Rinde Sánchez Cordero informe de actividades; el Senado cumple con garantizar pluralidad, afirma

La presidenta de la Mesa Directiva, Olga Sánchez Cordero, afirmó que la salud de la democracia mexicana depende, en gran medida, de la intensa, benéfica y respetuosa relación entre los poderes públicos, así como de la colaboración entre las instituciones del Estado. 

En la presentación de su Informe de Actividades Legislativas, la senadora agregó que “nuestro tiempo exige actuar bajo una óptica pluralista y democrática, que permita buscar nuevos caminos de unidad en el ejercicio de las mayorías parlamentarias, para dar respuestas reales al bienestar de la nación”. 

Sánchez Cordero expresó que en el Parlamento debe garantizarse que siempre esté representada la diversidad social, política y cultural de una nación, por lo que negar esta realidad implica cerrar las instituciones al pueblo y cuando eso sucede, la sociedad, inevitablemente las cimbra.

Subrayó que durante el Primer Año de Ejercicio de la LXV Legislatura, el Senado de la República cumplió con el cometido de representar la pluralidad de voces que define el pacto federal, pues “siempre busqué que se expresaran todas las fuerzas, sus visiones y sus posiciones políticas”.

La salud de la democracia mexicana, afirmó, depende, en gran medida, de la intensa, benéfica y respetuosa relación entre los poderes públicos; por ello “debemos apostar por la colaboración entre poderes y las instituciones del Estado mexicano”.

Olga Sánchez agregó que en todo momento propuso una Presidencia de la Mesa Directiva respetuosa, plural e imparcial con todas las expresiones, que permitiera posicionar las diversas posturas políticas de cada una de las senadoras y senadores, fueran de minoría o de mayoría.

En este sentido, reconoció la labor que impulsó la Junta de Coordinación Política, que preside el senador Ricardo Monreal Ávila, ya que gracias “al oficio político y talante democrático de las y los coordinadores de los Grupos Parlamentarios, pudieron alcanzarse acuerdos por el bien de México”.

Refirió que sin duda hubo momentos álgidos en los debates, pero con trabajo, prudencia, responsabilidad, respeto y gran compromiso institucional, las y los senadores construyeron un espacio de diálogo parlamentario, que permitió transitar a un estadio de reconocimiento mutuo entre las fracciones y la Mesa Directiva.

La legisladora precisó que ejerció la Presidencia de la Mesa Directiva durante 55 sesiones ordinarias, más de cinco sesiones solemnes, entre las que se incluyeron las entregas de dos medallas “Belisario Domínguez”, a la senadora Ifigenia Martínez y al doctor Manuel Velasco Suárez; dos reconocimientos “Elvia Carrillo”, a Daphne Cuevas Ortiz y Laura Martínez Rodríguez; y un premio “Rosario Castellanos”, a la escritora Elsa María Cross y Anzaldúa.

Durante su gestión, apuntó que la Mesa Directiva impulsó el cumplimiento puntual de las resoluciones de los órganos jurisdiccionales, siempre con apego a derecho, así como la obtención del 100 por ciento en la verificación vinculante sobre el cumplimiento de obligaciones de transparencia que realiza cada año el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI).

Al interior del Senado, indicó, se respaldaron y promovieron los procesos de capacitación, impulsados para que el personal de la Cámara cuente cada día con mayores herramientas profesionales que coadyuven al mejoramiento y desempeño profesional e institucional.

Además, con apoyo de la Comisión para la Igualdad de Género, presidida por la senadora Martha Lucía Micher Camarena, y la Unidad Técnica para la Igualdad de Género, que dirige la Maestra Sulma Campos Mata, se impulsaron acciones importantes para el empoderamiento de las mujeres, así como para garantizar la igualdad sustantiva de mujeres al interior del Senado.

Informó que, por primera vez, la Presidencia de la Mesa Directiva estableció un sistema para la integración de parámetros para medir el impacto de las iniciativas que se aprueban en la Cámara de Senadores.

