Una reforma electoral debe darse por consenso: Lorenzo Córdova

El Consejero Presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello, advirtió que, en caso de haber una reforma electoral, ésta debe ser bien hecha, ya que se pondrá en práctica en la elección más grande e importante de la historia, la del 2024.

Lo que tenemos enfrente es una enorme responsabilidad, sobre todo porque, “si hay reforma, la vamos a poner a prueba en la elección más grande y probablemente la más delicada en nuestra historia, así que tiene que ser una reforma bien hecha”, subrayó.

Al impartir la conferencia “Evolución y desafíos de la democracia mexicana” en el Congreso estudiantil “Motor de México 2022” organizado por la Facultad de Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales de la Universidad Autónoma de Nuevo León, Córdova consideró que si en México se va a hacer una reforma, “hagámosla, pero hagámosla bien, porque lo que podemos jugarnos es lo que hoy no es un problema en nuestro país, la estabilidad política”.

Mencionó que en todo el mundo para que exista una reforma debe haber tres condiciones: que exista el mayor consenso posible, se requiere, dijo, un amplio consenso entre las fuerzas políticas, “porque si no, la reforma va a ser un problema”.

Que sea para mejorar el sistema y no se tiren a la basura 30 años de cambios políticos.

Y finalmente, agregó el Presidente del INE, que sea producto de diagnósticos adecuados, “si hay cambios que se hagan bien, que se hagan con datos, que se hagan con la cabeza, no con el estómago, porque si vamos a hacer una reforma electoral a partir de los rencores, o peor aún, de las filias y fobias personales, seguro va a salir mal”, advirtió.                                       

Lorenzo Córdova estableció que cuando se habla de cambiar el juego democrático, se trata de cambiar las reglas mediante las cuales se disputa el poder político de manera pacífica.

“En una sociedad que le ha costado mucho llegar a la democracia, no puede ser patrimonio solamente de unos cuantos políticos, sino que tiene que involucrar una amplísima discusión pública”, precisó.

A los jóvenes universitarios les recordó que la construcción de la democracia fue el resultado de una apuesta histórica y si bien el país tiene problemas de seguridad, desigualdad y otros que no se han enfrentado con las políticas públicas adecuadas, “la democracia no es un problema en México”.