Imposible hablar de derechos humanos sin las aportaciones de los trabajadores sociales

La actividad de los profesionales de Trabajo Social durante la emergencia sanitaria confirma que es una disciplina viva y en constante evolución, capaz de responder con eficiencia y oportunidad a las demandas que plantean las nuevas realidades sociales, afirmó la directora de la Escuela Nacional de Trabajo Social (ENTS) de la UNAM, Carmen Guadalupe Casas Ratia.

Sin el profesionalismo y solidaridad que han demostrado con la otredad, con los grupos más desvalidos históricamente, los efectos sociales con los que hemos vivido durante los últimos 28 meses de pandemia, serían más graves, agregó durante la inauguración de la Jornada Académica Cultural, organizada por esa entidad académica, a fin de celebrar el Día Nacional de las y los Trabajadores Sociales.

Reconocemos la importante actividad que a diario realizan quienes ejercen esta profesión, “aquellas y aquellos que dan cumplimiento a la labor profesional que adquirimos como gremio para transformar la realidad de personas, familias y comunidades en condiciones de vulnerabilidad social por la vía de las instituciones públicas, privadas o sociales”, añadió en el auditorio Manuel Sánchez Rosado, de la citada entidad académica.

“Sin sus aportaciones durante las últimas cinco décadas, hoy sería imposible hablar de derechos humanos, inclusión social e igualdad de género. Imposible hacerlo desde la visión tradicional asistencialista del Estado o de la iniciativa privada, como en algún momento se dio”, aseveró.

La directora agradeció la presencia en el encuentro de la Red Nacional de Instituciones de Educación Superior en Trabajo Social, y a sus integrantes quienes participan en esta actividad académica titulada “La configuración del ejercicio profesional”, encuentro híbrido que incluye conferencias, seminarios, mesas de discusión, paneles, presentaciones de libros y revistas, entrega de reconocimientos, un programa de radio, además de una carrera atlética, las cuales se llevarán a cabo durante  más de una semana.

Casas Ratia recordó que el 21 de agosto, día de las personas profesionales de Trabajo Social, es un evento emblemático decretado en 2019 por el Congreso de la Unión. “Es un compromiso y una obligación de todo el gremio impulsar a mejores profesionistas para lograr mejores realidades sociales”.

Cabe mencionar que la Jornada Académica Cultural tiene el objetivo de reconocer la importancia de esta profesión y su trascendencia en la transformación de la realidad hacia espacios más justos e igualitarios, especialmente de personas, familias y comunidades en condiciones de vulnerabilidad.

Al hacer uso de la palabra, el secretario general de la ENTS, Efraín Esteban Reyes Romero, dijo que los grandes acontecimientos en la historia de la humanidad han sido la antesala de los procesos de reflexión y cambio social. “Todo indica que con las repercusiones de esta pandemia no será la excepción”.

En esta profesión, afirmó, se trata de escuchar, dialogar, superar los prejuicios que nos atan y de estar dispuestos a transformarnos, al mismo tiempo que construimos con los sujetos sociales con quienes intervenimos, un verdadero cambio social.

Para la secretaria académica de esa entidad académica, María Eunice García Zúñiga, además de celebrar, estudiantes, profesores y profesionales de esta disciplina deben reflexionar sobre su papel histórico, en especial en estos momentos de pandemia, de realidades diversas y nuevos desafíos “en donde estaremos dando respuestas aprendidas y que hemos creado como trabajadores sociales. Celebremos, reflexionemos y demos alternativas”.