Sánchez Cordero manifestó que es necesario seguir encontrando coincidencias para sacar adelante las reformas que el país quiere, “tal y como lo hicimos durante este año, al lograr que el 80 por ciento de las votaciones fueran unánimes”.

El trabajo legislativo, subrayó, fue muy fructífero y estableció en la Constitución el derecho de las víctimas a la verdad, la justicia, la memoria, la reparación del daño y la garantía de no repetición; la creación de un banco de datos genéticos que permitirá agilizar la búsqueda de personas desaparecidas; los cambios legales para mejorar la coordinación y profesionalización de las instituciones policiales y de procuración de justicia.

Asimismo, reformas para combatir el reclutamiento forzado de niñas, niños y adolescentes; y las reglas para la aplicación de la prisión preventiva. También se impulsaron reformas en materia de pensiones para adultos mayores; para la atención de enfermedades raras; y el reconocimiento de derechos laborales de personas menstruantes.

Recordó que en la Asamblea Anual Ordinaria de la Unión Interparlamentaria (UIP), ante Naciones Unidas, en la mesa sobre “las crecientes dificultades económicas como amenaza para el desarrollo sostenible”, propuso a las naciones del mundo, procurar un Sistema Nacional de Cuidados.

Ante el Tribunal de Justicia y el Parlamento Europeos, promovió la interlocución del Estado Mexicano, y expuso el rol del Senado, para continuar con el proceso de aprobación y ratificación del Acuerdo Global entre México y la Unión Europea.

La senadora destacó que presentó una iniciativa para eliminar las barreras que impiden a mexicanos no nacidos en el territorio nacional ejercer cargos públicos; paramodernizar al notariado público; para el ahorro de papel; en materia de autonomía de Poderes Judiciales Locales, buscando garantizar la carrera judicial, la inamovilidad, mecanismos más transparentes de designación y la autonomía presupuestal.

También impulsó una iniciativa para fortalecer la autonomía de las fiscalías de las entidades federativas; para atender la depresión perinatal y postparto; crear la Comisión Nacional Anti-Homicidios y Anti-Feminicidios; perseguir y castigar los feminicidios y la tentativa de feminicidio, para judicializar los casos de violación.

La legisladora puntualizó que es fundamental seguir dando pasos en el desarrollo de las instituciones, los cuales deben garantizar que no haya retrocesos en la progresividad de derechos.

En tanto, el presidente de la Junta de Coordinación Política, senador Ricardo Monreal Ávila, felicitó a la senadora Olga Sánchez Cordero por la conducción imparcial y profesional con la que se desenvolvió durante el último año al frente de la Mesa Directiva.

La Presidenta actúo con dignidad, decoro e independencia, aseveró el coordinador del Grupo Parlamentario de Morena; “es una mujer extraordinaria y única, una mujer que admiro y que quiero”.

Asimismo, el legislador subrayó que, durante los últimos cuatro años, el Senado ha tenido un respaldo y respeto irrestricto del Presidente de la República, pues “ni hemos tenido palomas mensajeras, ni mucho menos gavilanes amenazantes”.

En ese sentido, destacó que las y los legisladores han actuado con rectitud, autonomía e independencia, lo cual ha respetado el titular del Ejecutivo; “nunca hubo tanto respeto para un órgano de deliberación tan importante como el Senado de la República”.

Monreal Ávila enfatizó la labor de las y los coordinadores parlamentarios, pues su apertura ha permitido concertar acuerdos por el bien de la ciudadanía. El 80 por ciento de los productos legislativos han sido aprobados por unanimidad, lo cual se debe al diálogo y al encuentro, sostuvo el senador.

También asistieron el senador Julen Rementería del Puerto, coordinador del Grupo Parlamentario del PAN; Miguel Ángel Osorio Chong, coordinador del PRI; Clemente Castañeda Hoeflich, de Movimiento Ciudadano; Geovanna Bañuelos, del PT; Sasil de León Villard, del PES; Miguel Ángel Mancera Espinosa, del PRD; y por el PVEM, el senador Raúl Bolaños Cacho Cué.