Posicionar a la ENCiT a un nivel mayor, objetivo de Beatriz Ortega Guerrero

Fortalecer la calidad de la educación que brinda la Escuela Nacional de Ciencias de la Tierra (ENCiT) de la UNAM, fomentar la movilidad de sus alumnos hacia otras entidades de esta casa de estudios, así como a instituciones nacionales y del extranjero, y difundir ampliamente el tipo de problemas que pueden ayudar a resolver los egresados, son acciones incluidas en el Plan de Trabajo de la directora de esa entidad académica, Beatriz Ortega Guerrero.

En entrevista, la doctora en Geofísica expuso que los estudiantes son la esencia de la Universidad Nacional, por ello trabajará en reforzar la docencia y brindarles mejores oportunidades de desarrollo. Para lograr lo anterior será importante incrementar la vinculación con académicos de diversas entidades universitarias. “Los convocaremos para presentarles en qué áreas pueden colaborar”.

En la ENCiT también se reforzarán los cursos de asignaturas como Matemáticas o Física, en las cuales les es más difícil a los estudiantes conseguir mejores notas; además ofrecerá cursos extracurriculares en temas que son poco atendidos dentro del mapa curricular. “Por ejemplo, Programación no es una materia contemplada en el Plan de Estudios, pero para muchos alumnos va a ser más que necesaria”, aseveró.

La directora explicó que se estimulará la movilidad de los estudiantes desde la escala local –con escuelas y facultades con licenciaturas afines, dentro del campus de Ciudad Universitaria– hasta el plano internacional. “Lo deseable es que el alumnado de licenciaturas similares esté en contacto, sumen esfuerzos y hagan comunidad”.

Y agregó Ortega Guerrero: “No solo se enriquece su vida académica, su aprendizaje, es toda una experiencia de vida”.

“A los alumnos me gustaría reiterarles que estamos aquí para trabajar en mejorar la calidad de la educación y llevar la Escuela a un nivel superior. Mi puerta y las de mis colaboradores están abiertas para atenderlos. A mis colegas de diversos centros e institutos, confirmarles la invitación a que se sumen al proyecto de esta Escuela”, señaló.

Aportes sustanciales

De igual forma, se buscará que los cerca de 400 alumnos que actualmente tiene esta Escuela -la más joven dentro de Ciudad Universitaria- egresen en el tiempo planeado y puedan desempeñarse profesionalmente y/o continuar su formación a nivel posgrado.

La también investigadora del Instituto de Geofísica detalló que una tarea importante será promover -en los sectores gubernamental y privado- las habilidades y potencialidades de los egresados de la ENCiT, a fin de ayudar a resolver problemas de la nación. Por ejemplo, en la gestión de recursos naturales como el suelo y el agua.

Los alumnos de la Licenciatura en Geografía Aplicada también pueden atender asuntos relacionados con la planeación del territorio con base en sistemas de información geográfica, una contribución poderosa al estudio y análisis de los recursos naturales.

En tanto, los de la Licenciatura en Ciencias de la Tierra tienen cinco orientaciones. Quienes egresan del área de Ciencias Espaciales pueden participar al estudio de aspectos del clima espacial, importante para las telecomunicaciones.

Los del área de Ciencias de la Tierra cuentan con herramientas para ayudar a la mitigación de riesgos volcánicos, geológicos, entre otros. “Son problemas fuertes en regiones del país donde se dan deslaves, porque se deforestan las laderas de los cerros. Llega una lluvia torrencial, arrasa con mucho material y, lamentablemente, quedan sepultados pueblos enteros, afectando las vidas y bienes de los pobladores”, añadió la directora.

Otros campos en los que la ENCiT forma a sus alumnos son: Ciencias Acuáticas, Ciencias de la Atmósfera, y Ciencias Ambientales.