A la baja, contagios, hospitalizaciones y defunciones por Covid-19, asegura López-Gatell

Durante las últimas cinco semanas, las 32 entidades federativas se encuentran en descenso de contagios, hospitalizaciones y defunciones por COVID-19, destacó el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez.

En El Pulso de la Salud, durante la conferencia de prensa matutina que encabezó el presidente Andrés Manuel López Obrador, López-Gatell señaló que la ocupación hospitalaria se sitúa en ocho por ciento para camas generales y cinco por ciento en las que tienen ventilador mecánico para pacientes críticos con COVID-19.

Confió en que seguirá la disminución hasta llegar a los niveles mínimos que en algún momento se alcanzaron en el país, y recordó que la epidemia sigue activa en forma asincrónica en todo el mundo; algunas predicciones indican que el contagio predominará en invierno y disminuirá en de verano.

López-Gatell Ramírez precisó que el mapa del Semáforo de Riesgo Epidemiológico COVID-19, sólo se utiliza como herramienta de evaluación continua y no como un medio de comunicación o alertamiento; no obstante, en este momento, todas las entidades del país se encuentran en verde.

En cuanto a la vacunación, dijo que el avance es acelerado en niñas y niños de cinco a 11 años, y hasta el momento alcanza 40 por ciento.

En la mayoría de las entidades están vacunando a la población de ocho años y en algunas regiones como la Ciudad de México, a las personas de siete años. “Y así continuaremos hasta llegar a quienes tienen cinco años”, puntualizó.

Hasta el momento, el avance de la vacunación es de 91 por ciento en la población adulta, y 56 millones 902 mil 222 han recibido la dosis de refuerzo.

En cuanto a la operación de consultorios médicos adjuntos a farmacias, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud señaló que cubren una necesidad en condiciones precarias, pues sólo atienden enfermedades leves como gripes o dolores de cabeza, y no padecimientos como diabetes, hipertensión, afección pulmonar o cardiaca crónica; incluso pueden poner en peligro la salud y la vida.

Además, su personal médico es contratado eventualmente y tiene la presión de prescribir múltiples medicamentos. Reconoció que su operación no puede ser cancelada de tajo hasta que el sistema público garantice la gratuidad, la universalidad y brinde servicios con calidad.