Según Meyer Falcón, por primera vez, la Sedatu pone la técnica y la experiencia al servicio de la gente

Por primera vez en su historia, la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) trabaja orientando la técnica y la experiencia al servicio de la gente en las zonas de más carencia en todo el país, aseguró el titular de la dependencia, Román Meyer Falcón, al comparecer ante las Comisiones Unidas de Desarrollo Urbano y Ordenamiento Territorial, de Vivienda, de Zonas Metropolitanas y Movilidad de la Cámara de Diputados, en el marco del análisis del Cuarto Informe de Gobierno.

Ante legisladoras y legisladores, el secretario Meyer Falcón indicó que en estos cuatro años el Programa de Mejoramiento Urbano (PMU) intervino 135 municipios con 950 obras de infraestructura en colonias que registran mayor rezago, lo que generó más de 350 mil empleos directos y una inversión de más de 22 mil millones de pesos.

Asimismo, el funcionario refirió que más de 250 mil familias recibieron apoyos directos para la ampliación, mejora o sustitución de sus viviendas y cerca de 30 mil hogares tienen ya escrituras que garantizan la certeza jurídica de su patrimonio.

«Por primera vez la labor pública es la mejor, la más honesta, la que pone la técnica y la experiencia al servicio de la gente. El trabajo de la Sedatu en campo ha sido reconocido con más de 80 premios nacionales e internacionales de arquitectura y urbanismo», puntualizó.

En materia agraria, el titular de la Sedatu informó que la Procuraduría Agraria (PA) ha representado a más de 117 mil sujetos agrarios de ejidos y comunidades y ha realizado casi 300 mil asesorías en todo el país. El Registro Agrario Nacional (RAN) disminuyó en 75% la liberación de dominio pleno en comparación con la administración anterior y para reducir la desigualdad en el campo, más de 4 mil mujeres en comunidades indígenas y rurales obtuvieron la titularidad de sus tierras.

Reportó que mediante el Programa Nacional de Reconstrucción (PNR) se realizaron 70 mil acciones de rehabilitación de centros de salud, escuelas, viviendas, e inmuebles históricos con una inversión superior a los 35 mil millones de pesos (mdp). En materia de ordenamiento territorial se publicó la Estrategia Nacional de Ordenamiento Territorial (ENOT), el Sistema de Información Territorial y Urbano (SITU), y dos Normas Oficiales Mexicanas en materia de planeación urbana.

Como parte del Plan de Justicia para el Pueblo Yaqui, reportó que en los ocho pueblos se realizaron más de 100 obras que generaron 6 mil empleos directos y más de mil 700 familias recibieron apoyos de vivienda: «se va a resarcir la deuda histórica que se tiene con estos pueblos y se les devolverán más de 30 mil hectáreas en los próximos días», aseguró.

Finalmente, recordó que la Sedatu ha impulsado varias iniciativas de ley, logrando el consenso para la aprobación de las reformas a la Ley General de Asentamientos Humanos,

Posicionamientos diputados

La presidenta de la Comisión de Desarrollo Urbano y Ordenamiento Territorial, diputada Carmen Rocío González Alonso (PAN) expresó que este ejercicio de transparencia y rendición de cuentas fortalece el diálogo, la democracia y permite mejores prácticas en la aplicación del gasto.

González Alonso fue la encargada de tomarle la protesta de decir verdad al funcionario, acompañada por las presidentas y el presidente de las comisiones de: Vivienda, diputada Lilia Aguilar Gil (PT); Zonas Metropolitanas, diputada María Elena Limón García (MC) y de Movilidad, diputado Salomón Chertorivski Woldenberg (MC).

La actual política de vivienda transforma realidades

Al iniciar los posicionamientos, la diputada Flor Ivone Morales Miranda (Morena) afirmó que los logros de la dependencia son muchos y satisfactorios; la política de Sedatu es sensible, cercana y efectiva. Hoy el territorio es un medio para garantizar los derechos humanos y la sostenibilidad, la actual política de vivienda transforma realidades y refrenda al pueblo el compromiso del presidente de la República con el bienestar social.

