Identifica Cenapred crecimiento de un domo de 60 metros en el Popocatépetl

El Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) informó que, desde el 7 de octubre, mediante el análisis de diversos parámetros de monitoreo, así como de las imágenes de satélite, se identificó el crecimiento de un pequeño domo de aproximadamente 60 metros (m) de diámetro en el volcán Popocatépetl, situado en la depresión del fondo del cráter principal.

Destacó que su formación ha estado asociada principalmente a exhalaciones y tremor. La velocidad de crecimiento de este cuerpo de lava es cercana a 2 m3/s, semejante a lo observado en ocasiones anteriores.

En un comunicado, Cenapred indicó que, con base en los parámetros de monitoreo visual, sísmico, de deformación y gases se concluye que en el corto plazo se puede esperar una actividad similar a la observada en las últimas semanas, que consistente en explosiones de baja a mediana intensidad, emisiones de ceniza y fragmentos incandescentes dentro del radio de exclusión de 12 kilómetros. No se descarta la posibilidad de que continúe el crecimiento de dicho domo.

De acuerdo con el diagnóstico de la actividad general reciente, se mantiene el semáforo de alerta volcánica en el nivel Amarillo Fase 2. Se reitera a la población respetar el radio de seguridad de 12 km, precisó la institución.

La Coordinación Nacional de Protección Civil, el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la Universidad de Colima trabajan en conjunto para brindar información precisa y confiable. Exhortamos a la población a informarse por medio de fuentes oficiales y hacer caso omiso de rumores.

El Cenapred reitera a la población atender las siguientes recomendaciones ante la posible caída de ceniza:

  • Cubrir nariz y boca con pañuelo o cubrebocas secos
  • Limpiar ojos y garganta con agua pura
  • Utilizar lentes de armazón y evitar los de contacto para reducir la irritación ocular
  • Cerrar ventanas o cubrirlas y permanecer lo más posible en interiores
  • Evitar la acumulación de ceniza en techos y patios
  • Cubrir recipientes de agua para evitar su contaminación

Por último, sostuvo que el gobierno de México mantiene su compromiso por coordinar esfuerzos con el sector científico e incorporar los mayores desarrollos tecnológicos a la reducción de riesgos volcánicos, privilegiando la protección de la vida y el patrimonio de la población.