Reinaugura AMLO Recinto Parlamentario de Palacio Nacional; Sánchez Cordero la única oradora

El Recinto Parlamentario, reinaugurado este lunes por el presidente Andrés Manuel López Obrador, es una de las obras de conservación más amplias realizadas en Palacio Nacional recientemente, a lo largo de casi dos años.

En la ceremonia de reinauguración, la presidenta de la Mesa Directiva del Senado de la República, Olga Sánchez Cordero, afirmó que México tiene una cuarta oportunidad para consolidar su independencia y su papel en el concierto de las naciones.

Se trata, agregó, de avanzar en la progresividad de los derechos, de defender la democracia, pero también y, quizá de manera más importante, de eliminar la enorme brecha de la desigualdad que priva en nuestro país desde siempre, y que en las últimas cuatro décadas se profundizó con dimensiones históricas, como consecuencia de las políticas neoliberales.

Es fundamental, dijo, olvidar mezquindades partidistas, porque las metas y los objetivos no han sido alcanzados por las generaciones anteriores, por la división, por priorizar el interés personal sobre el bienestar nacional, las contradicciones y la corrupción.

Sánchez Cordero señaló que estos factores “han impedido concretar esos anhelos transgeneracionales de democracia, libertad, justicia e igualdad”.

La senadora aseveró que el presidente Andrés Manuel López Obrador impulsó reformas para que no se destruyan los avances de la Cuarta Transformación de la vida pública del país.

Por ello, recordó una advertencia de Francisco Zarco: “bien lo sabemos, si un día resucita la reacción e intentara destruir cuanto hayamos hecho, pero para ese caso, que es muy remoto, porque el país ha progresado en su adhesión a la libertad, porque los elementos de la reacción son cada día más débiles, para ese caso, que podamos alejar, si nos mantenemos firmemente unidos, dejemos realizadas las reformas, dejemos los hechos consumados, que no puedan destruir esta revolución”.

Dicha advertencia, manifestó, “en estos tiempos decisivos para el país, se actualiza nuevamente”.

La presidenta de la Mesa Directiva fue la única oradora en la ceremonia para reinaugurar el Recinto Parlamentario de Palacio Nacional.

La senadora destacó que ese recinto está construido con una historia entretejida por aquellas personas a quienes les tocó consolidar la Independencia, y el proceso histórico-político que entrelaza las primeras dos grandes transformaciones del país.

Olga Sánchez Cordero reiteró que la salud de la democracia depende en gran medida de la intensa, benéfica y respetuosa relación entre los poderes públicos, por lo que se le debe apostar a la colaboración entre poderes y las instituciones del Estado mexicano. 

“Es necesario aprender de esas generaciones del Siglo XIX, en las que las disputas y divisiones propiciaron las grandes catástrofes del país”, destacó.

Indicó que la coyuntura, así como en el Siglo XIX, exige actuar y vuelve a recordar que no hay libertad sin democracia, ni democracia sin libertad.

La Historia del Recinto Parlamentario

Originalmente edificado entre 1825 y 1829 por el arquitecto Luis Zapari, fungió como sede de la Cámara de Diputados hasta 1872, año en que fue devastado por un incendio. Es importante señalar que este fue el primer edificio construido exprofeso para albergar la representación popular, es decir, al Poder Legislativo.

Cien años después de la conflagración causada por un brasero encendido que dejaron unos trabajadores durante reparaciones que se efectuaban en el techo, en 1972, durante el Año de Juárez fue reconstruido en su emplazamiento original, aunque como una réplica museográfica, con el fin de rendir homenaje a la histórica Asamblea Constituyente de 1856-1857, que es la que actualmente se aprecia.

Por el indiscutible valor cultural de nuestro patrimonio cultural edificado, la Conservaduría de Palacio Nacional llevó a cabo las obras de renovación en la totalidad del Recinto Parlamentario, entre las que se hallan la sustitución de 220m2 de alfombra en la planta baja de la sala principal, 450 de tapiz de tela en graderías del primer y segundo nivel; aplicación de hoja de oro a molduras y elementos ornamentales en las bases de las columnas; mantenimiento de 300 metros lineales de zoclo de madera; conservación integral del tambor ornamental del plafón, que ocupa una superficie de 320m2, y la limpieza y conservación de las placas conmemorativas que se encuentran en el acceso a visitantes, entre varios trabajos especializados más.

La superficie del sitio es de 570m2, de los cuales 390 corresponden a la réplica de la antigua Cámara de Diputados y 180 a la sala vestibular. Justamente en este espacio se realizó una nueva museografía dedicada a la historia constitucional de nuestro país, en una exposición titulada: “México en sus Constituciones”, a cargo de la Dirección General de Promoción Cultural y Acervo Patrimonial y de la Conservaduría de Palacio Nacional.

Con estos trabajos se renueva la reedificación llevada a cabo por del arquitecto Sergio Zaldívar Guerra hace ya 50 años, al frente del equipo formado por la Dirección General de Edificios de la desaparecida Secretaría de Obras Públicas y de la Dirección de Monumentos Históricos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). Para ello, se basaron en fuentes escritas y visuales de la época; entre ellas, la litografía del también arquitecto, escenógrafo y pintor Pedro Gualdi, realizada en 1841, la cual sirvió para definir la arquitectura y los elementos estéticos del recinto.

Acompañaron al primer mandatario: su esposa, Beatriz Gutiérrez Mueller; el secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández; el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubon; la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Shainbaum Pardo; la presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Senadores, Olga Sánchez Cordero; y el presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Sergio Carlos Gutiérrez Luna.