Comentando… La Ciudad/Luis Repper Jaramillo*

Distractores

Simulación, perversidad para gobernar

López Obrador sigue sacando cortinas de humo, engaños, distractores, balandronadas, como el caso Murillo Karam, la liberación (inmerecida) de la corrupta, tramposa, defraudadora, Rosario Robles Berlanga; medrar con la desgracia de los mineros de El Pinabete, Coahuila, entre varios ejemplos, para desviar la realidad de su decadente sexenio.

Aprovecha estas situaciones para ilegalmente, esconder lo que sus 4 “corcholatas” vienen haciendo: violar la Ley Electoral haciendo campaña electoral –no para lograr la postulación de Morena a la elección presidencial del 24- sino para recorrer el país –con cargo al erario, presupuesto de sus dependencias- que es flagrante robo, asalto, disposición ilegal- de dinero limpio, honesto, transparente que hurtan a los mexicanos cautivos de la SHCP a través de su brazo armado el SAT, para goce, disfrute, usufructo de Claudia Sheinbaum, Marcelo Ebrard, Adán Augusto y Ricardo Monreal, sin que autoridad alguna (desde luego de T4a nadie lo hará) los sometan y obliguen a informar ¿cuánto, de dónde, cómo, quién autorizó, quién supervisa, factura esos dineros? con los cuales los 4 se placean, vuelan, cargan con ayudantes, se hospedan, comen, se desplazan y encabezan mítines y/o reuniones públicas y privadas, en tiempos no electorales.

Por ejemplo, quien dice trabajar -sin dar resultados positivos a los habitantes de la CDMX- la infumable y despreciable Claudia Sheinbaum, cada fin de semana “inventa” giras fuera de la ciudad, con gastos millonarios para ella y sus acompañantes, sin ninguna representación oficial del Gobierno capitalino.

Usufructúa dinero de los impuestos, multas, servicios, sanciones a los capitalinos, visitantes o de paso, que deben invertirse en seguridad, salud, educación, empleo, esparcimiento de los habitantes. En cambio, los gasta, dilapida, prostituye ponderando, promocionando, publicitando su imagen (fea, por cierto), en busca de ganar simpatías de los mexicanos, mientras la otrora “región más transparente del aire” epígrafe que, en 1917 utilizó Alfonso Reyes «Viajero: has llegado a la región más transparente del aire« para su ensayo Visión de Anáhuac, describiendo al Valle de México y el paisaje físico que encontraron en él los conquistadores en el siglo XVI,  mientras la Ciudad sucumbe, se derrumba, pierde su esplendor ante la inseguridad y el cogobierno de la Sheinbaum con los 17 carteles de la delincuencia organizada que controlan la CDMX.

La prueba más contundente de que “la corcholata preferida” del Peje es incapaz de someter al crimen organizado, lo dio ella misma la semana pasada cuando en el Monologo de su Soberbia, de López Obrador, dio un informe presumiendo sus cifras, sus “otros datos”, alharaqueando que la Ciudad de México es la más segura. Se atrevió a comparar con Nueva York, jajajaja.

Durante su gestión de 4 años en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, se acumula la friolera de 4 mil 36 asesinatos dolosos… y contando. No se suman aun los atentados de junio y julio 2022, pero “su ciudad es la más segura”, jajajajaja.

Para desenmascarar sus mentiras, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, presentó las estadísticas de homicidios dolosos en la capital de la república de los últimos Jefes de Gobierno (DF y CDMX) en el mismo lapso de 40 meses: Miguel Ángel Mancera, 2 mil 717, Marcelo Ebrard, 2 mil 509; Andrés Manuel López Obrador, 2 mil 580, Claudia Sheinbaum (corcholata) 4 mil 36, ¿algo de qué presumir?

Pero ella sigue haciendo campaña pre, pre, pre electoral con la bendición de su patrón, el Peje, ignorando, pisoteando, burlando la Ley y al Instituto Nacional Electoral. Aah, despreocupándose, mintiendo, burlándose de los más de 9 millones 209 mil 994 habitantes en la Ciudad (Censo de Población y Vivienda 2020, INEGI) Falta por contabilizar 2021 y 2022. ¡¡a quienes ni ve, ni oye!!

Una vez hecho público las cifras alegres, mentirosas, perversas y viles de la Sheinbaum, el Presidente Nacional del PRD, Jesús Zambrano, salió al paso y calificó de falsa a la preferida de López Obrador, con esta respuesta:estamos ante una descomposición preocupante en la Ciudad, los homicidios y feminicidios se incrementan desde que Claudia Sheinbaum pregona que su gobierno es bueno y ha controlado estos delitos de alto impacto. Eso de que la Ciudad de México es la más segura es falso”

En Nueva York, Claudia, se cometen menos asesinatos dolosos que en la capital de la república.

