Activa INAH cuadrilla de salvamento de arqueología subacuática, en tramo 5 del Tren Maya

El presidente Andrés Manuel López Obrador destacó las labores de salvamento arqueológico que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) realiza en la ruta del Tren Maya, proyecto prioritario del Gobierno de México que conectará las antiguas y nuevas ciudades del mundo maya.

“Recordemos que, independientemente de que se trata de un medio de comunicación, va a unir, integrar todo el mundo maya o una gran proporción de lo que fue la cultura maya mesoamericana; los mil 550 kilómetros”, subrayó.

El director general del INAH, Diego Prieto Hernández, dio a conocer que el tramo 5 sur registra un avance del 10.9 por ciento tras retomar las tareas de excavación de material arqueológico.

“Ya está activa la cuadrilla de salvamento de arqueología subacuática para recuperar material muy valioso y, además, ayudar a la seguridad de los trabajos en este tramo que implica temas delicados de ingeniería; (…) se está trabajando en cavernas, cuevas inundadas, cenotes y está aportando información”, detalló.

El titular del INAH explicó que en el tramo 5 sur se realizan ajustes en la ingeniería a fin de proteger un sitio arqueológico denominado Paamul 2.

“Cuenta con más de 300 edificios, algunos con alturas de más de ocho metros, y va a resguardarse, va a reservarse como un corredor ecológico y arqueológico”, apuntó.

Al exponer el informe mensual de salvamento arqueológico, el director del Instituto puntualizó que los recorridos de prospección del tramo 5 norte se cumplieron en su totalidad con el apoyo de la Secretaría de la Defensa Nacional, institución encargada de este segmento.

“Procederemos a la excavación de poco más de 180 estructuras, bienes inmuebles que tenemos que registrar y recuperar. Estamos también en el diagnóstico de la información arqueológica que nos ofrecerán los tramos 6 y 7”, refirió.

El tramo 3 es el que ha ofrecido mayor información respecto a las costumbres y al desenvolvimiento de las poblaciones que ocuparon la península de Yucatán.

Al 6 de septiembre, el INAH ha registrado y preservado 25 mil 340 bienes inmuebles como basamentos, albarradas y nivelaciones; mil 385 bienes muebles, entre ellos: metates, cerámica y lítica. Además, 423 osamentas, 575 mil 377 fragmentos de cerámica analizados y 816 rasgos naturales asociados al contexto arqueológico como cuevas, pozos y cenotes.

Este material se presentará en museos existentes y en los que se crearán en la ruta Puuc para el disfrute de pobladores, además de turistas nacionales y extranjeros.

El Programa de Mejoramiento de Zonas Arqueológicas (Promeza) trabaja en la antigua ciudad de Edzná, donde concluyeron tareas de prospección arqueológica y levantamiento topográfico en el predio destinado a un Centro de Atención a Visitantes (Catvi).

También iniciaron tareas de restauración del edificio de los cinco pisos, la construcción más grande y representativa de este lugar del antiguo mundo maya.