Debe ser accesible el Código Nacional de Procedimientos Civiles y Familiares, dice Rubén Moreira

En un encuentro con especialistas en materia civil y familiar, en el Estado de México, el coordinador del Grupo Parlamentario del PRI, Rubén Moreira Valdez señaló que el nuevo Código Nacional de Procedimientos Civiles y Familiares debe tener horizonte, las mejores prácticas, un presupuesto que mantenga personal capacitado y que sea accesible para los mexicanos.

Durante su participación en el último foro denominado ‘Legislemos Juntos’, Rodrigo Espeleta Aladro, secretario de Justicia y Derechos Humanos del gobierno del Estado de México, en representación del gobernador Alfredo del Mazo, precisó que un nuevo Código es muy oportuno porque hay una inmensa coincidencia con la justicia cotidiana y la política pública que se ha desarrollado en esta entidad.

En el Museo de Arte Moderno del Estado de México, los diputados federales mexiquenses del PRI escucharon las opiniones sobre el tema de los magistrados Raúl Aarón Romero Ortega y Arlen Jaime Merlos; de Rosamaría Montiel Bastida, presidenta del Colegio de Notarios del Estado de México, y el doctor José Luis Flores González, representante del Colegio de Abogados del Estado de México.

Acompañado por los legisladores Sue Ellen Bernal, Sofía Carvajal, Melissa Vargas, Nelida Ivonne Díaz, Javier Casique, Cristina Ruiz, Laura Barrera, Eduardo Zarzosa, Alan Castellanos, Jazmín Jaimes y Eduardo Murat, Moreira Valdez alertó que una nueva legislación puede tener efectos adversos que hay que observar, ponderar y resolver de forma inmediata para la impartición de justicia.

El diputado federal Miguel Sámano Peralta señaló que un Código nuevo debe integrarse con procedimientos homologados que favorezcan la certeza jurídica y brinde mayor confianza a los mexicanos. Expuso que implementar una nueva legislación tiene que dirimir las controversias más frecuentes a través de procedimientos ágiles, efectivos y oportunos.

Los ponentes coincidieron que este nuevo código contará con procedimientos armonizados para resolver las diferencias legales, así como una homologación en criterios jurídicos de las normas que le sirvan y le brinden más confianza a la ciudadanía. Además, resaltaron la importancia de capacitar a los órganos y titulares del Poder Judicial en las diferentes perspectivas para la competencia y aplicabilidad del nuevo instrumento jurídico.

Por su parte, Enrique Jacob Rocha, vicecoordinador del GPPRI y presidente de la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales de la LXI Legislatura local, expresó que la nueva legislación es un instrumento legal que brindará mayores garantías a los mexicanos en materia de justicia civil y familiar, con una norma más moderna que aprovechará la tecnología y dará voz a la gente.