La desatención, “valemadrismo”, indiferencia del GCDMX provoca –por falta de apoyo a los creadores de empleos-, empresarios, comerciantes, emprendedores, pequeños, medianos y grandes empleadores alcanzar la tasa de desocupación de 5.85%, es decir, 538 mil 782 personas desempleadas (INEGI 2020), falta  por contabilizar 2021 y 2022, que se traduce en igual número de familias, cuyos miembros  se integran a la delincuencia organizada, al comercio informal, subempleo, a la economía del portón (sacar a la puerta de su casa un anafre, comal, tanque de gas para vender garnachas, refrescos, postres, etc. que no paga impuestos, pero quizá, derecho de piso, sí, a cualquiera de los 17 carteles que cogobiernan con la Sheinbaum)

Los apoyos de los programas sociales que se inventó la Jefa de GCDMX, es sólo un paliativo, un apoyo electorero –que ahora en su pre, pre, pre campaña- les cobrará con votos y acarreos a sus mítines, presencia, watts, mensajes, imágenes, memes, etc. a través de las redes sociales. Son cobros de factura por el “apoyo” a adultos mayores, madres solteras, jóvenes construyendo el futuro, etc. no por convicción o afinidad con su causa, sino como amenaza de “si no apoyas” se te retira de los padrones de beneficiarios del gobierno.

Hoy sólo hablaré de la “corcholata preferida” del Peje, o cuando menos el “distractor” para que el “caballo negro” de Tabasco, su compadre, protector, asesor, paisano, larva de Bucareli, Adán Augusto, alcance y gane la postulación. En todo caso, Claudia debe saberlo y juaga el juego perverso del macuspano, para distraer la atención de los mexicanos para él terminar a hurtadillas, su magno proyecto Tren Maya, obra inservible, inútil e innecesaria que ha utilizado para desviar las protestas, inconformidades, recomendaciones, recriminaciones de mexicanos y organismos internacionales por la destrucción parcial de un patrimonio natural, cultural, histórico y sagrado: la selva yucateca.

Para eso utiliza a sus “corcholatas”, creyendo que engaña a los mexicanos. Atenta contra nuestra inteligencia, se engaña, asimismo. Ese gastadero de dinero es un insulto a la pobreza, al abandono, al timo de “primero los pobres” y la pobreza franciscana. Lo sabemos todo o nos enteramos. En 2023 y 2024 se lo demostraremos y cobraremos.

Se supone que Claudia Sheinbaum es funcionaria pública por elección. Consultando el diccionario de la Real Academia de la Lengua, encuentro que “servidor público, es un empleado del gobierno que debe cumplir varios principios éticos y morales para desarrollar con legalidad, honorabilidad, destreza, conocimientos, habilidades y decoro, la encomienda que el voto y/o la designación de un superior le otorgó, para servir, atender y resolver las necesidades de la población”

¿Pero, cuáles son los principios éticos que debe poseer el burócrata?: honradez, lealtad, eficiencia, interés público, perfil profesional, respeto, imparcialidad. Virtudes que permiten desarrollar el encargo (Jefa de Gobierno de la CDMX) con eficiencia, capacidad, resultados positivos y abonar a elevar la calidad de vida de la ciudadanía” De entrada, la Sheinbaum carece de todos

Claudia, sólo tiene “lealtad ciega” a Andrés Manuel, su mesías, los capitalinos no le interesan, los desdeña, ignora, le molestan.

En la T4a estas virtudes, en favor del pueblo están ausentes, porque su compromiso no es servir a la gente, sino cobrar venganza como lo ha dispuesto López Obrador. De la población sólo le importa el voto, la adulación, los acarreos, la guerra virtual en las redes sociales con sus botts, amlovers, chairos, pagados, cuya misión es atacar a detractores y críticos del mal gobierno.

Quien cumple esta misión es la “corcholata favorita”, aunque descuide, por lo que cobra como salario, bonos, prestaciones extraordinarias, financiamiento para su pre, pre, pre campaña, la CDMX. Por ello, fue la primera a la que el torpe e ineficiente Peje “destapo” como aspirante presidencial por Morena. ¿La ciudad? Qué importa, de eso se encargan los carteles de la delincuencia organizada, las larvas claudistas, aunque sean peor que ella, porque desde Palacio Nacional se gobierna la entidad. López se encarga de ello… y lo hace peor.

Claudia arredró banderas tras dos años de (des) gobernar la Ciudad de México. El plan estaba echado a andar con Andrés Manuel: a 2 años de estar en el Antiguo Edificio del Ayuntamiento, en un Monólogo de su Soberbia, en septiembre de 2021, se refirió así a la homicida culposa de la tragedia de la Línea 12 del Metro, el 3 de mayo de 2021, en donde murieron 26 personas y más de 75 resultaron con heridas físicas y psicológicas (y nada le pasó)es una persona honesta (¿sí?), con convicciones, quien me representa y aligera la carga de trabajoEsto bastó para que la mujer se sintiera la futura presidente del país, jajajaja.

Semanas después en una gira de paseo por la CDMX López levantó el brazo de la Sheinbaum, ante el enfado y tragada de saliva de Marcelo Ebrard y Ricardo Monreal, aun no aparecía en escena Adán Augusto.

*Colaborador de los Grupos Editoriales Digitales entresemana.mx, metropolihoy.com, pasaporteinformativo.mx, gustavorenteria.mx, latitudmegalopolis.com, portalhidalgo.mx, grupometropoli.net, radioexpresionmexico.com

lrepperjaramillo@yahoo.com