Propone SCJN generar condiciones para que migrantes tengan acceso a sistema de justicia adecuado

El Ministro Arturo Zaldívar, Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y del Consejo de la Judicatura Federal (CJF), aseguró que la migración y el drama de las personas migrantes es una de las mayores tragedias que se viven en el mundo: “Las personas que tienen que abandonar sus países, sus ciudades, sus lugares, derivado de la guerra, del crimen organizado, de la violencia, del racismo o de cualquier otra causa, genera dramas humanos realmente dolorosos; y más aún cuando se trata de personas que tienen mayor vulnerabilidad”.

Durante su mensaje de bienvenida en la entrega de los “Premios Sentencias 2022. Acceso a la justicia de personas migrantes o sujetas de protección internacional”, el Presidente del Alto Tribunal consideró que uno de los aspectos más importantes y trascendentes en que tienen que estar envueltos los países es en generar condiciones para que estos grupos vulnerables puedan tener acceso a sistemas de justicia adecuados, que se les trate con una perspectiva correcta y que se les den todas las salvaguardas que requieren.

El Ministro felicitó a las y los vencedores de los concursos de las mejores sentencias y señaló que “el dar este reconocimiento tiene dos objetivos: por un lado, reconocer el trabajo de las y los juzgadores que han logrado generar criterios para avanzar, pero también, que estas sentencias sirvan de inspiración y ejemplo para todas las personas juzgadoras de nuestro continente y no solo eso, para los y las jóvenes que están estudiando y que están iniciando su carrera de derecho o de alguna rama relacionada”.

Estos premios otorgados en el marco del “Octavo Foro Regional: Nuevos retos en el acceso a la justicia: desastres socioambientales, cambio climático y movilidad humana”, tienen como objetivo reconocer y visibilizar las sentencias emitidas en el continente americano, que se distinguen por haber garantizado el goce efectivo de los derechos humanos, incluyendo el acceso a la justicia, de las personas que integran estos grupos de atención prioritaria.