Profeco debe garantizar derechos de usuarios de servicios aéreos, demandan en el Senado

Resulta lamentable observar los engaños de las aerolíneas, pues ofrecen vuelos a precios accesibles, pero cobran todas las prestaciones del servicio de manera adicional, situación que eleva hasta 10 veces más el precio original de los boletos, lo que genera una gran vulneración de los derechos de las personas usuarias de estos servicios, señalaron senadores del PT.

Por tal motivo, exhortaron a la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), para que entable una mesa de diálogo con las aerolíneas que tienen mayor número de denuncias presentadas por las y los consumidores, con el objetivo de garantizar los derechos de las personas.

El un punto de acuerdo, enviado a la Comisión de Economía, los legisladores pidieron que en dicha mesa se deben reafirmar los derechos que tienen los pasajeros de líneas aéreas en las leyes vigentes, así como las sanciones a las que pueden ser acreedoras estas empresas.

Además, hicieron un llamado a la Profeco para que fortalezca su presencia en los aeropuertos del país, en los horarios de mayor cantidad de salidas y arribo de vuelos, a fin de dar oportuno e inmediato seguimiento a los reclamos y quejas que presenten las y los consumidores por la vulneración a sus derechos.

También solicitaron a la Procuraduría que redoble esfuerzos en la difusión de campañas informativas, acerca de los derechos que tienen las personas usuarias del servicio de transporte aéreo, con la finalidad de que conozcan las obligaciones de las aerolíneas y, en caso de incumplimiento, tengan conocimiento de los mecanismos para su protección.

Los senadores advirtieron que entre las principales quejas por parte de las y los usuarios, fue la eliminación del equipaje de mano gratuito en la tarifa básica, disposición que representa una “clara violación de los derechos del consumidor”.

Destacaron que el costo adicional que se genera por la selección de asientos, también se utiliza como un mecanismo para la búsqueda de mayor beneficio económico.

Otra queja recurrente, apuntaron, es el de la sobreventa de vuelos, situación en la que las personas compran su vuelo con meses de anticipación, y al presentarse en el aeropuerto para abordar el avión, les es negado el servicio, porque el vuelo fue sobrevendido.

Refirieron que, de acuerdo con datos del Buró Comercial de la Procuraduría Federal del Consumidor, el año pasado entre Aeroméxico, Interjet, Volaris y Viva Aerobus sumaron tres mil 479 quejas.

Esto ha traído consigo mucho descontento en las personas usuarias, “por lo que reiteramos que esta situación no se puede permitir, ya que los intereses económicos de los grandes corporativos no se pueden poner por encima de los derechos de las personas”.