Advierte magistrado Vargas Valdez sobre riesgos de desinformación frente a la integridad electoral

El magistrado del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), José Luis Vargas Valdez, aseguró que, frente a la desinformación, la voluntad popular puede resultar dañada, y si no existe un control sobre este fenómeno no se puede hablar de integridad electoral, es decir, se contará con una sociedad que llega con distorsión de sus opiniones para emitir libremente el voto y en consecuencia no se podrá hablar de procesos democráticos con estándares de integridad.

En el marco de la Quinta Asamblea Plenaria de la Red Mundial de Justicia Electoral, el magistrado de la Sala Superior participó en el foro “Medios Digitales y Desinformación en Procesos Electorales”, en el que habló sobre la influencia que la desinformación puede tener sobre la ciudadanía.

El magistrado Vargas Valdez subrayó que las redes sociales han tenido un desarrollo y cumplen una función, pero en lo que hace a la materia de justicia electoral, lo que se tiene que hacer es analizar y entender cuál es la convivencia pacífica en el ejercicio de los derechos fundamentales involucrados: libertad de expresión, libertad de información y protección de datos personales.

En ese sentido, manifestó, lo que se busca es tutelar la equidad en la contienda y lo más importante la libertad y autenticidad del voto, la voluntad popular. Se debe revisar, agregó, cuáles son los actos que se pueden considerar atentatorios contra el derecho a las libertades y las conductas que pueden afectar la equidad en la contienda, para lo cual es necesario entender la arquitectura del internet, puntualizó.

En su intervención, señaló que la proliferación de empresas de plataformas digitales ha rebasado las soberanías nacionales y los marcos normativos de las naciones; ante este fenómeno afirmó que desde el momento en que hay un espacio público ocupado o administrado por plataformas privadas, el Estado tiene pertinencia para acotar su función, respetando la libertad de empresa, pero al mismo tiempo tutelando los derechos de la ciudadanía.

Para atajar la desinformación refirió que existen tres actos que se deben atender: la manipulación intencional en materia de política electoral; las burbujas epistémicas que excluyen a ciertos grupos de un debate; y las cámaras de resonancia que es cuando se genera la multiplicidad de un mensaje que se quiera destacar y ocultar otro, ya que esto tiene la capacidad de alterar las preferencias ciudadanas.

En este foro participaron también Alberto Dalla Vía, vicepresidente de la Cámara Nacional Electoral de Argentina; Patrick Sensburg, director del Máster en Gestión Pública y presidente del Observatorio de Redes Sociales de la Red Mundial de Justicia Electoral, así como Herwyn Jefler, comisionado del Órgano Supervisor de Elecciones de Indonesia.