Acuerda Senado partir de cero en la construcción del dictamen sobre Fuerzas Armadas, dice Monreal

El presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, Ricardo Monreal Ávila, informó que sostuvo reuniones con todos los grupos parlamentarios, en las que acordaron una redacción distinta o una alternativa a la reforma al Artículo Quinto Transitorio, a fin de subirlo ante el Pleno, el próximo 4 de octubre.

En entrevista, el legislador dijo: “Vamos a hacer un esfuerzo de redacción, todos, y de aquí al viernes estaremos trabajando de manera conjunta para ver si logramos los acuerdos sobre la reforma constitucional al 5º transitorio. Entonces, tenemos toda esta semana, el martes 4 de octubre pretendemos subirlo al Pleno, si es que logramos un acuerdo; y si no también subir al Pleno el mismo dictamen que se retiró, por la ausencia de acuerdos para ese propósito”.

Monreal Ávila consideró que los grupos parlamentarios tienen claridad en que no se puede dejar en la indefinición jurídica y constitucional a las Fuerzas Armadas permanentes. “Que no lo merecen las Fuerzas Armadas permanentes, que han contribuido a mantener la tranquilidad y la paz en estos años, con excepciones como lo de Ayotzinapa, pero que se deja con mucha claridad el que fueron sólo elementos, no la institución”.

Señaló que la idea es que las Fuerzas Armadas tengan la certeza jurídica, seguridad jurídica, base constitucional y también medidas de control parlamentario, en el desempeño de sus funciones con evaluaciones periódicas.

Por otro lado, respecto a la comparecencia del titular de la Secretaría de Gobernación, Adán Augusto López, el legislador dijo que el análisis del Informe de la Política Interna, presentado por el Senado fue útil; #me pareció un lenguaje adecuado, conciliador y tendiente a la búsqueda de acuerdos, en un buen ejercicio de diálogo y de debate respetuoso entre el Legislativo y el responsable de la Política Interna del país”.

Me pareció una buena posición y un buen ánimo conciliador, de un funcionario público, el segundo más alto después del presidente de la República; y en un tono discursivo ameno y conciliador.