parcial de sabotaje de la voluntad del pueblo; que sólo ha servido para el mantenimiento de vicios que, por años, sino es que por siglos han manchado nuestros procesos electorales

Finalmente, el Consejo General exigió a Rosario Piedra Ibarra apegarse estrictamente a lenguaje aprobado –sin interpretaciones políticas- respecto de su contenido en materia de Recomendaciones Generales aprobadas por el Consejo.

En pocas palabras, el cobarde de López Obrador, “empinó” a La Piedra en un asunto politiquero, no de derechos humanos, en su afán de liquidar ilegalmente al INE. Pero la tal Rosario, es cómplice de esta estupidez por no enfrentar, con dignidad y decir no a las torpezas del habitante del Palacio virreinal. “Tanto peca el que agarra la pata, como el que mata a la vaca” Rosario.

*Colaborador de los Grupos Editoriales Digitales grupometropoli.net, radioexpresionmexico.com, mexiconuevaera.com, pausa.mx, bajosello.com

lrepperjaramillo@yahoo.com