México y China comparten la visión de que la educación es el gran motor para transformar sociedades: Graue

México y China son pueblos herederos de una rica historia y una vasta cultura milenaria y los lazos de amistad que hemos desarrollado se refrendan todos los días con innumerables intercambios comerciales, tecnológicos, políticos, académicos y culturales, afirmó el rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers.

Ambas naciones también comparten la visión de que la educación es el gran motor para la transformación de nuestras sociedades y para ello requerimos elevar las habilidades científicas, humanísticas y tecnológicas de la población y sus estudiantes, agregó al participar en el V Seminario de las Relaciones Sino-Mexicanas. 50 Aniversario de Relaciones Diplomáticas: Cooperación y Beneficio Mutuo.

Por ello, en el encuentro organizado por la Universidad Nacional, El Colegio de México (COLMEX) y la Academia China de Ciencias Sociales (CASS), Graue Wiechers consideró sumamente imprescindible impulsar la cooperación académica internacional en todas las áreas del conocimiento.

“Valoramos la estrecha colaboración que nuestra Universidad ha establecido con diversos socios estratégicos en China, así como con todas las instituciones participantes”, señaló.

Una muestra de ello es que en 2012 se creó, en colaboración con la Universidad de Estudios Extranjeros de Beijing, el Centro de Estudios Mexicanos de la UNAM en China, que en noviembre próximo cumplirá una década de labores ininterrumpidas. “Este encuentro es una forma de celebrar esta cooperación académica y los vínculos institucionales que hemos establecido”, dijo.

En su oportunidad, el embajador de México en la nación asiática, Jesús Seade Kuri, indicó que el Seminario es un punto de inflexión para analizar las posibilidades de colaboración entre los dos países. Destacó los esfuerzos de China para atraer, cultivar y retener el capital humano, nutrir su talento y fomentar la innovación.

“Por la trascendencia de los logros chinos, para México resulta fundamental entender de forma clara las estrategias que China ha venido instrumentando en la formación de capital humano y para enfrentar los retos de innovación, en las que residen amplias posibilidades de colaboración bilateral”, sostuvo el diplomático quien ofreció su apoyo para identificar temas y personas que permitan enriquecer investigaciones conjuntas.

De igual forma, Cai Wei, director general del Departamento de América Latina y el Caribe del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, apuntó que ambos países son potencias en vías de desarrollo que pueden avanzar de manera conjunta, profundizar su comunicación estratégica, aumentar la confianza política mutua.

Insistió en acrecentar la cooperación pragmática y subrayó que las dos naciones no son competencia, sino socios. Planteó mejorar la articulación en sus cadenas de suministro y de su industria, buscar que empresas trabajen en infraestructura y parques industriales en áreas emergentes como la automotriz, aeronáutica, aviación, entre otras. Asimismo, se manifestó por ahondar la amistad entre ambos pueblos.

En el mismo sentido, Zhao Qi, secretario General de la Academia China de Ciencias Sociales, indicó que el Seminario busca ayudar a llevar las relaciones entre México y China a un nuevo nivel.

Luego de la pandemia, estimó, el mundo ha entrado a un periodo de turbulencia y hoy más que nunca estos dos países deben aprovechar las oportunidades de progreso para avanzar juntos. Propuso fortalecer la confianza mutua, el respeto y trato igualitario, apoyar los intereses que tienen en común y sus preocupaciones en organismos multilaterales como la ONU, el G20 en el foro China-CELAC, entre otros.

Además, establecer cooperación pragmática y aprovechar que los dos se encuentran en etapas de desarrollo parecidos, aumentar el nivel de cooperación y complementariedad para trabajar en la resiliencia de sus economías.  Subrayó el intercambio logrado en ciencias sociales y humanidades, pues México y China provienen de culturas milenarias.

Al hacer uso de la palabra, Silvia Giorguli Saucedo, presidenta de El Colegio de México, remarcó que el Seminario es ejemplo del papel que la academia tiene en la diplomacia científica, la cual promueve el acercamiento y mayor entendimiento entre ambos pueblos, a partir de sus comunidades científicas.

Esa actividad académica, acotó, es muestra de la cooperación con visión hacia el futuro y por mantenerse a la vanguardia. Detalló que la agenda de este encuentro incluye temas como: Ciencia y tecnología, Economía digital, Sustentabilidad, Pobreza, entre otros.