Advierte AMLO que repetirá su estrategia de ley energética, con su propuesta para Guardia Nacional

El presidente Andrés Manuel López Obrador advirtió a la oposición que enviará una iniciativa de reforma constitucional para que la Guardia Nacional pase a formar parte de la Secretaría de la Defensa Nacional y que, si no se aprueba por el Congreso, también enviará una iniciativa de Ley, a fin de que, si los legisladores promuevan una controversia constitucional y que sea la Suprema Corte de Justicia de la Nación, la que tome la decisión final. Dijo que es algo similar a lo que hizo con la Ley Eléctrica.

En la conferencia mañanera reveló su estrategia: “Entonces, yo voy a enviar una iniciativa de ley para la reforma constitucional, pero voy a hacer lo mismo que hice con la reforma a la ley eléctrica. Como sé que los conservadores están en huelga, no legislan, ojalá y no cobraran, no están trabajando y todo lo rechazan, entonces no vamos a tener posiblemente la mayoría absoluta, las dos terceras partes, pero sí podemos tener mayoría de votos en la Cámara y en el Senado y podemos con eso modificar leyes sin dejar de presentar la iniciativa de reforma constitucional. Si no se aprueba la reforma constitucional, pues se va a aprobar la reforma de ley y ya lo anunciamos”.

El mandatario dijo que la oposición está en su derecho, van a ir a la Suprema Corte a impugnar, “a decir que es inconstitucional la ley que vamos a presentar para ver si se aprueba en el Congreso. Entonces, va a ser el Poder Judicial el que va a resolver”.

Insistió en su estrategia: “Así fue, repito, cuando la reforma eléctrica. Sabía yo que estos legisladores conservadores, vendepatria, traidores a la patria, no iban a defender a las empresas públicas de México, no iban a defender a la Comisión Federal de Electricidad iban a defender a las empresas extranjeras, como lo han hecho, a Iberdrola, y no me equivoqué, así fue”.

López Obrador recordó que presentó la ley; por mayoría el Congreso aprobó dicha ley. Los legisladores acudieron a la Suprema Corte y allá se resolvió que era constitucional lo que se estaba planteando.

“Soy presidente de México y creo que conviene el que la Guardia Nacional quede como una rama de la Secretaría de la Defensa, para que se le dé estabilidad en el tiempo y no se corrompa, y siga cumpliendo con su función de garantizar la seguridad pública. Es algo parecido a lo que estoy promoviendo en el Tren Maya y en los aeropuertos”, precisó.

El mandatario dijo que la Guardia Nacional va a seguir siendo una institución de carácter civil, que dependa de la Secretaría de la Defensa Nacional.