Educación Abierta y a Distancia, 50 años de ser un modelo exitoso

La Universidad Nacional Autónoma de México cuenta con más de 43 mil estudiantes en el Sistema Universidad Abierta y Educación a Distancia (SUAyED), lo cual representa aproximadamente 11 por ciento del total de su matrícula escolar, de acuerdo con cifras de la Coordinación de Universidad Abierta, Innovación Educativa y Educación a Distancia (CUAIEED).

Está integrado por 28 licenciaturas en modalidad abierta y 22 a distancia, en 13 entidades académicas. En el presente ciclo escolar ingresaron mil 920 alumnos en la primera y dos mil 740 en la segunda; además se cuenta con mil 500 y dos mil docentes, respectivamente.

En ocasión de los 50 años del Sistema, la Facultad de Filosofía y Letras (FFyL) se integró a la celebración con la conmemoración del 45 aniversario de su propio modelo educativo, el cual inició en 1977.

Las actividades conmemorativas conjuntas que concluyen mañana viernes en esta entidad académica incluyen conferencias, testimonios, una exposición fotográfica y conversatorios.

El titular de la CUAIEED, Melchor Sánchez Mendiola, aseguró que en la actualidad las carreras abiertas y a distancia significan, con frecuencia, mayor acercamiento entre profesores y estudiantes, al igual que con la comunidad. 

La transformación digital, dijo, no es solo digitalizar las herramientas educativas. “Ese paradigma muy tradicional de que había que escanear todo el material, ponerlo a disposición de los estudiantes y profesores en las plataformas, ha quedado atrás”.

Para el experto, la verdadera transformación digital implica que lo utilizado en términos de tecnología sea parte del paisaje como el agua, la electricidad, el aire.

Es una gran opción

En el Aula Magna de la FFyL, Mary Frances Rodríguez Van Gort, directora de esta entidad académica, consideró relevante el encuentro en la historia de la Universidad y de la educación en el país, “porque significa que el modelo educativo implementado hace medio siglo funciona y es un éxito”.

El SUAyED se constituyó a partir de su inicio -ahora reforzado durante la pandemia- en una opción que se fortaleció con el trabajo de todos, pero se requiere aún más.

Hace 50 años, puntualizó, nuestra Universidad comenzó con una propuesta educativa que implicaba riesgos como todo emprendimiento; era un reto crear el sistema de universidad abierta.

“Ahora se puede decir que, durante este tiempo, cientos de estudiantes han logrado construir sus estudios universitarios de manera exitosa, y contribuyen a nuestra sociedad para que avance en todos sus aspectos; son la evidencia de que el SUAyED-UNAM es una parte sustancial de nuestra vida comunitaria”, indicó.

La crisis derivada de la emergencia sanitaria, añadió, también tuvo como efecto el surgimiento de oportunidades, y entre estas el reconocimiento de la validez e importancia de los sistemas educativos que tienen como modelo a la universidad abierta y a distancia.

La jefa de la División SUAyED de la FFyL, Ana Isabel Tsutsumi Hernández, recordó que en enero de 1977 iniciaron las sesiones de asesoría en el SUA de esta Facultad, y en 2009 las clases de educación a distancia.

“No está por demás reafirmar que el modelo funcionó plenamente ante la adversidad que significó la crisis sanitaria por la COVID. De estos eventos nos quedan lecciones aprendidas que nos servirán como plataforma para mejorar aspectos, tales como el proceso de evaluación, los planes de estudio y el uso de herramientas didácticas”, finalizó.