Urgente regular el sector audiovisual en el entorno digital en América Latina

Las transformaciones del sector audiovisual frente a la presencia de “jugadores globales de Internet” demandan una urgente reflexión sobre el rol de sus políticas públicas en el entorno digital en América Latina, reconoció la doctora Ana Bizberge, al dictar una conferencia virtual convocada por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

La académica de la Universidad Nacional de Quilmes, Argentina, consideró que aún son escasas las iniciativas regulatorias adoptadas en la región, si bien ha habido muchas consultas y proyectos, al final aquellas adoptadas se centran principalmente en aspectos tributarios o de rentas generales.

Las reformas a los marcos de regulación o convergentes entre 2009 y 2015 pueden servir como punto de partida para garantizar los derechos consagrados en estas normativas y extenderlos en esta diversidad para abonar en el debate de cómo abordar a los proveedores globales de servicios audiovisuales por Internet.

El rol de los “gigantes digitales en el ecosistema en su conjunto” es uno de los temas que más se discute en la región, donde Argentina, Colombia, Chile, Uruguay, México, Costa Rica y Ecuador promovieron –de 2017 a 2019– reformas tributarias que tenían que ver con extender el Impuesto al Valor Agregado (IVA) a los servicios digitales.

No obstante, las reacciones que han tenido las plataformas frente a este impuesto fue aumentar los abonos, por lo que en última instancia “lo terminamos pagando las audiencias, usuarios o consumidores, como sucede en todos los productos que compramos”.

En su exposición Debates sobre la regulación de servicios audiovisuales en Internet, Bizberge mencionó que algunas otras intervenciones han quedado en discusiones que hoy están en debate y en otros casos en proyectos que no han prosperado, más allá de algunos pocos que sí han derivado en leyes o decretos que sancionan concretamente.

“México, por ejemplo, se ha quedado en stand by, primero con el decreto del senador Ricardo Monreal que tenía que ver con el establecimiento de una cuota de catálogo de 30 por ciento, luego se habló de una de 15 por ciento, sin embargo, esta iniciativa –muy criticada desde distintos sectores– que ocupó bastante debate en 2021 finalmente fue retirada”.

Muchas críticas aludían a que el establecimiento de una cuota de catálogo entraría en colisión con el T-MEC, con lo cual se estaría obstruyendo el tratado trinacional; además de la resistencia de productores independientes que planteaban que la cuota de catálogo beneficiaría sobre todo a Televisa y TV Azteca.

En Argentina, de 2018 a la fecha se han presentado proyectos de ley que buscan recuperar algunos elementos planteados en la Ley de Servicios Audiovisuales y alcanzar también a estos jugadores de Internet, refirió.

En suma, “los distintos proyectos de legislación buscaban recuperar muchos de los elementos planteados en la norma, no solo para reponerlos a la televisión abierta sino extendiéndolos para que alcancen a proveedores de servicio de audiovisuales a través de la web que tendrían que trabajar a través de cuota e impuestos a fondos sectoriales”.

Lo cierto es que la presencia de nuevos actores en el ecosistema audiovisual ha generado cambios en las lógicas de producción, consumo y negocio, y también ponen en crisis la política y la regulación del sector, principalmente a través de plataformas como Amazon Prime o Netflix, concluyó.

El Ciclo Comunicación digital más allá de la pandemia fue convocado por el Departamento de Ciencias de la Comunicación de la Unidad Cuajimalpa de la Casa abierta al tiempo y la Unión Latina de Economía, Política de la Información, la Comunicación y la Cultura.