Autoridades estadounidenses respetarán soberanía energética de México, destaca AMLO tras reunión con Blinken

El presidente Andrés Manuel López Obrador dio por terminada la controversia con Estados Unidos por el T-MEC, luego de su encuentro con Antony Blinken, Secretario de Estado, y Gina Raimondo, Secretaria de Comercio.

Pidió a sus adversarios dejar de estarse frotando las manos esperando un posible distanciamiento con su homólogo Joe Biden y narró que ayer se acordó “en seguir trabajando y de ser respetuosos de nuestra política energética y de nuestra soberanía, la misma postura que tiene el presidente Biden y con el deseo que se aclaren malos entendidos, y los asuntos más particulares de empresas

En la conferencia de prensa matutina, el jefe del Ejecutivo expuso que “hay mucho interés, deseo de seguir manteniendo buenas relaciones con nosotros. (…) Se trataron algunos temas conmigo. La parte energética, básicamente en el propósito de ellos, del gobierno de Estados Unidos, de ser respetuosos de nuestra política energética, de nuestra soberanía”.

México y Estados Unidos mantendrán el trabajo coordinado y el fortalecimiento de las relaciones comerciales y económicas de ambas naciones.

“Tratamos la posibilidad de llevar a cabo acciones conjuntas para el desarrollo energético y de la industria automotriz, todo lo que tiene que ver con los carros eléctricos, (…) la inversión que quiere ampliarse, que llegará a nuestro país con ese propósito de fortalecer esta industria”, apuntó.

Destacó que los funcionarios estadounidenses mostraron una voluntad propositiva, respetuosa y amistosa, por lo que continuará el diálogo y el establecimiento de acuerdos a favor de los pueblos.

“Ni siquiera se usó la palabra ‘arancel’ o ‘sanción’, nada. Además, porque no hay razón y estamos de acuerdo en fortalecer nuestras relaciones. Está creciendo mucho el comercio entre México y Estados Unidos, está creciendo la inversión extranjera”, señaló.

En el Salón de la Tesorería de Palacio Nacional, el mandatario sostuvo que la cooperación bilateral contribuirá a la implementación del Plan Sonora, el cual incluye la producción de energías limpias mediante plantas solares y el impulso a la industria automotriz, sector en el que la nacionalización del litio, mineral estratégico en la fabricación de baterías, es fundamental.

Sobre el fenómeno migratorio, añadió el presidente, es mutuo el interés en garantizar derechos humanos. El Gobierno de México mantiene la propuesta de atender las causas para que la gente no deje sus lugares de origen.

“Se acordó seguir trabajando de manera coordinada para ayudar y hacer realidad la cooperación con los gobiernos de Centroamérica; que haya apoyos para que la gente no se vea obligada a emigrar, que el fenómeno migratorio está creciendo no solo en América, sino en el mundo, y hay que trabajar para atender las causas”, enfatizó.

El mandatario reiteró que no deben influir intereses electorales en lo referente al fenómeno migratorio.

“No debe utilizarse con propósitos electorales lo migratorio. (…) Les dijimos que no íbamos a quedarnos callados si se maltrataba a los migrantes y mucho menos si se maltrataba a los mexicanos; hablé del caso del muro, que el presidente (Joseph) Biden ha dicho que no va a construir y está cumpliendo”, expresó.

Reafirmó el planteamiento de unificar el continente americano, de forma similar a la Unión Europea en su momento, con el objetivo de reforzar la región y hacer uso eficiente de los recursos naturales, la fuerza de trabajo, la tecnología y la capacidad de mercado.