Esto no ha terminado, sigue el proceso legislativo en el Senado, advierten PAN y PRD

Con la advertencia de “ni nos doblamos ni nos rajamos”, los coordinadores del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, Luis E. Cházaro y del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, Jorge Romero, afirmaron estar firmes, y refrendaron el voto contra la militarización del país.

Subrayaron que este proceso aún no puede darse por concluido, puesto que continúa en el Senado de la República.

Por su parte, Jorge Romero comentó: “En Acción Nacional dimos la batalla por México y por la gente. Lamentamos que la iniciativa que hoy fue discutida resultara aprobada. Sin embargo, nuestro compromiso por la defensa de la Constitución y de México está más vigente que nunca”.

Una vez que fueran dados los resultados que avalaron la reforma para ampliar el plazo hasta 2028 para la permanencia del Ejército en actividades de seguridad pública en el país; el líder perredista, Luis E. Cházaro, sostuvo que quienes acataron la Constitución Política no pueden llamarse derrotados, al contrario –dijo- derrotados deben sentirse otros y la gente lo hará valer con su voto en las siguientes elecciones.

Mientras tanto, ambos reconocieron el voto valiente y congruente de quienes, con su decisión de voto, dieron visos de que el poder legislativo puede seguir siendo un contrapeso democrático en nuestro país, por lo que llamaron a las y los senadores comprometidos con el país y la democracia, a echar abajo esta ofensa contra el pueblo de México. “No se ha acabado nada. El proceso legislativo aún no termina y vamos a ver hacia adelante”.

Jorge Romero, mencionó que “en 2019 todos los partidos votamos a favor de una Guardia Nacional civil para que fuera un cuerpo de seguridad comandado por civiles. Hoy es evidente que fue una mentira; y ante el fracaso en los resultados de seguridad, es necesario replantear la estrategia y no seguir apostando a los mismos errores”.

Los Coordinadores afirmaron tener respeto a las Fuerzas Armadas y al Ejército en sus funciones principales, pero hicieron un llamado conjunto a que se cumpla la Constitución, porque, afirmaron “se dejaron de lado las policías estatales y municipales, y debe quedar claro que no estamos del lado de la inseguridad, sino de la constitucionalidad y de que a la gente le vaya bien.”

Al respecto explicaron que su voto no fue en contra del ejército, sino en reconocimiento a su labor para que el gobierno autoritario e incompetente de Morena no les endose el fracaso de su estrategia, y los malos resultados que ha traído para la gente. Sentenciaron que una policía militar no corresponde a una democracia, sino a un régimen autoritario como el que el oficialismo pretende imponer en nuestro país.

Finalmente, comentaron: “México cuenta con nosotras y nosotros, con nuestra lealtad para corregir el rumbo de México. Por esta razón es que nosotros sostuvimos nuestro voto en contra, y seguiremos trabajando por darle paz y tranquilidad a las familias mexicanas. Hoy, la gente en la calle quiere la coalición y nosotros, nos vamos a mantener”.