Comentando… La Ciudad/Luis Repper Jaramillo*

Analfabeto funcional

Pueblo iletrado, manipulable

“Un pueblo que no sabe leer ni escribir es un pueblo fácilmente manipulable”.

Con esta frase suficientemente cierta, seguro se despierta cada mañana Andrés Manuel López Obrador, porque a lo largo de 3 años 10 meses… y más,  su Transformación de 4ª, Morena y su incapacidad cultural, ha manipulado a más de 30 millones de chairos, pejezombies, amlovers, aduladores, adoradores, etc. pese a que un buen porcentaje de esas larvas saben leer y escribir, pero su fanatismo los deja manipularse, y mire, no son analfabetas, porque “aprendieron a leer, y no leen”, la realidad de su guía: el manipulador más infame que ha tenido México.

En nuestro país, según el INEGI (2020/2021) existen 4 millones 456 mil analfabetas disfuncionales que no saben leer ni escribir (pero por ser cifras oficiales hay que sumarle entre 50 y 55% -que son las reales-) es decir, 4.7% de la población de 15 años o más.

Tal estadística ubica a México en el lugar 66 de las 193 naciones miembros de la ONU, pese a contar con recursos económicos suficientes, personal capacitado (maestros, pedagogos, psicólogos infantiles, educadoras, etc.) actualizado, responsable. Contar –es lo triste- cada sexenio con planes y programas educativos, y digo lamentable, porque cada vez que termina una administración federal se reinventa el país, la cultura, enseñanza, educación. Se “actualiza” según la filiación partidista del presidente.

Tan sencillo como resolver la definición científica de analfabeta: persona que no sabe leer ni escribir. Entonces atender las cusas, pero…al poder no le conviene que la gente lea y escriba porque un pueblo culto no se deja engañar

Así ha sido a lo largo de la historia política de este país con el PRI, PAN, Morena. Funcionarios, intereses, corrupción, deslealtad, simulación, impunidad, etc. bajo la consigna de “un pueblo ignorante es un instrumento ciego de su propia destrucción” que, con la ayuda del Sistema en turno, manipula a su antojo planes, programas, leyes educativas para mantener en la ignorancia al pueblo.

Y miren de qué manera los perversos gobiernos y partidos acomodan a sus intereses las leyes internacionales en la materia. La ONU dispuso en 1948, a través de la UNESCO, que la adquisición básica de la lecto/escritura es un derecho humano inalienable. En nuestro país más de 4 millones y medio de analfabetas son ignorados, despreciados. La T4a ignora la disposición del organismo multinacional y pese a las cifras alegres del INEGI, el analfabetismo crece exponencialmente.

La actual administración federal: Morena, Transformación de 4ª, López Obrador, no aplica la máxima cultural de Sócrates “la educación nos hace libres” quien consideró que al aprender y educarse el mundo (México) sabrá moverse. Por ello, este fallido sexenio evita, evade, oculta lo que significa “leer para entender, leer para luchar, leer para ser libres”

Basa sus decisiones en que históricamente la cultura y la educación molestan a mandatarios, líderes políticos, reyezuelos (AMLO), pues aplican, es más fácil manejar y manipular al pueblo, que ofrecer educación de calidad.

Luego de este contexto, vayamos a la realidad educativa de este tolerante (¿hasta cuándo?) país. Eternamente los presidentes y su encargado de la educación han preferido adoptar y programar la enseñanza/aprendizaje básico (preescolar, primaria, secundaria, bachillerato, especial) según sus convicciones políticas, de grupo, económicas, personales; es decir, no hay un concepto académico, formativo, de razonamiento, comprensivo, los distancian de la cultura, historia, conceptualización de los hechos, pedagogía, ética, formación integral del objetivo prioritario de la educación: el alumno

En cada época de nuestro querido México cada mandatario acomoda la historia, geografía, civismo, etc. como le iría o iba en su gestión. Por ejemplo, Luis Echeverría ignoró, ocultó a la niñez, los acontecimientos del movimiento estudiantil 1968, la masacre en la Plaza de las 3 Culturas, de Tlatelolco. Ignoró en los libros de texto gratuitos de primaria y secundaria el “Jueves de Corpus” o “halconazo” en el que efectivos militares vestidos de civil (Halcones) arremetieron y asesinaron, el 10 de junio de 1971, a 225 estudiantes de entre 14 y 22 años de edad que marchaban en apoyo a colegas de Monterrey que habían sido reprimidos por la autoridad local. No le convenía a Echeverría que las nuevas generaciones escolares revivieran las dos masacres del gobierno priista (Tlatelolco 1968, Jueves de Corpus 1971.

