Denuncia AMLO que, desde la FGR, se trató de dinamitar la investigación sobre el caso Ayotzinapa

El presidente Andrés Manuel López Obrador denunció que, desde la Fiscalía Especializada para el caso Ayotzinapa, de la Fiscalía General de la República (FGR), trataron de “dinamitar” la investigación de su gobierno sobre los 43 normalistas desaparecidos para que no se actuara.

En la conferencia mañanera, de este jueves, el mandatario señaló que en el informe sobre el caso, que presentó el subsecretario de Derechos Humanos, de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas, se presentaron pruebas sobre cómo se actuó contra los muchachos y quienes participaron  y se fincaron responsabilidades. “Entonces, se tomó la decisión de actuar sin cerrar la investigación, que sigue abierta”, pese a que “yo sostengo aquí lo he dicho, de que quisieron dinamitarnos la investigación para que no se actuara”.

“¿Dentro de la fiscalía?”, preguntó un periodista y la respuesta fue: “SI. Entonces, vamos a seguir adelante con la investigación, y uno de los involucrados que aparece en el informe es el señor (Tomás) Zerón y se está haciendo todo el trámite con el gobierno de Israel a partir incluso de que envié una carta al primer ministro, y han estado ayudando para eso.

Le preguntaron si se trató del exfiscal del caso, Omar Gómez Trejo, quien hace un mes presentó su renuncia, a lo que López Obrador precisó: “No, el señor fiscal presentó su renuncia, pero hay una investigación en la fiscalía sobre de dónde salió la filtración del informe. Pero, miren, primero fue enfrentar las inercias, las resistencias y los obstáculos del viejo régimen para romper círculo vicioso y poder abrir la investigación. Luego, aparecieron las filtraciones, nos filtraron videos, nos filtraron documentos, nos filtraron incluso el informe no testado, con el ánimo de entorpecer los trabajos y alerta a los responsables”.

Por su parte, el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas, informó que en la FGR ya se realiza una investigación sobre la filtración del informe del caso Ayotzinapa, sin testar.

“Ya hay una investigación en la FGR de dónde salió la filtración del informe. Hay mucha gente del viejo régimen allí presente que mantiene muy bien informadas a algunas de las personas sobre las cuales hay procesos iniciados”, señaló.

Dijo que se buscó establecer una comunicación con Zerón, para que pudiera asumir un convenio, un compromiso para aportar información y poder acceder al criterio de oportunidad. “Sí, se realizó el contacto a través de sus abogados, incluso fue iniciativa de los propios abogados, y sostuvimos una reunión donde se le ofreció abiertamente las garantías de que el criterio de oportunidad al que pudiera llegar con la autoridad judicial se cumpliría de manera puntual. No lo aceptó, es así de sencillo. Y aunque ha habido contacto todavía con los abogados, a la fecha no se ha allanado a asumir este compromiso”.

Sobre una entrevista con el diario estadounidense The New York Times, en la que lo cuestionan sobre las más recientes evidencias presentadas en torno al caso, el subsecretario reconoció que un porcentaje importante de pruebas de la investigación está invalidado, Encinas dijo: “soy el principal sorprendido, ¿no?, que ese día que yo autodescalifiqué mi trabajo, pues la verdad no fue así, mucho menos, sería una falta de respeto a las compañeras y compañeros de mi equipo de trabajo que van acompañados de manera muy seria y profesional”.

Explicó que les comentó que el informe debe de verse de una manera integral. “Les comenté que desde un principio nosotros hemos venido identificando 154 eventos para armar este rompecabezas, son 150 eventos que se consideraron relevantes por tratarse de datos vinculados a la desaparición de estudiantes, como son modo, motivo, lugar, participantes y destino.

“De estos 154 eventos identificados, 99 tienen claras coincidencias con otros indicadores y fuentes de información, 55 de estos eventos no coinciden con otras fuentes hasta este momento porque continuamos realizando. De los 99 que tienen coincidencia, 38 tienen una base de capturas con metadatos del 2014 y 61 basados en capturas con metadatos posteriores al 2014”, precisó.

Por último, señaló que este es el reto más grande que ha tenido dentro de la función pública y que lo está encarando con mucha responsabilidad, pese a que se enfrenta a las inercias, las resistencias y los obstáculos del viejo régimen para romper círculos viciosos y poder abrir la investigación; luego, aparecieron las filtraciones, “nos filtraron videos, nos filtraron documentos, nos filtraron el informe no testado, con el ánimo de entorpecer los trabajos y alertar a los responsables”.