Presentará PAN Acción de Inconstitucionalidad, para evitar que México se convierta en una dictadura

Si la iniciativa recién aprobada en la Cámara de Diputados, también se aprueba en la de Senadores, Acción Nacional sin titubeos junto con los partidos opositores presentaremos la correspondiente Acción de Inconstitucionalidad ante la Suprema Corte, evitando que México se siga militarizando y se convierta en una dictadura.

El dirigente nacional, Marko Cortés Mendoza, recordó que al inicio de este Gobierno Morenista se les dio el voto de confianza aprobándoles por unanimidad que los militares pudieran participar por 5 años en la integración, formación y capacitación de la Guardia Nacional señalando que, en los primeros tres años de su aprobación se está haciendo exactamente lo contrario al mandato constitucional.

De inicio, contrario a lo que dice nuestra Carta Magna, poniendo un militar al frente en lugar de un civil, y segundo, construyendo una policía militar en lugar de una policía civil, tal cual ocurre en las dictaduras, además de forma completamente incongruente, con su “estrategia fallida de los abrazos” doblegando al Estado mexicano frente al crimen, provocando que la violencia e inseguridad se expanda en todo el territorio nacional.

El líder nacional panista recordó que recientemente, Acción Nacional, los partidos y los coordinadores parlamentarios integrantes de la Coalición Va por México, realizaron un compromiso público y firmado, de una Moratoria Constitucional, para “mantener intacta nuestra Ley Suprema”, para cuidar al INE, la democracia y la libertad, para garantizar los derechos humanos y particularmente, para evitar cualquier supuesto que siga militarizando el país.

Por lo que en congruencia con lo comprometido con la sociedad no modificaremos la Constitución, que amplíe el plazo de 5 años que limita la participación militar en la Guardia Nacional, que eran para fortalecer una policía civil con suficiente estructura, capacidad y cobertura territorial, ya que hasta ahora, dicho periodo de tiempo ha sido usado en sentido contrario, para desmantelar las policías civiles federal, estatales y municipales, llevando al país por el camino incorrecto de la militarización y de la fallida estrategia, que incrementó la violencia e inseguridad en gran parte del territorio nacional.

Por lo que señaló, que las veces que sean necesarias le diremos no a la militarización de México, y más cuando vemos que desmantelaron las policías civiles federal, estatales y municipales, llevándonos hacia una militarización que ha representado un rotundo fracaso en la estrategia de seguridad. Por eso, la aprobación de Morena y sus aliados para imponer el control militar, administrativo y operativo sobre la Guardia Nacional es inconstitucional, una trampa para el ejército y que demuestra que a López Obrador se le ha salido completamente de control la seguridad del país.

El presidente nacional del PAN señaló que lo ocurrido en la Cámara de Diputados es un riesgo muy alto para México, porque con ello nos acercamos más a un régimen autoritario y nos alejamos de la democracia.

Aunque el carácter civil de la Guardia Nacional se mantiene intacto en la Constitución, por la defensa patriótica de las y los diputados del PAN y de la Coalición Va por México, en congruencia, Acción Nacional a la brevedad recurrirá a la Suprema Corte de Justicia de la Nación por tratarse de una reforma inconstitucional, sin fundamento.

“López Obrador busca que México se convierta en una dictadura igual que Venezuela, Nicaragua o Cuba y no lo vamos a permitir. Nosotros seguiremos confiando en la autonomía del Poder Judicial, que debe cumplir con la encomienda de proteger la Constitución y defender los intereses de todos los mexicanos y no los de un solo hombre”.

Puntualizó que lo que no entiende el Presidente es que México es un país democrático y no una autocracia, donde manda un solo hombre.

El presidente no entiende que el Poder de la Unión está dividido en tres poderes: Ejecutivo, Legislativo y Judicial. López Obrador no entiende que los ministros de la Corte, representan otro poder, que deben ser autónomos y generar equilibrio, que su responsabilidad es cuidar a México, a la sociedad en general y hacer valer nuestra Constitución y no están ahí para atender los deseos de un solo hombre, que busca instaurar una dictadura.

Nosotros seguimos confiando que la Suprema Corte está integrada por mujeres y hombres libres que defenderán el interés superior de todas y todos los mexicanos.

La incorporación de la Guardia Nacional a la Secretaría de la Defensa Nacional también es una trampa para el Ejército, porque su misión principal es salvaguardar la soberanía del país y con esto el Presidente solo lleva a las Fuerzas Armadas a sobreexponerse y vulnerar la Constitución.

Es nuestro deber proteger el buen prestigio de las Fuerzas Armadas, evitando que caigan en la trampa presidencial, que les endosaría toda la responsabilidad del fracaso de la estrategia de seguridad del presidente López Obrador, que ha provocado que se incremente la violencia e inseguridad en todo el país.

“López Obrador pretende endosar a los militares el fracaso de su estrategia y de las miles de muertes que hay en México relacionadas con el crimen organizado, además de un nuevo intento para vulnerar el federalismo, la autonomía de poderes y la Constitución, ya que en 19 entidades federativas ya hay más elementos de la Guardia Nacional que policías estatales, lo cual es uno de los síntomas más graves para comenzar a militarizar al país”, destacó.

El dirigente Nacional reconoció el trabajo de las y los diputados de Acción Nacional por defender a México, mostrarse valientes en tribuna y exhibir las mentiras e incongruencia de los morenistas que antes de este sexenio rechazaban de manera tajante militarizar al país y ahora son quienes lo promueven y aprueban.

 “Los panistas, de la mano de la sociedad civil, continuaremos luchando para que la Guardia Nacional sí sea civil como mandata la Constitución y que se regresen los recursos necesarios para la seguridad de los estados y municipios”, dijo.

Marko Cortés reprobó que la reforma en sí misma fuera inconstitucional, pues se brincó el proceso legislativo y fue aprobada de manera fast-track, violando la Constitución y la división de poderes desde el primer periodo legislativo.

Con esto, también se debilita aún más a las policías estatales y municipales, justo cuando más deben ser reforzadas ante el incremento de violencia e inseguridad que se vive en el país, provocada por su desmantelamiento y la fallida estrategia de seguridad de “los abrazos”.

Se violan tratados internacionales y resoluciones de cortes internacionales en materia de derechos humanos, y es de sumo cuidado porque los militares están a disposición del Presidente, y teniendo el fuero militar, asumirán tareas de inteligencia y de espionaje contra ciudadanos, tal cual ocurre en las dictaduras.

Finalmente, el dirigente Nacional reiteró el compromiso que le hizo a las organizaciones de la sociedad civil de seguir combatiendo por las vías legislativas y legales la militarización del país, tanto en las tareas de seguridad como en las administrativas, porque son expuestas a la complicidad y a la corrupción.