Confirma AMLO hakeo a Sedena; dice que son ciertos los informes sobre su estado de salud

El presidente Andrés Manuel López Obrador aceptó que hakearon el sistema de seguridad de la Secretaría de la Defensa Nacional y que son ciertos los documentos extraídos, que dio a conocer Carlos Loret de Mola en su programa de Latinus. Aseguró que “no hay nada que ocultar. La vida pública tiene que ser más pública, entonces no hay nada que no se sepa o que no se deba saber”.

“Hubo un ataque cibernético, mediante estos mecanismos modernos extraen archivos, es gente muy especializada, no cualquiera, no sé si en México haya especialistas en este campo de la cibernética. Tengo entendido que este mismo grupo ya ha hecho lo mismo en otros países, creo que en Colombia, en Chile, por eso creo que es algo que se masajea desde el extranjero”, dijo en la conferencia de medios de este viernes.

 Explicó que el titular de la Sedena, Luis Cresencio Sandoval, le comentó que los hackers aprovecharon que el Ejército está realizando un cambio en el sistema de información, “son profesionales…no sabemos de dónde o qué grupo está detrás, pero todo lo que se ha hecho público es verdad…el que nada debe, nada teme, no hay nada nuevo…” Con respecto a los supuestos conflictos entre la Marina y el Ejército o la situación de seguridad en las aduanas prefirió no decir nada.

“Si se actúa con transparencia –que es la regla de oro de la democracia–, si no se miente, si se habla con la verdad, ¿qué problema puede uno tener?”, agregó.

En el Salón de la Tesorería de Palacio Nacional indicó que el robo de información no afectará la vida política del país, porque es de dominio público e incluso el propio gobierno federal la pone a disposición.

“Aprovecharon de que están llevando a cabo un cambio en el Ejército –me decía el general–, del sistema de información, (…) pero es de dominio público. Todo lo que se dice ahí es cierto y se ha expresado”, apuntó.

Planteó que las secretarías de Marina y de la Defensa Nacional son instituciones que actúan con disciplina y, por tanto, informan de manera frecuente. “Todos los días hay información, oficios; Marina y Defensa me envían reportes, sin exagerar, diario, escritos; me informan de todo”, añadió.

Respecto a su estado de salud, que también se dio a conocer en el programa, López Obrador confirmó que en enero tuvo riesgo de otro infarto.

«Si acaso lo de la ambulancia que fue a Palenque a principios de enero, porque había pues un riesgo de infarto. Y me llevaron al hospital y me recomendaron un cateterismo, ustedes se acuerdan de eso, me dijeron hay que hacerlo, les pedí unos días. En eso me dio Covid y tuve que esperar a que pasara el Covid y ya fui al hospital y me hicieron el cateterismo. Lo demás de que tiroides, pues sí cuando uno va a ver a los médicos le hacen análisis de todo y, pues, pastillas, para tiroides, para la hipertensión», dijo.

El presidente López Obrador insistió que es bueno su estado de salud y atiende todas las recomendaciones de sus médicos, lo que le permite dirigir el Estado mexicano.

“Mientras yo tenga la responsabilidad que me dio el pueblo como presidente, le tengo que hacer caso a los médicos y tengo que cuidarme. (…) Es muy satisfactorio; es deber, pero también significa una gran satisfacción el poder servir. No hay nada que se compare a poder servir a los semejantes. Esa es la verdadera política”, expresó.

Dijo sentirse bien y tener el apoyo de la gente; precisó que combina el tratamiento médico con ejercicio físico.

“Muy buenas vibras; hay quienes piensan distinto y los respeto. (…) Estoy pendiente, me reviso cada tres o cuatro meses, pero eso depende de cómo uno se sienta. Lo más delicado es la hipertensión, por eso a veces camino y voy a escalar cerros para lo que llaman cardio”, apuntó.