Diálogo de alto nivel en seguridad con Estados Unidos busca cooperación de respeto mutuo

El Diálogo de Alto Nivel en Seguridad entre México y Estados Unidos (DANS) realizado ayer en Washington D. C. es la confirmación de que ambas naciones buscan regresar a una cooperación bilateral basada en el respeto en común y la confianza para beneficio mutuo, señaló la doctora Laura Del Alizal Arriaga, investigadora de la Unidad Iztapalapa de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

Ahora Estados Unidos está “buscando de México una colaboración eficaz para detener el tráfico de fentanilo, pues a ellos les preocupa muchísimo debido al número de sobredosis entre los consumidores de drogas, por lo que piden a nuestro país reforzar la vigilancia para regresar a los mecanismos de cooperación bilateral”.

Entonces, “la reunión es una buena oportunidad para constatar que el diálogo entre los dos gobiernos se mantiene en buenos términos y que seguramente ayudará a solucionar problemas que interesan a ambas naciones”, subrayó en entrevista la académica del Departamento de Sociología de esta casa de estudios.

Del Alizal Arriaga aseguró que “lo más positivo que podríamos hallar del encuentro es que hay un diálogo fluido entre funcionarios de alto nivel que están en capacidad de implementar y adoptar medidas adecuadas para el cumplimiento de los objetivos planteados”.

Si bien en el caso de México “observamos que la insistencia del titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard Casaubón, sobre la cuestión del tráfico de armas fue escuchada, lo cierto es que la estrategia de demandas en contra de las empresas productoras no tuvo éxito”.

Por tanto, el gobierno debe buscar otros caminos para hacer que el vecino del norte ayude en una tarea que, si bien es responsabilidad de México, contribuye e impedir que “su frontera sea tan porosa como para permitir ese tráfico de armas que nosotros sabemos está vinculada al trasiego de drogas y no se trata de un asunto separado”, apuntó.

Ahora que se retomaron estas pláticas en las que Estados Unidos ha planteado abiertamente la lucha contra los cárteles de la droga, en especial aquellos que trafican con fentanilo es fundamental que el gobierno mexicano ofrezca una respuesta abierta acerca de temas prioritarios de la relación en cuestiones relacionadas con la seguridad y la lucha contra el narcotráfico.

Ahora “estaríamos viendo las dos caras del mismo problema: a Estados Unidos le inquieta el tráfico de estupefacientes desde México y a los representantes de nuestro país les preocupa el ingreso ilegal de armas, porque se sabe que los mismos grupos están involucrados, tanto en el tráfico ilícito de drogas como en el de armas”, puntualizó la especialista.