La Crolumna/Javier Macías García

16 de septiembre, independencia y dependencia

El Senado de la República tiene unos 10 días para deliberar y, en su caso, aprobar la minuta con las modificaciones a cinco ordenamientos legales, en materia de Guardia Nacional. Es que el presidente Andrés Manuel López Obrador quiere cumplir su capricho de anunciar, el 16 de septiembre, la incorporación de la GN a la Secretaría de la Defensa Nacional. Es una fecha significativa para celebrar el aniversario de la Independencia de México y, de paso, el inicio de la dependencia de la seguridad pública de los mandos militares.

Está en manos del presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Senado, Ricardo Monreal Ávila, dar celeridad o no a este proceso legislativo. Y tan lo sabe, que este domingo comentó que analiza los diversos escenarios a los que, de acuerdo a la Ley Orgánica y a la práctica parlamentaria, podría recurrir.

Sin embargo, en un mensaje, difundido a través de sus redes sociales, el legislador no quiso dar a conocer los posibles procesos y escenarios. Adujo que no adelantaba vísperas ni procedimientos, porque quiere intentar construir los acuerdos, primero, al interior del Grupo Parlamentario de Morena y sus aliados y, más tarde, con las demás bancadas y en la Jucopo, donde están representados todos, incluido el Grupo Plural.

Vaya que va a tener unas horas y días de trabajo muy intenso. Sobre todo, porque está, a flor de piel, lo ocurrido la semana pasada: el plantón de los secretarios de Gobernación, Adán Augusto López; de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez; de la Defensa, Luis Cresencio Sandoval, y de Marina, Rafael Ojeda. También la elección de Alejandro Armenta como candidato de Morena a la Presidencia del Senado y la sesión en la que fue electo por la mayoría del pleno cameral.

Monreal, entre líneas, dejó ver que no estuvo de acuerdo con la forma en que la Cámara de Diputados aprobó las reformas a los cinco ordenamientos legales. Matizó. “No calificamos el trabajo de la colegisladora, dado que es un órgano autónomo y al que respetamos, pero en el Senado actuaremos con responsabilidad en este proceso legislativo, tan importante para la vida del país”.

Ello lo obliga a buscar la mejor estrategia. No puede cumplir con todos, con algunos va a quedar mal. De ahí que debe valorar con cuidado su elección. No tiene mucho tiempo, el martes, en la sesión ordinaria del Senado, el Pleno le dará entrada formal a la minuta enviada por la Cámara de Diputados y, en ese momento, ya debe estar tomada la decisión. Por ejemplo, si adopta el escenario del “fast track”, se le vendría encima la oposición y, al final, la aprobarían con la mayoría de Morena y sus aliados.

Así entre el análisis de los posibles escenarios y de la preparación de la narrativa que utilizará con los suyos y con los opositores, se dio su tiempo para ir a su tierra, Zacatecas, en compañía del embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar. Él y sus hermanos, David y Saúl, lo invitaron al santuario de Santo Niño de Atocha.

Fue buena estrategia llevarlo a esa entidad, sobre todo, porque el diplomático, en días pasados, había desplegado una campaña para que sus conciudadanos no visitaran el estado, debido a la creciente ola de violencia. De paso, Ricardo aprovechó para encomendarse a su Santo Patrono, para que lo acompañe en estas horas difíciles, porque va a estar en la mira de todos.

Campaña contra la SCJN

Al presidente López Obrador se le metió en la cabeza que el eje temático del desfile militar del 16 de septiembre será la seguridad pública y los protagonistas los miembros de la Guardia Nacional y que ese día anunciará que la GN pasará a formar parte de la Sedena.

Cuando lo informó tenía en mente tres posibles escenarios: Enviar una reforma constitucional; una iniciativa de ley y publicar un decreto. De hecho, este último era su primera opción. Pero el miércoles 31 de agosto, la descartó y optó por la segunda.

En su análisis, los tres posibles escenarios lo llevan a que sea la Suprema Corte de Justicia de la Nación, la que tome la decisión final. Prevé que los opositores interpongan una controversia constitucional, por lo que dijo que era algo así como lo que se hizo con la Ley Eléctrica. Es decir, espera que cuatro ministros lo apoyen.

Por ello, el viernes emprendió el primer ataque contra los ministros que ha propuesto. Manifestó que se equivocó en sus propuestas; los acusó de que ya en el cargo cambiaron de parecer o ya no están pensando en el proyecto de transformación y de hacer justicia.

Los cuatro ministros que López Obrador ha propuesto son  Juan Luis González Alcántara Carrancá, Yasmín Esquivel Mossa, Ana Margarita Ríos Farjat y Loretta Ortiz Ahlf. Al menos a estos no los va a soltar hasta que se resuelva el tema de la Guardia Nacional.

La información, sepultada como los mineros

En la última semana en las conferencias mañaneras, el presidente López Obrador ha dejado fuera la información sobre los trabajadores atrapados en la mina “El Pinabete”, en Sabinas, Coahuila.

Desde que ocurrió el lamentable hecho, en las conferencias el mandatario tenía comunicación con la titular de Protección Civil, Laura Velázquez Alzúa, quien presentaba un reporte sobre el rescate de los trabajos en la mina.

De repente, el mandatario dejó de hacer el enlace. No se supo nada del asunto, hasta que familiares de los mineros salieron a medios de comunicación a denunciar que querían parar las obras, que les ofrecieron 100 mil pesos de indemnización y edificar un memorial.

Al día siguiente, el presidente salió a confirmar lo de la indemnización, sin decir el monto, y sobre el memorial. Pero aclaró que los trabajos iban a continuar y habló por primera vez del tajo a cielo abierto.

Nuevamente, dejó se dejó de informar y sólo ha respondido a un par de preguntas de los reporteros de la fuente, hasta que este domingo, 4 de septiembre, la Fiscalía General de la República informó que logró que se giraran tres órdenes de aprehensión contra igual número de personas por la probable comisión de delitos, en relación con los hechos ocurridos en el pozo de la minera “El Pinabete”.

Laura Velázquez también dejó de informar en sus redes sociales. Antes lo hacía diario y acompañaba sus textos con fotografías. Apenas este domingo, volvió a subir 3 fotos y el siguiente texto: “Desde el primer día del incidente en la mina #Pinabete hay atención, apoyo y comunicación permanente con los familiares y las esposas de los trabajadores mineros. Continuará la atención personal y el apoyo solidario del @GobiernoMX a las familias afectadas”.