Censida y organizaciones de la sociedad civil impulsan medidas contra la viruela símica

Una prioridad en el control de la viruela símica reforzar la información sobre prevención de esta infección, principalmente en poblaciones vulneradas y con alto riesgo de exposición, afirmó la directora del Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH y el Sida (Censida), Alethse de la Torre Rosas.

En ese contexto, la titular del Censida encabezó el foro virtual en coordinación con los líderes comunitarios, para reforzar las medidas más efectivas para que las personas con más riesgo de adquirirla tengan acceso a toda la información disponible hasta el momento, basada en evidencia científica y libre de estigma o discriminación. De esta manera, la población contará con herramientas para decidir sobre el autocuidado en salud. 

Destacó la participación de las organizaciones de la sociedad civil que expresaron posicionamientos necesidades para hacer frente a esta emergencia de salud. 

De la Torre Rosas dio a conocer que las y los profesionales que laboran en unidades del sector público de salud reciben capacitación sobre prevención, detección, tratamiento y control de esta enfermedad. Explicó que la viruela símica dura en promedio 21 días; inicia con fiebre y malestar general, aunque no todas las personas contagiadas presentan estos síntomas; después aparecen una o más lesiones en la piel que se pueden presentar en la zona genital, región peri-anal, tronco, cara y extremidades. Estas ámpulas se convierten en costras que después se desprenden. 

Durante la mesa de discusión para dar respuesta comunitaria a la viruela símica, De la Torre Rosas aclaró que a diferencia de COVID-19, la viruela símica se transmite principalmente por contacto directo con las lesiones o superficies no desinfectadas.

La especialista recomendó a las personas con síntomas aislarse y realizarse la prueba. Recordó que los datos de alarma para acudir de inmediato a una unidad de atención son: tos, dificultad para respirar, aumento o cambios en el número de lesiones, incremento de dolor, fiebre persistente, náuseas, vómito y dificultad para tragar, dolor ocular o alteraciones de la visión, mareos y confusión. 

Puntualizó que las medidas de prevención son similares a las de COVID-19, es decir, mantener la sana distancia, lavado frecuente de manos con agua y jabón o aplicación de gel antibacterial y uso correcto de cubrebocas. La información disponible hasta el momento sobre esta infección se puede consultar en  la página viruela.salud.gob.mx

La directora general del Censida informó que el 1° de agosto, la Secretaría de Salud publicó la Guía para el manejo médico de los casos de viruela símica, que es resultado de un esfuerzo interinstitucional para brindar información a todo el personal del sector Salud del país sobre las medidas preventivas y control de la infección, así como las Recomendaciones para las unidades médicas que atienden a personas con VIH frente a la emergencia sanitaria de la viruela símica.

Adelantó que el Grupo Técnico Asesor de Vacunación (GTAV) en México revisa la evidencia científica disponible para valorar la pertinencia de la vacunación contra la viruela símica, toda vez que la disponibilidad internacional es limitada. 

Asimismo, se trabaja en el establecimiento de protocolos de prevención y tratamiento en las unidades médicas seleccionadas por la Secretaría de Salud de cada entidad federativa para la atención de la infección.

El control de la viruela símica es un compromiso de todos los sectores de la población, las secretarías de Salud federal y estatales, las instituciones de seguridad social, de derechos humanos, organizaciones de la sociedad civil y población en general, subrayó.

El último reporte de la Dirección General de Epidemiología disponible en viruela.salud.gob.mx precisa que 94 por ciento de contagios corresponde a hombres y seis por ciento a mujeres; del total de varones que se infectaron, 45.6 por ciento tiene de 30 a 39 años.