Indicó que para 2023 se prevé que el Programa de Mejoramiento Urbano (PMU) beneficie a 3 millones 143 mil personas con proyectos integrales que cubran sus necesidades. “Su titularidad es una prueba nítida de que el extinto Fondo de Mejoramiento Urbano no es necesario, porque hoy se han realizado y concluido más obras, así como rescatado más espacios públicos”.

Cambiar una visión sectaria por una incluyente

Rodrigo Sánchez Zepeda, diputado del PAN, externó su preocupación por la vivienda, el ordenamiento territorial y la planeación. Por ello, solicitó “el compromiso para cambiar una visión sectaria por una incluyente y de apertura para que los programas de planeación, vivienda social y mejoramiento urbano sean para todo el país y no solo para zonas denominadas prioritarias”.

Destacó que hay más de cinco millones de trámites sin atender en las oficinas del Registro Agrario Nacional, por lo que, es urgente que se asignen los recursos para que pueda operar eficientemente. Además, 8 de cada diez habitantes viven en ciudades; sin embargo, las urbes han crecido de forma desordenada y se calculan más de siete millones de predios en condiciones irregulares.

Demandamos respeto a las y a los habitantes ante la eliminación de fondos

Por el PRI, la diputada Johana Montcerrat Hernández Pérez resaltó que la dependencia tiene una misión importante para el país, y el Tren Maya es el proyecto más emblemático del presidente, pues se proyecta invertir en la obra hasta 20 mil millones de dólares, “pero organizaciones y colectivos explican que no se ha cumplido la obligación de determinar el daño ni las obligaciones de compensación y restauración que se hace para la construcción de esas vías”.

La Sedatu, dentro del Cuatro Informe, añadió, establece que promovió a través del Programa de Mejoramiento Urbano un ordenamiento equilibrado del territorio, pero hay reclamos de la población. “Demandamos respeto a las y a los habitantes; nos preocupa que se hayan eliminado los fondos, reducido los apoyos y prestaciones a las comunidades vulnerables; nos preocupa la reducción del presupuesto de Sedatu”. 

Las obras prioritarias deben detonar la economía de las regiones

El diputado Juan Pablo Montes de Oca Avendaño (PVEM) resaltó que los asentamientos humanos, urbanos y rurales requieren atención y pidió que los programas de la Sedatu las procuren y promuevan. “Extendemos la mano y confirmamos el compromiso de trabajar con el gobierno de México, siendo un aliado en las políticas implementadas”.

Sobre las obras de reconstrucción, hizo un reconocimiento porque en su estado, Chiapas, no quedó sin atención un solo ciudadano afectado por los sismos. Consideró que las obras prioritarias del gobierno deben detonar la economía de las regiones. “Debemos hacer a un lado nuestras ideologías y trabajar todos por un mejor México”,

Hoy, la vivienda adecuada es un derecho humano

La diputada Lilia Aguilar Gil (PT) mencionó que la Sedatu con muy poco presupuesto, es el área del gobierno con mayor eficiencia y con mayores avances; acabó con paradigmas en el tema de vivienda; hoy la vivienda adecuada es un derecho humano, cuando antes se veía como una mercancía y un negocio.

Resaltó que en estos cuatro años se han atendido ocho millones de trámites en el Registro Agrario Nacional. Aclaró que colabora con Sedatu para hacer una ampliación presupuestal y se trabaja para acabar con vicios de sexenios anteriores. “La vivienda, el desarrollo urbano y el territorial, hoy ya no son un negocio”.

No hay política de desarrollo urbano con perspectiva de futuro

De MC, la diputada María Elena Limón García externó su preocupación por la manera en que se conducen distintas políticas y proyectos del gobierno, cuyos alcances e impactos ambientales y sociales aún no han sido cuantificados, como es el Tren Maya, al cual se le han otorgado más de 97 mil millones de pesos y se han perdido 290 mil hectáreas de árboles, de 2019 a 2020, en la península de Yucatán, y se tienen contemplados mayores recursos para concluirlos.

Por ello, dijo, es necesario que haya transparencia en el destino de los recursos y en todo lo relacionado al mismo. “En la bancada naranja vemos que no hay política de desarrollo urbano con perspectiva de futuro; se le debe dar un giro al rumbo, ya que para 2050 más de 100 millones de personas viviremos en zonas metropolitanas y en ambientes urbanos”.