Cito sólo el caso del recién fallecido LEA, pero cada mandatario desde Díaz Ordaz hasta López Obrador ha adecuado la historia de México a sus intereses y conveniencia

No suelto el tema del analfabetismo, que, a fuer de ser sincero, no es exclusivo de Andrés Manuel, sino viene arrastrándose sexenios atrás (PRI, PAN) y no sólo de Felipe Calderón, como enfermizamente acusa el Coordinador Nacional de México (que por cierto lo hace mal) porque no gobierna y menos sabe cómo se come esto, y poco interés pone y su titular de la SEP.

Hay razones, no políticas, que son las más viles, por las que la iletralidad crece y se arraiga en el país, pero a sus responsables les importa un bledo corregir ¿verdad, Andrés Manuel?

Estas son, dice la UNESCO: la ubicación geográfica de pueblos, aldeas y escuelas, respecto a los centros de Poder. La deserción académica (que las autoridades educativas no impiden) y los bajos recursos económicos del país, ¿bajos en este sexenio? NO. Existe el presupuesto suficiente para enfrentar el analfabetismo, pero, para el gobierno de López Obrador, la educación no es prioritaria.

Primero, cuando implementó su peregrina austeridad republicana (2019) que quitó partidas al sector.

Segundo, limitó recursos a programas aleatorios a la enseñanza, como arte, cultura, especialización en música, danza, etc. Y lo más lamentable, vil, estúpido, fraudulento:  desvío billones de pesos –quitados a instituciones, fondo, fideicomisos, dependencias- para dilapidarlos, gastarlos, despilfarrarlos en sus obras faraónicas inútiles, innecesarias: Tren Maya, Refinería Dos Bocas, Central Avionera Felipe Ángeles, que no son inversiones, sino desperdicio de dinero honesto, digno, honrado (nuestros impuestos, multas, sanciones, etc.) Construcciones que quitaron dinero a programas educativos, culturales, de formación académica, primordiales como combatir, erradicar el analfabetismo. Esto “le vale madres”

Además de lo anterior otra incapacidad de López Obrador es su falta de visión a futuro sobre la niñez, educación y enseñanza/aprendizaje, pues su imposición en la Secretaría de Educación Pública la hace por escala estimativa, no por capacidad, experiencia, perfil profesional para el cargo.

López lo ha dicho reiteradamente, lo más importante en su gabinete es la lealtad, a él, aunque el designado carezca de conocimientos para el cargo. Es decir, 90 por ciento lealtad, 10% capacidad.

Durante su sexenio, 2018 a la fecha, ha tenido 3 titulares en la SEP improvisados, sin conocimiento del sector (2 mujeres, Delfina Gómez y Leticia Ramírez) fueron maestras de grupo, ambas, en promedio ejercieron 12 años su labor. Dejaron de hacerlo hace 22 y 28 años, es decir, están desconectadas de la realidad educativa. Gómez, una rata corrupta. Como política, fue Presidenta Municipal de Texcoco, Edomex, por Morena, en donde robó, defraudó, desfalcó a sus trabajadores con el famoso diezmo. Es decir, 10 por ciento del salario del empleado (en efectivo) descontaba para “la causaelectorera de ella y de AMLO

Ramírez, durante 28 años (desde que dejó las aulas) es amiga íntima de Andrés Manuel. Se ha dedicado a atender demandas ciudadanas en los gobiernos del DF, con López y luego con Ebrard. Al llegar el tabasqueño a Palacio Nacional se incorporó como Directora de Atención Ciudadana. Su relación con cualquier actividad educativa la dejó hace 28 años. O sea, de educación sabe absolutamente nada. Su única gracia es ser leal, larva y amiga de Andrés.

Esteba Moctezuma, primer Secretario de Educación de la T4a. Economista de profesión. No es pedagogo, profesor, educador. Hoy flamante Embajador de México en Estados Unidos, obsequio que le dio López. Fue titular de la SEP de 2018 a septiembre de 2021.

El paso Esteban, Delfina y Leticia por la oficina de hombres de cultura, letras, amor por los niños y su futuro, como Justo Sierra, José Vasconcelos, Agustín Yáñez, Jaime Torres Bodet, Don Jesús Reyes Heroles, Otto Granados y más, es un insulto a la educación pública, a la inteligencia de los mexicanos, una mentada de madre al futuro de las próximas generaciones de mexicanos dignos.

Nada bien le espera a México con esta triada de incapaces en la SEP, son tan ineficientes como la Transformación de 4ª, misma y el analfabeto funcional, Andrés Manuel, que prefiere la lambisconería de sus colaboradores, que la capacidad e inteligencia de un funcionario profesional.

*Colaborador de los Grupos Editoriales Digitales bajosello.org, agencialibertad.com, elinfluyente.mx, endirecto.mx, lagacetametropolitana.com.mx, algrano.mx

lrepperjaramillo@yahoo.com